Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Ni mocos en la bandera, ni Wyoming es gay

Ferran Monegal

Wyoming y Dani Mateo en ’El intermedio’.

Después de acudir a la cita ante el juezDani Mateo ha dicho en El intermedio (La Sexta) que si no saben, o no quieren, entender el trabajo de un  payaso, de un cómico, de un actor en un espacio de humor y de ficción, deberían llamar inmediatamente a declarar a Ursula Corberó por haber atracado la Casa de la Moneda en la serie La casa de papel. Y Wyoming, absolutamente anonadado, replicaba con irónica tristeza: «¡Ahh! De modo que todo es mentira, todo es ficción, ¡o sea que yo tampoco soy gay, como dice el guion!». Efectivamente. Ni Wyoming es gay, como dice el guion que le pasan cada noche para que lo interprete, ni el actor Javier Rey va a ser juzgado porque haya sido narcotraficante en Fariña, ni había mocos en la bandera del sketch del sarcástico comediante Mateo. ¡Ahh! Buen golpe de ingenio. Eso es precisamente, entre otras cosas, de lo que adolece la caverna. Instalados en la ira, encegados de furor, carecen del talento para añadir a su intolerancia, al menos, un poco de humor.

LA ALTA SOCIEDAD SE ESTREMECE .– Es curioso, la imagen que nos ha enseñado la tele del Rey cesante rindiendo efusiva salutación al principe saudí, involucrado en el descuartizamiento del periodista Khashoggi, no ha producido en la alta sociedad cortesana y palaciega la más mínima incomodidad. Ni siquiera un parpadeo de perplejidad o inconveniencia. Lo que les ha estremecido de verdad es la confesión que Eugenia Martínez de Irujo, Grande de España y Duquesa de Montoro, le ha hecho esta semana a Jesús Calleja (Planeta Calleja, Cuatro). Estaban de aventura en las Islas Feroe y habían parado un momento en una cuadra de caballos llena de équidos hermosos. Él le preguntó cómo fue su infancia. Ella contestó: «Complicada. Clases de ballet, de equitación, de flamenco, de guitarra, de esquí... Me saturaba». Y añadió: «Lo peor fue cuando mi madre se enamoró de ese individuo, Jesús Aguirre, personaje muy culto pero como ser humano muy malo (...) Ese matrimonio de mi madre fue nefasto. Horroroso. Ese hombre ha sido lo peor». ¡Ahh! Los caballos de las islas Feroe, lejos de quedar impresionados, vimos que seguían comiendo alfalfa tranquilamente. Quien está anonadada es la alta sociedad cortesana y palaciega. Se han estremecido ante la dura infancia de Eugenia