Ir a contenido

'The innocents', la nueva apuesta sobrenatural de Netflix

Esta producción británica gira en torno a una joven que se transforma en diferentes personas y su romance condenado

Juan Manuel Freire

Imagen de la serie The innocents.

Imagen de la serie The innocents.

Para los más cinéfilos, 'The innocents' siempre será el título original de 'Suspense', el clásico de terror de 1961 en el que el director Jack Clayton adaptaba a Henry James –la novela corta 'Otra vuelta de tuerca', inspiración de 'Los otros'– con ayuda en la escritura de Truman Capote

Pero esos amantes del cine clásico tendrán que acostumbrarse a que, cuando la gente hable de 'The innocents', sea para referirse a la nueva serie de Netflix, un probable fenómeno disponible desde el viernes, día 24, en sus pantallas.

Mutaciones involuntarias

Ya empieza a ser rara la nueva serie sin algún gancho fantástico: entre que el terror y la fantasía cada vez son abrazados por públicos y creadores más diversos, y que los efectos especiales dignos ya no cuestan un dineral, la televisión –o como queramos llamar al entretenimiento audiovisual episódico en el 2018– abraza ahora mismo lo irreal con tanta facilidad como lo real.

Producida enteramente en Reino Unido, 'The innocents' introduce el elemento fantástico no de forma progresiva, sino que enseña sus cartas claramente desde una desconcertante introducción. Después conocemos a la pareja protagonista, los adolescentes June (Sorcha Groundsell) y Harry (Percelle Ascott), que se preparan para huir juntos de sus poco felices hogares en el decimosexto cumpleaños de la primera.

En el principio, todo son risas y libertad, pero pronto esa escapada topa con la cruda irrealidad. Después de un encuentro violento, lo que parece un intento de secuestro, June se transforma en un barbudo noruego de casi dos metros. Harry tiene problemas para creer a su chica, pero existe una forma de superar la confusión: en el reflejo de los espejos, June todavía es June.

El último refugio parece el escondite para gente como ella que ha creado el profesor Halvorson (el siempre espléndido Guy Pearce), en el que reside la madre de June, quien abandonó a su hija años atrás. 

Mitología nórdica

Los creadores de la serie, Hania Elkington y el reputado artista de 'storyboard' Simon Duric, hablan de su criatura en nota de prensa como "una historia de amor transformador que rompe el molde del romance tradicional chico/chica, contada a través de la óptica de algo extraordinaria, mítico".

Durante su fuga en busca del amor y sí misma, June se transforma no solo en el noruego barbudo, sino en muchas otras personas de diferente sexo, nacionalidad, edad; un poco como el protagonista de la película surcoreana del 2015 'The beauty inside', en la que hasta 27 actores hacían el mismo papel.

Pero las raíces del poder de June se hunden en terrenos mucho más antiguos. La inspiración esencial vino de los berserker, antiguos guerreros nórdicos que, llegada la hora de luchar, se convertían a nivel mental en bestias salvajes. En 'The innocents', esa herencia mítica se observa desde el otro género para abordar la formación de la identidad femenina desde una perspectiva avanzada: June puede ser, literalmente, un montón de personas diferentes. 

¿Quiénes son estos chicos?

Si algo queda claro con ver un par de episodios de 'The innocents', es que Sorcha Groundsell podrá elegir en el futuro entre mil papeles. Ya había brillado en 'Clique', el inteligente thriller universitario de BBC Three, pero este papel protagonista –primero en su carrera– es el que le permite realmente brillar, fardar de carisma e inyectar credibilidad dramática a situaciones fuera de toda lógica.

Su compañero, Percelle Ascott, también se defiende. Después de haberse encallado un poco en el terreno de la comedia, donde se había movido desde muy joven, Ascott demuestra capacidades dramáticas como el torturado Romeo de esa fascinante Julieta multiforme.

0 Comentarios
cargando