Ir a contenido

TELE DE PAGO

Llegó el turno de Claire en 'House of cards'

Movistar+ estrena la sexta y última temporada de la serie, protagonizada por Robin Wright tras 'desaparecer' Kevin Space

El actor fue fulminado de la prestigiosa producción hace un año, cuando se descubrió que era un depredador sexual

La actriz Robin Wright, en una imagen promocional de la sexta y última temporada de  ’House of cards’. 

La actriz Robin Wright, en una imagen promocional de la sexta y última temporada de  ’House of cards’. 

"Mi turno", dijo Claire Underwood (encarnada por una magnética Robin Wright) al final de la quinta temporada de 'House of cards'. Y este sábado, 3 de noviembre, por fin ha llegado su turno con el estreno en Movistar+ de la sexta última entrega de una de las grandes producciones de intriga política de la historia de la televisión. A presidente muerto (que interpetó el finiquitado depredador sexual Kevin Spacey), presidenta puesta. Es el turno de Wright, de su 'alter ego' Claire y de todas las mujeres de la trama. 

Sin Kevin Spacey (expulsado tras sus escándalos sexuales), sobre el que se asentaba buena parte del éxito de esta serie, todo hacía prever que 'House of cards' desaparecería. Era lógico pensarlo: el actor deslumbró como Francis Underwood, un personaje voraz y ambicioso, como una especie de Ricardo III de Shakespeare en la Casa Blanca capaz de todo con tal de mantener el poder. Pero todo se hundió en octubre del 2017, cuando empezaron a llover las acusaciones de agresiones sexuales del actor.

El difícil dilema de Netflix (productora de la serie) se resolvió con el despido de Spacey y la suspensión del rodaje, que no se retomó hasta tres meses después, tras reescribirse los guiones sin Spacey. Superada esta crisis, Melissa James Gibson y Frank Pugliese, los 'showrunner' (máximos responsables de una serie), han reinventado la trama con Claire Underwood (Robin Wright) en el Despacho Oval, y rodeada por un grupo de mujeres con un gran poder. Y han sabido explotar toda la fuerza que la conocida actriz tiene, y que siempre ha dejado entrever a la sombra del 'malogrado' presidente.

"Ninguno de nosotros quería negar a Claire su turno. Queríamos terminar la serie con una intención y llevar la historia a un final apropiado", explicó a la agencia Efe Gibson, en la presentación en Los Ángeles de los nuevos episodios. "Ella dijo: 'Mi turno'. ¿Cómo habría sido no hacer que eso ocurriera?", se preguntó retóricamente Pugliese.

Michael Kelly, que ha interpretado al impasible escudero de los Underwood Doug Stamper, aseguró que continuar con la serie "fue, por supuesto, lo correcto".

"Tenía que terminar 'House of cards'. Y no lo digo de manera egoísta por mí -asegura el actor-. Hay un equipo de 600 personas, 300 trabajando directamente en la serie. Y la idea de dejar a toda esta gente sin empleo después del largo parón por el que pasamos habría sido inconcebible para mí".

Kelly tampoco se olvidó de los fans que han seguido 'House of Cards' durante años: "¿Les ibas a decir simplemente que se acabó? Fue muy importante para todos nosotros decir: 'Bien, ¿cómo seguimos adelante?".

Claire Underwood ha ido progresivamente ganando presencia en la serie, donde empezó como 'esposa de' y finalmente llegó a alcanzar la cúspide del poder en EEUU, pero en la nueva temporada no será la única mujer con peso en el habitualmente masculino mundo de la política.

Así, regresarán a la acción de 'House of Cards' las actrices Patricia Clarkson y Constance Zimmer, mientras que como novedad se ha incorporado Diane Lane.

"Debería llamarse 'House of Women' ('Castillo de mujeres'), no 'House of Cards' ('Castillo de naipes') -bromeó Clarkson-. Y con Robin Wright al frente no hay nada mejor. Es delicioso".

Por su parte, Constance Zimmer subrayó lo relevante que es en la actualidad presentar a una presidenta estadounidense y a un grupo de mujeres en los salones donde se toman las grandes decisiones. "No tenemos nada que temer. Vamos simplemente a mostrar lo que sucede cuando les das poder a las mujeres y lo que pueden hacer con ese poder", indicó.

Greg Kinnear, otro de los fichajes con renombre para la despedida de 'House of Cards', reconoció la gravedad de lo sucedido con Spacey. "Fue una verdadera piedra en el camino. Lo que ocurrió al comienzo de esta temporada creo que habría hundido muchos barcos -admitió-. "Pero todo fue impecable. Todo el mundo volvió a su tarea, sabían lo que tenían que hacer, solo querían rendir homenaje a la serie, ser respetuosos y cumplir con su trabajo", concluyó.      

Robin Wright y Kevin Spacey, ahora 'finiquitado', en 'House of cards'. / (NETFLIX)

Ahora, solo falta por ver si Claire Underwood es mejor presidenta que su 'finado' marido. Por las críticas que ya se han publicado en la prensa especializada estadounidense, el resultado es bueno sin llegar a la excelencia. Eso sí, por encima de las tramas y las intrigas palaciegas más o menos apasionantes, la mayoría coincide en destacar el trabajo de la actriz Robin Wright: ha sabido aprovechar su turno.