Ir a contenido

periodismo de investigación

Pampliega entrevista a secuestradores venezolanos en Cuatro

El prestigioso reportero madrileño estrena el jueves la segunda temporada de su serie de documentales de actualidad

EL PERIÓDICO

Vídeo promocional de la serie de Cuatro  ’Pasaporte Pampliega’. / Cuatro (Mediaset)

Antonio Pampliega, el reportero de guerra que estuvo 299 días secuestrado por los yihadistas de Al Qaeda en Siria, regresa este jueves, 7 de marzo (22.45), a la cadena Cuatro con la segunda entrega de 'Pasaporte Pampliega' (22.45 horas), serie documental que comienza con la entrevista a unos secuestradores venezolanos.

En esta nueva temporada, el periodista madrileño también se infiltra en el Ku Klux Klan de EEUU y viaja a Afganistán para mostrar cómo son los matrimonios concertados a los que someten a las niñas. 

"Empiezo la temporada enfrentándome a mis miedos y mis fantasmas -explica Pampliega-. Abrimos el programa con una imagen inédita que no se ha visto jamás en televisión: soy yo, grabado por Al Qaeda, mientras me están obligando a leer una nota". Se trata de unas imágenes que el propio Pampliega asegura no haber visto hasta ahora y suponen para él una manera de dar "un paso al frente" para ser consciente de lo que le pasó durante su largo periodo de cautiverio. 

Antonio Pampliega, en Barcelona en el 2017. / CARLOS MONTAñés 

Tras esta impactante imagen el primer programa de 'Pasaporte Pampliega' muestra  como él y su equipo viajan a Caracas, la capital más violenta del mundo: 90 homicidios por cada 100.000 habitantes. Esto supone que, cada cuatro horas, un venezolano es asesinado. En la ciudad también se denuncian unos 600 raptos al año, siendo el secuestro 'exprés' el delito que más ha aumentado en el país en los últimos años, ya que es la manera más fácil de lograr dinero.

Pampliega se reúne con un grupo de secuestradores en su guarida de Petare, uno de los barrios más convulsos. Allí conoce a 'Gato', un expolicía que debido a la precariedad económica pasó a la delincuencia. Este le explica al periodista el funcionamiento de las 'neveras', donde los raptores ocultan a sus víctimas hasta que la familia paga el rescate (unos 250.000 euros).

Pampliega también habla con los familiares de secuestrados, muchos de ellos españoles (en Venezuela viven más de 200.000), una nacionalidad que es un objetivo habitual ya que muchos son empresario con un alto nivel de vida. 


"Además de todos los personajes que tenemos, que son muy potentes, este primer programa supone una prueba de fuego para mí, porque por primera vez me puedo sentar delante de un secuestrador y preguntarle por qué cojones hacen lo que hacen", explica Pampliega. El reportero recalca que es interesante ver cómo los sujetos se quedan sin palabras cuando este les explica que él ha estado secuestrado por gente como ellos. "Merece la pena por eso y por todas esas personas a las que damos voz y denuncian cómo viven en un país como Venezuela", afirma. 

Otros destinos 

Los secuestradores de Caracas son el foco principal de esta primera entrega, pero a lo largo de la serie Pampliega dará a conocer otras realidades impactantes. Ha viajado a Colombia para verse cara a cara con sicarios, ha explorado la peligrosa ciudad de Los Cabos (México), se ha infiltrado en el siniestro Ku Klux Klan de EEUU (con dificultad, puesto que el periodista levanta sospechas en ese país por su largo periodo de cautiverio en manos de yihadistas) e incluso ha regresado a Afganistán, país en el que se curtió como reportero de guerra, y donde ha investigado el sometimiento de niñas a matrimonios concertados.