Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

La Rebe está embarazada

Ferran Monegal

La Rebe en Viva la vida (T-5).

Ahora mismo hay tres grandes excitaciones en el 'telehipódromo' nacional. Una es el encuentro de Quim Torra y Pablo Iglesias en el Palau de la Generalitat. Ante el largo y férreo apretón de manos que le dispensó Iglesias, que le mantuvo agarrado mucho rato, Wyoming (El intermedio) exclamó maravillado: «A partir de ahora, el 'president' de la Generalitat la única independencia que va a plantear es la de su mano, a ver si logra recuperarla». Otra excitación nacional ha sido el viaje a Bruselas de Pedro Sánchez. El sarcástico Dani Mateo, extasiado ante su porte indumentario, su estilo, sus gafas de sol dentro del Air Force Sánchez, decía  fascinado: «Está claro cuál va a ser la puerta giratoria de Sánchez: ¡será  James Bond!». O sea, de Presidente del Gobierno, a agente 007 al servicio de Su Majestad. Hombre, mejor eso que acabar de chico de los recados de Rupert Murdoch, o de consejero de camping gas.

No obstante, la gran noticia que acapara la atención de toda la cabaña teleadicta estatal es que...  ¡la Rebe de los Gipsy Kings está embarazada! ¡Ahh! La cadena Cuatro ya está preparando programas especiales para acompañar la gestación, y televisar el alumbramiento. Nuestro canario flauta Papitu ha seguido atentamente la evolución televisiva de esta muchacha. En solo tres años, ha ido de la adolescencia al embarazo, pasando por su escapada en autobús a Cáceres y su boda con un pollastre de Canarias. Ha habido momentos en que nuestro canario, pasmado, ha dudado de que la Rebe exista de verdad, y que quizá la hermosa joven que vemos en pantalla sea una actriz novel a la que la tele le ha prefabricado un rol escénico, una pirueta mediática. ¡Ah! Quedamos a la espera del parto de la Rebe. Veremos si alumbra un bebé o un reborn de látex.

«¡USTED ES UN TRAIDOR!».– Para amenizar la entrevista con Santi Vila (Chester, Cuatro), Risto Mejide hizo entrar en un momento dado al doctor Santiago Barambío, fervoroso independentista y acreditado ginecólogo, y lo primero que le soltó fue:  «¡Usted es un traidor!», acompañado de un delicado rosario de perlas cultivadas, del tipo: «Todos sus compañeros están en la cárcel, o refugiados (..)  y usted, en lugar de aguantar, se dedica a brujulear». ¡Ahh! Quizá Vila solo pretenda sobrevivir por la vía moderada. Pero el paisaje no acompaña. La palabra ¡traidor! se escucha demasiado. A uno y otro lado.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.