Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Atada, amordazada y bañada en praliné

Ferran Monegal

 ’Performance’ de Mónica Hoyos (’Deluxe’).


Para dar un plus de dramatismo, para acentuar la feroz batalla que mantiene con su rival Miriam Saavedra y con su ex Carlos Lozano,  en Sábado Deluxe (T-5) han sacado a Mónica Hoyos atada y amordazada. ¡Ah! Qué estampa. Habían situado en el centro del plató un arbolito de navidad, de esos de plástico que venden en los bazares orientales, y justo al lado colocaron a Mónica de pie, atada con cuerdas y sellados sus labios con un trozo de cinta aislante. Nos pasaron inmediatamente unos videos de la ratomaquia GHVIP, en donde Lozano Miriam le dedicaban requiebros de buen gusto, muy delicados, del tipo: «¡Eres muy mala! ¡Malagente, malagente! ¡Llevas 14 años jodiéndonos la vida! ¡Eres la gran metemierda! ¡Eres Satanás!». Y entonces el presentador J.J.Vázquez, para incentivarnos, añadió : «¡Mírenla! ¡La imagen es muy potente! ¡Pero hoy Mónica se quitará la mordaza!». Y efectivamente, y durante hora y media larga, Mónica pasó a evacuar.

Hombre, la gangrena familiar que este trío viene protagonizando por exigencias del guión de la ratomaquia, suscita en mi barrio un interés muy escaso. Pero merece atención la performance de Mónica atada y amordazada. Seguramente los servicios de atrezzo y guardarropía del Deluxe han buscado en google imágenes, y les ha gustado el tremendo cuadro de Hermann StilkeJuana de Arco en la hoguera, que se exhibe en el Hermitage. Pero lo han copiado mal. Han acertado con la cuerdas que la atan, y hasta con el rictus de dolor en su semblante. Pero la han pifiado con los zapatos. Juana de Arco iba descalza. A Mónica, en cambio, le pusieron zapatos de tacón, de aguja larga, y medias brillantes, y más que asistir a su propia incineración parecía que estaba en el cóctel de presentación de los Gipsy Kings, nueva temporada.

No fue eso lo peor. Mientras Mónica iba  supurando su turbia relación con Miriam Saavedra y Carlos Lozano, no pararon de conectar, una y otra vez, con Puebla de Sanabria, en donde Jesús Vázquez celebraba con vítores y aplausos que una acreditada marca de bombones y praliné habia iluminado las calles de esta localidad con infinidad de bombillas, luces y aparato eléctrico variado.

¡Ahh! Sobrecogedor contraste navideño. El arbolito de plástico de todo a cien, Mónica evacuando su ponzoña, y cascada de bombón y praliné en plan spot publicitario. Inquietante fusión de pus con chocolate.