Ir a contenido

FINAL CON SORPRESA

Famous gana 'OT' y el 'talent' se toma un descanso

El sevillano se llevó el triunfo con el 36% de los votos y Alba Reche queda segunda con el 35% y Natalia tercera con el 29%

Inés Álvarez

El ganador de ’OT 2018’, con Sabela, Julia, Natalia y Alba Reche.

El ganador de ’OT 2018’, con Sabela, Julia, Natalia y Alba Reche. / EFE / JOSEP ECHABURU

La del miércoles partía como una final muy reñida y las quinielas situaban al ganador entre Natalia, Alba Reche y Famous. No obstante, no se pudo evitar la sorpresa de ver cómo la pamplonica Natalia («la perfecta» según el jurado), se tenía que conformar con el tercer puesto de OT 2018 y que el flow del sevillano se imponía al duende de Reche. Aunque solo fuera por un ¡1%!, ya que se hizo con un 36% de los votos de los telespectadores frente al 35% que logró la alicantina. Poco antes, se habían encaramado al podio del cuarto y quinto puesto, la gallega Sabela y la gaditana Julia, respectivamente.

Pero las sorpresas no solo se produjeron esa noche, porque al día siguiente, en la rueda de prensa que se celebró el jueves con el ganador y las cuatro finalistas (Alba Reche,Natalia, Sabela y Julia), Toni Sevilla, director  de Contenidos de TVE admitía: «OT tiene que descansar, porque tenemos que cuidar mucho este formato que nos da muchas satisfacciones». Poco antes,  Tinet Rubira, director de Gestmusic, había confesado: «Estamos agotados. Necesitamos cargar pilas, pero nos vamos muy contentos». Y Noemí Galera, directora de la Academia y de Casting : «Como dice  Javier Ambrossi, es una edición para enmarcar. Con todo lo bueno y todo lo malo». «Una edición de sonrisas y lágrimas», según Rubira.

Música y donaciones

Las sonrisas las han puesto los concursantes que han llegado a la final, sobre todo el sevillano de origen nigeriano que, tras interpretar And I’m telling you I’m not going, de Jennifer Hudson, se llevaba el triunfo y los 100.000 euros. Aunque él, en lugar de felicidad, mostraba una cara de perplejidad. «Estoy alucinando», decía al día siguiente, aún sumido en ese «estado de shock». «Parte del dinero lo daré a mis padres, compraré un piano, estudiaré música y donaré algo a una oenegé», había declarado en el Chat que sigue cada noche al programa. «Y nos invitará a un viaje», añadían el jueves sus compañeros. Era el pacto. 

¿Quizá a Israel, para participar en Eurovisión?».  Porque el joven de 19 años siempre ha dicho que le hace mucha ilusión ir a ese festival. Y ayer explicó el porqué: «Es que España la población negra está como menos valorada. Y que pueda representarl podría ser bueno para darle visibilidad. No solo a la negra,también a otras culturas», explicó.   

Del Planeta Pamplona

En el segundo puesto se quedó Alba Reche, tan satisfecha como sorprendida de que su querida compañera Natalia, con la que la gente le achacaba un shippeo, como se le llama ahora a una relación («romántica, no», aclaró), se quedara en el tercer puesto. La alicantina enamoró una vez más con su interpretación de Creep, de Radiohead y la concursante que parece de otro planeta (del «Planeta Pamplona»),  que nunca fue nominada y nunca ha cometido un error, bordó, su Never enough, de Loren Alfred. Aunque con ella no tuvo los réditos que muchos se esperaban. « no pido más. lLlegar aquí es el premio real. Aunque los 100.000 euros son muy reales también», bromeó. Sabela, fiel a sus orígenes, cantó por tercera vez en gallego, Tris Tras,  de Marful, y Julia, Déjame ser, del exconcursante de OT Manuel Carrasco.  

Las lágrimas a las que aludía Rubira las han producido las diferentes polémicas que han salpicado esta edición, que no ha llegado a cosechar las audiencias de la edición del 2017, pese a que sus responsables se declaran satisfechos ( la media ha sido de 1.960.000 telespectadores y un 16,4% de cuota de pantalla, aunque Sevilla señaló que no hay fijarse solo en la proyección lineal, ya que el 24% del consumo es digital). Y que no ha logrado la magia de la primera. «Parecía que el año pasado meábamos colonia y este año cualquier cosa es cuestionada», había declarado Rubira al recoger el Ondas y parece que se ratifican sus palabras.

Las polémicas

El rifirafe con la Falange, por un comentario no muy amable de un concursante y de la propia Galera sobre esa formación; el repentino e inesperado despido de la profesora de Interpretación, la actriz Itziar Castro; la bronca que les echó la directora a los chicos por su improvisada huelga y la supuesta denuncia de falta de asistencia médica y psicológica de dos de las concursantes, además del debate sobre si una canción de Mecano debía conservar el término «mariconez» o ser cambiado, entre otras,  ha llegado a colmar la paciencia del director de la productora del programa. 

 «Lo que te agota es que alguien piense que estamos todo el día maquinando polémicas para que suba la audiencia. Te encuentras justificándote de cosas que no deberías», se quejó. «Hemos sido víctimas del clickbit», añadió, en alusión a que algunos medios digitales solo buscaban visitas. En cuanto al despido de Castro, Rubira puntualizó: «Estaba desbordada e incluso físicamente no se encontraba bien. Además, no llegaba a conectar con los chicos, con lo que tuvimos que tomar una decisión». Y advirtió: «No queráis convertir este despido en el despido de España». Asimismo, en referencia a Eurovisión, dijo: «A  su edad, a estos chicos no les perjudica ir a Eurovisión. Incluso Alfred ha dicho que volvería».