ENTREVISTA

Debi Mazar: "Ava Gardner nunca se detuvo, yo tampoco"

La actriz estadouniense encarna a la mítica diva en la telecomedia de Movistar+ 'Arde Madrid'

La actriz Debi Mazar, como Ava Gardner, en la serie de Movistar+ ’Arde Madrid’. 

La actriz Debi Mazar, como Ava Gardner, en la serie de Movistar+ ’Arde Madrid’.  / JORGE FUEMBUENA

Se lee en minutos

Beatriz Martínez

De origen letón (su padre nació en la República Socialista Soviética de Letonia), Debi Mazar (Nueva York, 1964) empezó a hacerse popular tras ser una asidua en los videoclips de Madonna. Del vídeo saltó al cine, donde ha aparecido en películas ('Balas sobre Broadway', 'Batman Forever', 'Girl 6', 'Cosas que nunca te dije', 'Be Cool'...) y series ('Civil Wars', 'Entourage'...). En su último trabajo encarna a Ava Gardner en la producción de Movistar+ 'Arde Madrid'. Curiosamente, no es la primera vez que interpreta a una diva de Hollywood: en el filme mudo 'Return to Babylon' (2013) se puso en la piel de Gloria Swanson.    

¿Qué le pasó por la cabeza cuando le llamó Paco León

Soy amiga de Rossy de Palma, y estábamos en una fiesta en Nueva York cuando me habló por primera vez de Paco León y de su proyecto. Me dijo que estaban buscando a Ava Gardner y le conté una anécdota que me ocurrió con Frank Sinatra, que me dijo, hace ya muchos años, casi 30, que yo le recordaba a su Ava. Yo estaba al lado de Madonna y ni siquiera la miró a ella, la echó hacia un lado y se puso a hablar conmigo. Y de esa forma nos pusimos en contacto Paco y yo. Yo comencé a ver sus películas, 'Kiki', ‘Carmina’ y me pareció un director diferente y con cosas que contar. Tuvimos una conversación por Skype y me dijo que no quería hacer un 'biopic' al uso. De alguna manera sentí que estaba predestinada a hacerlo. Además, me apetecía venir a España. También soy amiga de Pedro Almodóvar, y siempre he querido que hiciera una película en inglés, para ver si podía salir en ella (risas), pero al final el sueño se ha cumplido al revés, he sido yo la que ha venido a rodar a Madrid. Paco me ha cambiado la vida.

Paco León dijo antes de elegir a la actriz que ésta no tenía por qué tener un parecido físico con Ava Gardner, pero sí tener el mismo espíritu. ¿Qué tiene en común con ella? 

Vida, sexualidad, pasión, aventura. A mí me encanta reír, bailar, beber, cocinar, entretener, moverme todo el rato. Ella nunca se detuvo, yo tampoco. Ella era alcohólica, yo no, en eso no nos parecemos (risas). Yo tengo responsabilidades, hijos. Nuestras carreras como actrices tampoco es que se parezcan mucho, pero yo admiro todos los retos a los que se enfrentó.

Usted ya ha trabajado con Isabel Coixet

Son muy diferentes, pero saben perfectamente lo que quieren, trabajan con las vísceras. Son muy inteligentes Isabel y Paco, muy específicos a la hora de dar indicaciones y, sobre todo, lo que más me gusta de ellos es que son pasionales. Son directores muy potentes y nunca se quedan a medias de nada de lo que intentan hacer y, lo más importante, sacan lo mejor de los actores. Me encanta trabajar en España. En este caso, por ejemplo, se trata de una comedia, pero no es ligera. Paco le ha dado mucha profundidad para hablar de otras cosas importantes, es un tipo de humor que transforma la oscuridad, es decir, la época franquista, en risas y luz.

¿Qué cree que es lo que más le gustó a Ava Gardner de España?

