Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Nueva sacerdotisa en el templo

Ferran Monegal

Josep Bou dio esta camiseta a Cristina Puig. 

No he advertido cambios sustanciales en el templo con la llegada de la nueva sacedotisa. En su debut en FAQS (TV-3), Cristina Puig ha seguido la estela de sus dos predecesores. Incluso la vimos vestida también con una delicada camiseta, un potente trabajo –creo que del diseñador lleidatà Jordi Calvís–, en el que se ve a una simpática manola flamenca, con traje de faralaes, haciendo una contundente butifarra con su brazo izquierdo. También la estructura del oficio de la misa sigue siendo idéntico. Se había especulado mucho acerca de este cambio repentino de presentadora. Dado que este programa depende del área de informativos de TV-3, acreditados expertos en los fondos de armario de Sant Joan Despí intuían que este cambio de oficiante obedecía a un avance de las fuerzas vivas periodísticas de la seva afines a ERC, y a un retroceso de las que siguen mirando embelesadas hacia Waterloo. Por ahora no se nota esta intuición. Ya veremos.

Sobre Cristina Puig debo decir alguna cosa. La conocí años atrás, cuando estaba en TVE. Allí las escuadras del PP le practicaron un catenaccio bochornoso. Y como ella no se callaba y defendía los planteamientos periodísticos, y no las consignas impuestas, la despidieron por «indisciplinada y desobediente»Desde entonces siento por Cristina un gran respeto.

El gran golpe de su debut en FAQS ha sido invitar al alcaldable del PP por Barcelona, el industrial panadero Josep BouEl gesto de regalarle a Cristina una camiseta que ponía «La República no existe, ¡idiota!» fue iridiscente. Pero no sé por qué la frase estaba en castellano. Fue dicha en catalán, que tiene más mérito. Bou demostró que en política todavía está muy verde. No quedó claro lo que quiere hacer con Barcelona. Es posible que quiera transformarla en una gran panificadora. No es mala idea. Estoy hasta el gorro de la mala calidad del pan que nos venden. Tampoco tiene claro qué hacer con TV-3. Dijo: «Hay que abrirla». O sea, no tiene ni idea. Bien mirado, es bueno que no sepa. Los  políticos, o los que juegan a política, no deben meterse en cosas tan serias como el periodismo o el derecho a la información.

Yo deseo poder dejar de colocar pronto la palabra sacerdotisa sobre la presentadora. Espero, y deseo, que Cristina, en la medida de sus fuerzas, deje de ser oficiante de un templo y que FAQS abandone su carácter parroquiano de Palmar de Troya.