TÚ Y YO SOMOS TRES

Pedro y Quim irán tatuados a la cena

Sánchez y Torra tatuados por ’El intermedio’.

Se lee en minutos

A medida que se acerca el 21-D, aumenta el sarcasmo en la tele. Los humoristas mordedores aguzan el ingenio. Con todo lo que ya sabemos, o intuimos, que va a pasar este viernes, hay un ingente material para amenizar los platós más socarrones. En Està passant (TV-3), Toni Soler presentó el Kit de supervivencia para esa jornada, que se perfila tan tremenda: un megáfono, un pasamontañas, una botella de agua y una mochila llena de utensilios diversos para los primeros auxilios. Hasta Buenafuente (Late motiv, #0) se atrevió a hacer una bromita sobre Torra, cosa insólita en él –paren máquinas, una verdadera rareza–, diciendo que si Quim cena con PedroQuimPedro no podrán hacer aquello tan hermoso de el amigo invisible, porque Torra ya tiene un amigo invisible que es Puigdemont. ¡Ahh! Nuestro canario flauta Papitu se restregaba los ojos, hasta hacerse sangre, porque no acababa de creerse tanto atrevimiento en Buenafuente.

Te puede interesar

A la espera del retablo que nos pueda construir Polònia el jueves, el primer premio de golpe visual y efecto pictórico se lo lleva por ahora El intermedio (La Sexta). Preocupado Wyoming ante la sospecha de que Torra y Sánchez se reciban a cara de perro, suplicaba que hicieran un esfuerzo, y les aconsejaba que pasasen ambos imediatamente por un buen salón de Tatoo, y que se hicieran, en el brazo, este delicado tatuaje que tienen ustedes en la foto: un ardiente corazón atravesado por la flecha de Cupido; y dos nombres para una misma pasión, Quim y Pedro.  Hombre, el hecho de que en estos tatuajes no aparezca por ninguna parte la palabra Waterloo, reconforta. Sería deseable, eso sí, que la gloriosa cena se celebrase en el acreditado restaurante La Camarga. La tendríamos enseguida colgada en internet. Ante todo, transparencia.

MARGALLO Y SAN AGUSTÍN .– Preguntó Évole (Salvados) a tres criaturas del PPÉvoleSalvados (MargalloAlbiol Pimentel) qué iba a hacer su partido ante la aparición de Vox, que les está comiendo terreno por la extrema derecha. Fue Margallo quien rompió el silencio. Echó mano de uno de sus autores preferidos, San Agustín, y contestó:  «Noli foras ire, in interiore homine habitat veritas». O sea, no busquemos fuera, la verdad está en el interior. ¡Ah! Cuidado con San Agustín, que era muy afilado. La cita bien leída advierte que si la verdad está en el interior, al enemigo también lo tienen dentro.