Ir a contenido

inicio del 'casting'

'Masterchef' reabre sus fogones en Barcelona

El 'talent show' gastronómico de TVE-1 recibe más de 20.000 inscripciones para la séptima temporada

Marisa de Dios

Un momento del emplatado en el casting de Masterchef 7 en Barcelona. 

Un momento del emplatado en el casting de Masterchef 7 en Barcelona.  / JUAN CAMILO MORENO

'Masterchef' sigue en plena ebullición. Después de cerrar hace tan solo una semana la tercera edición de las 'celebrities' con la victoria de Ona Carbonell y a pocos días del estreno de la sexta tanda del júnior, el 'talent show' gastronómico de TVE-1 acaba de encender de nuevo sus cocinas abriendo los 'castings' para la séptima temporada de la versión original, la de los concursantes anónimos. Barcelona ha sido este martes la primera parada, antes de que las pruebas de selección recalen después en SevillaValencia Madrid.

"Este año estamos a punto de pulverizar nuestro propio récord, con más de 20.000 inscritos", avanza Esther González, directora de 'casting' del programa que, a pesar de llevar ya siete temporadas del concurso eligiendo a los que se convertirán en los pupilos de Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera, asegura que todavía sigue sorprendiéndose con los candidatos. "Aunque haya perfiles parecidos, nadie se parece a nadie, así que todos los días descubrimos cosas nuevas con gente tan diversa", afirma.

Emplatados más sofisticados

Algo parecido le pasa a David Marsal, del equipo de culinarios que esta mañana valoraba a los 80 seleccionados que han llegado hasta el 'casting' presencial en la capital catalana, que destaca la gran evolución que ha habido entre los platos que se presentaban en la primera edición y los que cata ahora. Sobre todo, recalca cómo han mejorado los emplatados. "Es lo que tiene la tele, que nos da esa evolución para que la gente en casa sea mucho más sofisticada", reflexiona.

La cola para acceder al 'casting' de 'Masterchef 7' en Barcelona / juan camilo moreno

Una sofisticación que se ha visto hoy, por ejemplo, en la propuesta de Alatz, un joven de 27 años de Mungia (Vizcaya) que trabaja en la industria del metal y que ha sorprendido con "un guiso de carne y patatas". Un plato que ha calentado sobre una plancha que ha montado él mismo sobre un tronco. "Es algo típico del último día de las fiestas de mi pueblo", explicaba.

Otros compañeros han apostado también por sus raíces, pero con un toque de fusión. Como Naoual, una marroquí de 34 años afincada en Sabadell que presentaba una combinación de sabores de su país de origen y de su tierra de adopción. "Hasta hace poco trabajaba como auxiliar de geriatría pero llevo dos meses de auxiliar de cocina porque he descubierto mi vocación", resumía. 

Segunda oportunidad

Entre los candidatos había debutantes en el 'casting', pero también repetidores, como Joan, que el año pasado renunció en el último momento a la plaza que se había ganado para la fase final de 'Masterchef 6' por un tema laboral. "Me he arrepentido mucho, así que he vuelto a probar suerte", confiesa este mallorquín de 30 años que trabaja como abogado y que ahora sí que está decidido a cambiar la toga por los fogones.

Por la mañana, los 80 convocados al 'casting' han presentado un plato que traían preparado de casa. Pero los que han convencido al equipo de culinarios encargados de la cata ya se han tenido que enfrentar por la tarde a una prueba a contrarreloj frente a los fogones. Eso sí, todavía sin el jurado titular de 'Masterchef', al que la mayoría de ellos admiran y temen a partes iguales y que, por primera vez, tomará las riendas del programa en solitario tras la marcha de Eva González

Temas: Masterchef TVE