Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Torra & Junqueras, vidas paralelas

Entrevistas comparadas: Torra en La Sexta y Junqueras en TV-3

Ferran Monegal

Quim Torra con Ana Pastor (El objetivo).

Qué luminosa oportunidad. Con solo diez horas de distancia hemos podido practicar el útil ejercicio de las entrevistas comparadas. El domingo por la noche Quim Torra con Ana Pastor en el Palau de la Generalitat (El objetivo, La Sexta); y el lunes por la mañana Oriol Junqueras con Lídia Heredia en entrevista epistolar, a distancia, Lledoners/Sant Joan Despí (El matins, TV-3). ¡Ah! Qué contraste. En la Generalitat Ana Pastor se esforzaba. Intentaba que su egregio entrevistado contestase a las preguntas. Y se encontró con un Quim Torra que ya ha aprendido ese arte que tantos líderes políticos practican, y que consiste en transformar las entrevistas en mítines, es decir, en lugar de responder a las preguntas, dedicarse a ir repitiendo mensajes.

Uno de los más interesantes y novedosos fue asegurar que el 80% de los catalanes están por la labor que el movimiento procesista irradia. Esta cifra surge para remediar una incomodidad: el dato de que solo hay un 47,5% a favor de la independencia. Este porcentaje molesta una barbaridad. Es mejor olvidarlo. Transformarlo. Por eso se ha procedido a realizar una amalgama juntando grandes sentimientos (libertad, justicia, no a la represión, no a la opresión, derecho a autodeterminarse), y les sale la gloriosa cifra del 80%, que yo creo que hasta se han quedado cortos porque estos principios son universales, al margen de que uno pueda ser independentista, unionista o apátrida. De modo que la mayoría de preguntas de Ana Pastor fueron derivadas hacia este hermoso magma del 80%, que es la cifra a  impulsar.

En la entrevista epistolar de Oriol Junqueras en TV-3, sus respuestas fueron otro cantar. «No tomar atajos» (advertencia sobre declaraciones de independencia a la brava). «Trabajar por la inclusión para aumentar la mayoría social, y seducir a más para poder ganar» (o sea, por ahora no somos bastantes). Y sobre la cárcel: «Cuando salga tendré más fortaleza moral». ¡Ah! Un recordatorio, un detalle, seguramente dedicado al ilustre habitante de Waterloo.

Interesante contraste. Vidas paralelas. No se cruzan jamás. Escribió Plutarco, analizando en sus Vidas paralelas los contrastes entre César y Alejandro«César pretende un Imperio subyugado bajo su mandato. Alejandro busca un Imperio multicultural, acogiendo las costumbres de unos y de otros». ¡Ah!

0 Comentarios
cargando