Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Dos presidentes al teléfono

Ferran Monegal

Sánchez y Torra, en Polònia (TV-3).

En un lapso de tiempo de 17 días solamente han brotado dos nuevos presidentes en el hipódromo político español: Pedro Sánchez y Quim Torra. En Polònia (TV-3) los han retratado con precisión: dos rarezas, dos que han llegado a cargo tan excelso por vías heterodoxas. A Sánchez lo han dibujado circulando con dos retrovisores colgados de los hombros de su chaqueta. Es la única forma que tiene de poder esquivar los cuchillos que le van lanzando por la espalda los que en la moción de censura votaron ocasionalmente a su favor, algunos hasta tapándose la nariz. A Torra nos lo enseñan despachando cada día con Puigdemont por videoconferencia. Según la óptica de Polònia, este sometimiento ya no es un placer, sino un engorro con tintes de irritante ridiculez. Finalmente los polacos nos han mostrado a  Sánchez y a Torra hablando por teléfono, cosa que todos los informativos del viernes nos han asegurado que es cierto.

Hombre, aunque la conversación que ha escenificado Polònia acabó con Sánchez mandando literalmente «a la mierda» a Torra, el sarcasmo televisivo siempre nos muestra que en política todo es relativo. La política sigue el aforismo de Heráclito de Éfeso«Todo cambia, nada es». O sea, que a lo mejor Torra acabará pronto con la grotesca videoconferencia berlinesa que nos escenificaron con tanto cachondeo. Dicen que es un hombre leído y cultivado, o sea, que seguramente conocerá las advertencias del socorrido Sun Tzú en El arte de la guerra«Si consigues una buena posición, protégela». No tiene más que echar la vista atrás y ver lo bien que le fue a Pujol. Durante 23 años vivió como un marajá pactando con Felipe, o con Aznar, según la conveniencia del momento.  El cielo puede esperar, nos enseñó Warren Beatty en 1978. En aquella película, Beatty era un ángel al que le esperaba la gloria y el paraíso celestial. Pero vivía muy bien en la Tierra.

EL VIDEO DE ESTREMERA .–  El miércoles, día 6, el TN vespre (TV-3) lo emitió. Nos decían: «Es sin duda la imagen del día. Por su valor documental lo emitimos casi integramente». No hubo reflexión. Es posible que no supieran qué decir en aquel momento. Viniendo de donde venía el vídeo, creo que no sabían cuál era la posición conveniente. Las interpretaciones, contradictorias, no llegaron hasta el día siguiente. Torra se ha declarado a favor de la publicación.

0 Comentarios
cargando