Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

'Katalonski' pedaleando en Berlín

Ferran Monegal

Halldor con el conductor de bicitaxi Clayton, en Berlín (Katalonski, TV-3). / TV3

Buena idea la del programa Katalonski (TV-3): han ido a Berlín  la  misma semana en que Puigdemont ha accionado su mando a distancia desde allí y ha aparecido su holograma, en formato presidenciable, en Catalunya. Es una pena, eso sí, que el programa fuera grabado previamente, seguramente en julio o agosto del 2017. Si hubieran esperado un poco más habríamos podido disfrutar de un encuentro apasionante: el del conductor del programaHalldor Mar, con Puigdemont, el más importante katalonski que hay en Alemania ahora mismo.

Pero Halldor ha encontrado otros katalonskis también interesantísimos. Por ejemplo  el conductor de bicitaxi Clayton Mitchel. Mientras le llevaba hacia la puerta de Brandeburgo, este abnegado taxista de la bici contó que es de Toronto, pero que Canadá no le gusta. Y que prefiere vivir pedaleando en Berlín. ¡Ah!  Es una postura existencial con ribetes metafóricos muy nostrats la de este canadiense incrustado en Alemania. Su calidad de transportista de pasajeros desde el sillín de un velocípedo parece una excentricidad sugestiva. La verdad es que los katalonski que Halldor va encontrando por el mundo gozan casi todos de un punto excéntrico muy atractivo.

En este viaje a Berlín, por ejemplo, encontró también a una joven que es una rareza curiosísima: siendo alemana cien por cien, de padres, abuelos y bisabuelos alemanes, le pusieron Antonia de nombre, y dedica sus ratos libres a bailar tango y a practicar el idioma catalán mientras hace escalada de muro en gimnasios de Berlín. Otro caso pintoresco que encontró Halldor fue el de los hermanos Youlden, gemelos, como dos gotas de agua, y ambos barbudos. Hablan con prodigiosa soltura catalán, alemán, italiano, francés, hebreo, turco... Son profesores de idiomas. O sea, que su excelente catalán dimana de su condición de políglotas. Con ellos despidió Halldor su visita, cantando juntos L’estaca. Pero enseguida le dijeron que querían otra que les gusta mucho: «Si Lluís Llach es el rey de la cançó catalana, este es el rey del tanga». Y cerraron el programa entonando con mucho sentimiento y alegría el tema de Josmar És super fort.

¡Ahh! Esta búsqueda de katalonskis pedaleando por Berlín que ha emitido TV-3,  justo el día de la activación a distancia del holograma político, reúne componentes de excentricidad superlativos.