Ir a contenido
Imagen de la serie de Antena 3 La casa de papel. 

ATRESMEDIA

Las 10 mejores series españolas del 2018

Manuel de Luna

'La casa de papel' se estrenó en España en el 2017, pero su espectacular eclosión mundial a través de Netflix, éxito que la llevó a ser galardonada con el primer Emmy Internacional para una serie española, ha hecho que se haya convertido en la producción de referencia del 2018. Un año en el que la ficción española ha ofrecido productos de calidad, originales y, por tanto, con categoría para ser competitivas en el mercado internacional.

10. Vergüenza

(Movistar+)

De la primera gran cosecha de Movistar+,  esta comedia llega a incomodar. Pero es lo que busca, y realmente logra crear desasosiego con una pareja de ‘metepatas’ que crean situaciones tan delirantes y bochornosas que provocan en el espectador vergüenza ajena. Todo un éxito gracias unos autores maquiavélicos (Álvaro Fernández-Armero y Juan Cavestany) y dos actores capaces de sacar de quicio con sus papeles: Javier Gutiérrez Malena Alterio.      


9. Vivir sin permiso

(Tele 5)

Adaptación libre de una obra del escritor gallego Manuel Rivas, esta historia sobre mafias gallegas ha tenido una buena acogida de audiencia. Quizás el éxito de 'Fariña' le ha ayudado, pero la historia, creada por Aitor Gabilondo ('El Príncipe'), va por unos derroteros más de ambiciones personales y obsesión por el poder que en la línea del narcotráfico. Eso sí, la presencia de Jose Coronado siempre da un plus a cualquier serie dramática. 


8. Gigantes

(Movistar+)

Seguimos con Jose Coronado, aquí en una de sus caracterizaciones más impactantes y acongojantes como un demoníaco patriarca criminal. El actor está en perfecta sintonía con la trama de esta serie negro carbón de Enrique Urbizo ('No habrá paz para los malvados'), todo un maestro en la violencia audiovisual. Destila bilis y sangre, y aún queda por estrenar el desenlace.


7. La peste

(Movistar+)

Sin duda, la producción más ambiciosa de Movistar+, que reproduce hasta la excelencia la Sevilla del siglo XVI en un 'thriller' algo enrevesado y, por momentos, tan oscuro como la propia fotografía de la serie. La Inquisición y el racionalismo y la opulencia y la miseria conviven en la trama de esta historia que ha gustado lo suficiente como para que tenga una segunda entrega.


6. El día de mañana

(Movistar+)

El presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, dirige esta brillante adaptación de una novela de Ignacio Martínez de Pisón sobre un arribista que a finales de los años 60 llega a una Barcelona en plena expansión. Un inspirado Oriol Pla encarna al enigmático protagonista en una trama que dibuja con brillantez la agonía del franquismo en el seno de la burguesía catalana.


5. Arde Madrid 

(Movistar+)

Propuesta original, atrevida y desenfada de un genial Paco León que, alrededor de la disoluta vida de Ava Gardner en la España en blanco y negro del franquismo, dibuja un divertido universo de personajes del Madrid de la picaresca y, también, de la miseria.


4. La catedral del mar

(Atresmedia/TV-3/Netflix)

Quizás había demasiadas expectativas puestas en esta producción basada en un 'best seller' mundial. Pero esta superproducción logró dos objetivos claves: el hito de unir a tres rivales del sector (TV-3, A-3 y Netflix), que la emitieron sucesivamente, y, aún así, lograr unos más que aceptables índices de audiencia. La trama mantuvo la esencia de la novela con un buen elenco de actores. Los efectos especiales (la batalla naval, la de los almogávares, el plano general de la Barcelona del siglo XIV… ) hicieron el resto para lograr un producto de puro entretenimiento.      


3. Fariña

(Atresmedia)

Llegó de rebote, aprovechando el escándalo que provocó el secuestro del libro en el que se basa esta serie. Pero pasado el  tirón de  la actualidad, la calidad de la producción enganchó a la audiencia y logró el beneplácito de la crítica. La trama sobre la droga en Galicia está basados en hechos reales, pero la plasmación en imágenes consigue lo más difícil: los actores son creíbles (excelente Javier Rey como Sito Miñanco), en un mundo igualmente real.


2. Paquita Salas

(Netflix)

Otro de las series españolas más internacionales. Nació en el 2016 como producto para minorías. Pero tras el estreno de su segunda temporada en Netflix, ¿quién no conoce a Paquita? Ideada por Los Javis (creadores en alza), la serie narra, con un estilo de falso documental, las vivencias más o menos divertidas de una representante de artistas. Ella (un genial Brays Efe) y sus artistas que no acaban de triunfar se mueven en un universo con un punto cañí y regusto almodovariano adaptado al siglo XXI.  


1. La casa de papel

(Atresmedia)

Uno de los fenómenos más curiosos del audiovisual español: ha tenido más éxito fuera que cuando la estrenó A-3 en el 2017. La descabellada idea de la que parte, el trepidante montaje de las escenas de acción y de intriga y la excelente caracterización de sus protagonistas conforman un producto redondo que ha fascinado a medio mundo y le ha llevado a ganar el premio Emmy Internacional a la mejor serie, el primer Oscar de la tele para una obra española. Habrá, claro está, una peligrosa segunda parte. Veremos.   


Temas: Series