Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Estar contigo es peor que estar solo

Ferran Monegal

La malvada Elionor de La catedral del mar.

Recta final de La catedral del mar (A-3 TV). En estos últimos capítulos está creciendo el protagonismo de la malvada Elionor (Silvia Abascal), la ruín esposa de Arnau Estanyol (Aitor Luna). Es una bruja perversa y vil. Y celosa. ¡Ah! Con estas características el éxito de su personaje televisivo está garantizado. A la audiencia nos atrae ver plasmada la maldad, aunque nos horrorice. Eso lo saben muy bien los guionistas. La última fechoría de esta noble dama, emparentada con el rey Pedro el Ceremonioso –aquel pintoresco monarca que en su ciudad natal, Balaguer, le llamaban Lo rey del punyalet–, la ultima infamia de Elionor, les decía, ha sido raptar a la ahijada de Arnau, la delicada e inocente Mar (Michelle Jenner), someterla a violación y luego obligarla a casarse con su propio violador. ¡Ah!  Y Arnau, doblegado por la nobleza corrupta, tiene que tragar y aceptar el crímen. Hay un momento significativo en este capítulo. Cuando Elionor se acerca a Arnau, y le dice: «No te preocupes, no estás solo, yo sigo a tu lado». Y Arnau le contesta con un asco infinito: «Sigues a mi lado, sí. Pero eso es mucho peor que estar solo». ¡Ahh! Esta Elionor es una criatura fruto de la prodigiosa invención de Ildefonso Falcones para su novela. No obstante, vista la historia desde aquel sigo XIV hasta nuestros días, es de una actualidad indiscutible.

En la serie que esta emitiendo TVE-1, La otra miradaencontramos también a una actriz cuyo papel comenzó siendo tangencial y poco a poco se ha erigido en columna vertebral. Me refiero a Ana Wagener, la profesora Luisa de la Academia para señoritas de Sevilla. Su interpretación es un prodigio de matices. Qué gran actriz. Esta serie está teniendo un recorrido televisivo tristísimo. Es la habitual miopía de TVE: tiene en sus manos una historia, y un trabajo, excepcionales, y no ha sabido ni lanzarlo bien ni promocionarlo como es debido. Días atrás, en La otra mirada, nos escenificaron un juicio por la violación de una alumna. ¡Ah! Había tanta perversión en esa sesión de justicia que hubo momentos en que parecía que el juicio era contra la víctima en lugar de contra el violador. Este capítulo se emitió la semana en que las calles de todo el país bullían con cientos de miles de mujeres manifestandose contra la excarcelación de la manada. TVE no se enteró, ni potenció, esta extraordinaria coincidencia televisiva.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.