Ir a contenido

CONTROL AUDIOVISUAL

TV-3 no violó la intimidad del juez Llarena

El CAC considera que, al ser un cargo público, es justificada la información personal que dio la cadena autonómica

Helena Garcia Melero, Francesc Soria y Lluís Marquina, presentadores del magacín de TV-3 Tot es mou. 

Helena Garcia Melero, Francesc Soria y Lluís Marquina, presentadores del magacín de TV-3 Tot es mou.  / ELOI CODINA

El Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) considera que TV-3 no vulneró el derecho a la intimidad del juez Llarena en el perfil que se le hizo en el magacín  'Tot es mou'. Según el acuerdo del ente regulador, los datos que se dieron no vulneran la privacidad del juez. En cuanto a la difusión de datos de su mujer, el informe jurídico señala que, dado su cargo público, se trata de una información justificada por su relación con la biografía del juez.

El fallo con respecto al programa 'Tot es mou', que se emitió el pasado 26 de marzo y en el que se incluyó una sección titulada '¿Qui és el jutge Llarena?', considera que resulta evidente la proyección pública y la relevancia social del juez Pablo Llarena, de acuerdo con la profesión que desarrolla y en el marco de las circunstancias políticas y sociales de la causa que instruye actualmente. El acuerdo del CAC ha sido aprobado por tres votos a favor y tres en contra, con un voto particular y el voto de calidad del president.

En cuanto a una queja sobre el programa de los fines de semana de Catalunya Ràdio 'El suplement', que abordaba los posibles efectos del 155 a los medios de comunicación de la Generalitat, el CAC cree que participaron voces representativas del sector audiovisual catalán, aunque constata que el debate no incluyó otras voces que podrían haber aportado otros posicionamientos contrarios.

El CAC también ha resuelto un expediente sobre el magacín matinal de Antena 3 'Espejo público', que se abrió a raíz de una queja de la Universitat Autònoma de Barcelona. La UAB  denunció la información que dio el espacio de A-3 -en ocho emisiones diferentes - sobre  eventuales situaciones de violencia y acoso en el centro. 

El ente regulador ha constatado que solo se dio voz a posicionamientos diferentes en dos de estas emisiones. Y de manera más concreta, la UAB solo tuvo voz en una. Por esto concluye que la televisión "podría no haber actuado con la diligencia debida conforme al principio de veracidad", que requiere fuentes diversas y dar voz a posicionamientos distintos. Así, el CAC ha acordado remitir el acuerdo y el informe a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), órgano de control el audiovisual a nivel estatal, a los efectos oportunos.

0 Comentarios
cargando