Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

TV-3: la paja en ojo ajeno y la viga en el suyo

Ferran Monegal

Parodia de Ana Rosa Quintana (Polònia, TV-3). / TV3

Algún directivo de TV-3, aun sabiendo que cometía pecado mortal, se ha puesto a mirar de pronto las cadenas televisivas de las tinieblas exteriores, las que tienen sede central en Madrid, y se ha horrorizado mucho. Ha visto que no hablan, ni retratan, el juicio del procés como a él le gustaría. Y ha dado orden a los programas del artefacto de Sant Joan Despí que incidan en el asunto.

En  el Telenoticies vespre, por ejemplo, hicieron el jueves una edición especial de su Contraportada, enseñando momentos de las teles madrileñas en que dedican gran atención a los testigos españolistas del juicio, y hasta ampliaron su caza de brujas a portadas de diarios de prensa escrita. También en Polònia, por poner solo otro ejemplo, nos dieron su versión en su habitual clave sarcástica del asunto. Sacaron a su Torra haciendo zapeo, y pilló a Susanna Griso en Espejo público diciendo:  «Vamos a hablar del juicio que esta en boca de todos... ¡De la muela del juicio!». También a Ana Rosa Quintana en Tele 5, que destacaba como gran noticia del día: «¡Se ha batido el record de corte de uñas de los pies, con motosierra!». Y Ferreras en Al rojo vivo anunciando: «Vamos a dar voz a los políticos catalanes. Hoy con nosotros ¡Rivera, Girauta, Dolors Montserrat y Josep Borrell!». ¡Ah! Nos hemos reído mucho. Y nos hubieramos reído más todavía si hubiesen parodiado también el Tot es mou, con el abnegado Gonzalo Bernardos siempre puesto ahí como ejemplo de culposo pecador, hereje, mal catalán y detestable unionista, rodeado siempre por tres o cuatro cofrades de la causa processista, más la presentadora que repica y a la vez oficia la misa.

También se podía haber añadido una caricatura de El Palmar de Troya FAQS, que allí siempre contratan a algún abominable disidente y queda incinerado en la pira. O cualquier edición de los Telenotícies, incansables buscadores de briznas de religiosidad indepe en el mundo, por insignificantes que sean, y maestros en el arte de editar y esconder noticias y declaraciones de ateos, por importantes que sean, pero que no se deben enseñar porque son paganos y no comulgan. Es lo que pasa cuando la información queda en manos de cheerleaders. Desaparece el periodismo. La realidad se transforma a gusto de los animadores y hooligans de cada equipo. ¡Ah! En TV-3 advierten paja en ojo ajeno. No les interesa ver la enorme viga que han instalado en el suyo.