Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Habaneras en blanco y amarillo

Ferran Monegal

Quim Torra en Calella (TV-3). / TV3

Vuelo de pañuelos amarillos. También ondeban blancos, pero visto desde TV-3 parecían menos. El de Quim Torra, naturalmente, amarillo. Leo en las crónicas del día que llegó a Calella de Palafrugell después de pasar por el Mas Pla de Llofriu, y de escribir «Visca Josep Pla!» en el libro de visitas. Desconozco si también Juan Carlos de Borbón y Sofía escribieron alguna cosita cuando visitaron a Pla en 1975. Quizá en aquella época, en vida de Pla, el libro de visitas todavía no existía. En Calella sonaba, como cada año, la emblemática La bella Lola, aquella habanera que popularizó el grupo donostiarra Los Xey, y luego Sara Montiel le dio la gran luminosidad definitiva.

También hubo una gran vibración, muy emotiva, cuando al final arrancaron El meu avi, este año en homenaje a José Luis Ortega Monasterio, que se cumple el centenario de su nacimiento. ¡Ah! El coronel Ortega Monasterio fue una singular criatura. Le metieron en la cárcel a base de mentiras e infundios porque no soportaban que fuera un militar progresista (fue fundador de la UMD). Luego, al cabo de los años, le restituyeron el honor y le devolvieron el cargo. Ortega lo rechazó y se dedicó a las habaneras, que era lo suyo.

En casa nos gustó mucho una nueva habanera que estrenó el grupo Port-Bo, del compositor Antoni Mas, titulada La vida és així. En una de sus estrofas dice: «Que no m’enganyin amb sermons a la vora del foc / Aquí tot Déu la campa / fent per cada llei la trampa / La vida es així / s’ha de seguir el ritme / i adaptar-si be / com un camaleó / si vols sobreviu-re». ¡Ahh! Es una letra muy oportuna. Esa noche debutó en Calella un trío femenino cubano que nos trajo a la madre de todas las habaneras, el iconográfico tema de Eduardo Sánchez de Fuentes, la habanera  (1890). Esta melodía, bellísima, fue la que eligió Francis Ford Coppola para enmarcar la llegada de Michael Corleone a La Habana para reunirse con el capo Hyman Roth, en El padrino IIAnotemos como dato simpático que la pareja de presentadores de TV-3 (Miriam Riau y Lluís Marquina) comenzaron subidos a un balcón, y acabaron sumergidos en el agua, de medio cuerpo para abajo, bañándose vestidos. ¡Ahh! Habían entrado en calor y se pusieron en remojo.

Calella. Habaneras. Vuelo de pañuelos. Blanco y amarillo. La bandera Vaticana es la única que tiene estos colores en el mundo.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.