Ir a contenido

PREMIO EN NUEVA YORK

'La casa de papel' suma el Emmy Internacional como mejor serie de drama

'El fin de la comedia' se queda con la miel en los labios en categoría de comedia

Idoya Noain

Silene Oliveira, conocida por el apodo Tokio (Úrsula Corberó), en ’La Casa de Papel’.

Silene Oliveira, conocida por el apodo Tokio (Úrsula Corberó), en ’La Casa de Papel’. / ATRESMEDIA

La casa de papel ha añadido este lunes un nuevo capítulo a su historia de éxito. La producción de Atresmedia y Vancouver Media que emitió primero Antena 3 y luego se convirtió en un fenómeno sin fronteras gracias a su streaming en Netflix ha sido coronada como mejor serie de drama en los Emmys Internacionales. El premio se ha anunciado en una gala en Nueva York, donde otra producción española, El fin de la comedia, nominada en categoría de serie de comedia, se ha quedado con la miel en los labios ante la victoria de la producción israelí Nevsu.

La casa de papel se ha impuesto a Inside Edge, una producción india de Amazon, la segunda temporada de la serie brasileña Um contra todos y la segunda temporada de la serie británica Urban Myths. Y vuelve a situar una producción española en lo más alto del palmarés de unos premios que se entregaron por primera vez en 1973, cuando en la ahora ya extinguida categoría de “artes populares ganó” La cabina, de Antonio Mercero. En 2015 Polseres Vermelles ganó en los Emmys Internacionales Infantiles en categoría de mejor serie.

“Para la gente que trabaja en televisión en todo el mundo este es el mejor de los momentos”, ha dicho durante la gala Bruce Paisner, presidente y consejero delegado de la Academia Internacional, que recibió 1.400 candidaturas este año, 20% más que el anterior, y ha acabado teniendo nominados de los cinco continentes y ganadores de 10 países en las 11 categorías. “Pese a los cambios y la incertidumbre en todo el mundo, la programación prospera”.

Los productores ejecutivos de La casa de papel Sonia Martínez, directora de Ficción de Atresmedia, y Álex Pina, de Vancouver Media, han recogido en Nueva York el galardón. En declaraciones a Efe, Pina ha definido el premio a una serie que describe como "entretenimiento puro" como "la última parada de un año increíble y un sueño con el que nunca habíamos soñado". Martínez ha hablado, por su parte, de la "culminación de muchas horas de trabajo".

En las redes sociales también han mostrado su entusiasmo otros participantes en la serie como la actriz Úrsula Corberó o uno de los directores, Alex Rodrigo.


El premio representa un reconocimiento más de los muchos que esta producción ha tenido ya tanto de la crítica como del público, que la ha convertido en la serie de habla no inglesa más vista en la historia de Netflix. En junio se alzó con el premio a mejor serie dramática en el Festival Internacional de Montecarlo y este mismo mes, en el que da comienzo la grabación de la tercera temporada, ganaba en los premios Fénix de cine iberoamericano. En octubre se supo que Netflix está negociando ya el rodaje de una cuarta temporada. Y en Nueva York Pina ha declarado que el proyecto seguirá ahora "con todavía más fuerza".