Yo creo que ella fue capaz de ser libre aquí. Era una actriz muy conocida en todas partes del mundo, pero quería escapar de Hollywood. Aquí podía irse a una corrida de toros, a bailar toda la noche, llevarse a casa a unos cantaores de flamenco. Las reglas de Hollywood la oprimían y la hacían infeliz. Venía de un matrimonio que se estaba desmoronando con Frank Sinatra y quería escapar. Y por eso se quedó tanto tiempo en España, más de diez años. Tenía una casa preciosa. Era asidua a las Ventas, al Corral de la Morería, a Chicote, a pequeños restaurantes donde cenaba con Dominguín. Y yo de alguna forma he hecho el mismo recorrido, me he sumergido en su mundo, me he vestido con su ropa. Paco me ha convertido en Ava y también me ha hecho amar Madrid tanto como lo quiso ella. Ahora tengo tarjeta de residente y considero España como un nuevo hogar para mí.

¿Qué fue lo que más le gustó del proyecto?

Los guiones de Anna. Tan precisos, llenos de detalles, muy elegantes. Es una gran escritora. Cada personaje, cada episodio tiene algo que lo diferencia. Ella hace una investigación profunda a la hora de contar cómo fue España, con sus luces y con sus sombras desde el respeto, pero también con un toque muy moderno y un punto iconoclasta. Creo que es más que una simple serie de televisión. Creo que es una inmersión dentro de la época desde un punto de vista único. Y te lo crees, porque han logrado capturar la idiosincrasia del momento.

¿Triunfaría esta serie fuera de España?

Creo que sería un gran éxito. Porque es histórica, tiene humor, utiliza espléndidamente la música, tiene unos títulos de crédito que ya enganchan con solo verlos. La figura de Ava Gardner puede ser sin duda un incentivo para generar curiosidad, pero no se queda únicamente en eso. Creo que el público, tanto de aquí como de fuera, sabrá apreciar la originalidad con la que retrata la época. Además, creo que en estos momentos EEUU no es un lugar feliz, y necesita estímulos que le devuelvan la alegría. La serie funciona como un tiro, si se empieza a verla no se puede parar, genera adicción.

¿Qué cree que simbolizó Ava Gardner en la España de Franco?

Aportó un poco de espíritu hedonista. Ella no tenía miedo de nada, era un espíritu libre, llevaba la revolución incrustada en su ADN. Se comportaba como un hombre del momento, bebía, mantenía relaciones sexuales con quien le daba la gana, no quería que nadie la juzgara. Supongo que su llegada y su comportamiento tuvo que generar un gran contraste con la sociedad católica del momento. Ella trajo un soplo de aire fresco en un momento en el que no había libertad. Pero ella no quería dar lecciones a nadie, no había por su parte una intención de liberar a la mujer española de las represiones que pudiera tener, aunque sí que es verdad que tenía un aura que contaminaba todo lo que tocaba a su alrededor.

¿Conocía la historia de España?

Por supuesto que conocía la dictadura franquista, pero nunca me había parado a reflexionar sobre ella demasiado. Yo creo que Ava es como una pieza de ajedrez en medio de algo más importante que es en realidad de lo que querían hablar Anna y Paco. Me documenté sobre ese periodo histórico, y ellos me contaron muchas cosas que yo quería saber, preguntas o cuestiones que me chocaban o me sorprendían.

¿Faltan más Ava Gardner hoy en día, que respiren esa libertad?

Las mujeres ya hacemos lo que queremos. Es necesario que se siga construyendo una sociedad sobre los valores feministas de igualdad en todos los aspectos. Eso es maravilloso, pero creo que ahora podemos decidir y que podemos ser perfectamente independientes. Pero si quiero quedarme en casa a cuidar de los niños, no creo que haya nada malo en eso. Lo importante es que la mujer tenga poder de decisión sobre su vida. Creo que ya hemos pasado la época en la que estábamos sometidas al influjo del macho.

¿Cree que esta es una serie feminista?

No me gusta la palabra aplicada a esta serie. Yo no creo que sea feminista, creo que es una serie sobre encontrar un camino propio, sobre el empoderamiento, más bien. Tomar las propias decisiones que tú creas conveniente, ya seas hombre o mujer. Todas las mujeres en la serie son fuertes, y eso me encanta. Pero no la considero solo feminista porque también los hombres salen reforzados de ella.

Te puede interesar

¿Le gustaría trabajar con Pedro Almodóvar, ahora que ya sabe un poco de español?

Bueno, lo que he aprendido ha sido porque me gusta. Espero saber más para poder comunicarme con el resto de mis compañeros. Claro que me gustaría trabajar con él, pero nunca se lo pediría. Ya lo sabe, si algún día me quiere, ahí estaré para él.