Ir a contenido

INICIATIVA PIONERA

LA CCMA presenta el estatuto profesional de los medios audiovisuales

El documento, además de amparar a los profesionales de informativos de deportes de TV-3 y Catalunya Ràdio, se hace extensivo al resto de los diferentes ámbitos

INÉS ÁLVAREZ

El logo de TV-3, en unidades móviles en los estudios de Sant Joan Despí.

El logo de TV-3, en unidades móviles en los estudios de Sant Joan Despí. / ALBERT BERTRAN

La Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) y el Col·legi Professional de l’Audiovisual de Catalunya (CPAC) han presentado este miércoles, 20, el nuevo Estatut Professional dels Mitjats de Comunicació de la CCMA. El documento, una evolución del vigente hasta ahora, que amparaba solo a los profesionales de informativos y deportes de TV-3 y Catalunya Ràdio, se hace extensivo al resto de profesionales de los difererentes ámbitos vinculados a la creación, producción y emisión de contenidos: redactores, guionisgtas, documentalsitas, lingüistas, productores, técnicos, realizadores y diseñadores, entre otros.

El nuevo estatuto, pionero en el sector audiovisual en Europa, que fue aprobado en 19 de diciembre del 2018, recoge en su articulado los derechos y deberes de todos esos profesionales de televisión, la radio y los medios digitales, entres los que se encuentran la cláusula de conciencia, el secreto profesional y los derechos de autor. 

Una herramienta útil

En el acto de presentación en el Col·legi Professional de l’Audiovisual de Catalunya (CPAC), han intervenido Marta Fernàndez, decana del CPAC; Rita Marzoa, consejera de la CCMA; Manuel Barrios, en representación del equipo de trabajadores del ámbito de programas de la CCMA, impulsores de este nuevo estatut, y Emma Teodoro, investigadora del Institut de Dret i Tecnologia de la UAB, que ha colaborado en el asesoramiento y redacción del texto. 

Entre las intervenciones de los asistentes destacaron la de Neus Bonet, decana del Col·legi de Periodistes, que además de ofrecer la máxima colaboración "ahora que hay un consumo de información y las fronteras entre la información y el entretenimientos son imperceptibles". También el de una representante del comité de TV-3, que admitió: "Pensaba que habría una resistencia institucional y estoy sorprendida de que no ha sido así", y que deseó "que sea una herramienta útil". Por su parte, Francesc Llovet, uno de los impulsores, mostró su confianza en que sea "una herramienta de comunicación con la sociedad y el poder político".