Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Frank con pigmeos, y Peñafiel caníbal

Ferran Monegal

Frank con una tribu de pigmeos de Centroáfrica (Wild Frank, D-Max).

Está ahora mismo Frank Cuesta en la República Centroafricana buscando gorilas (Wild Frank, DMax). En su primera entrega, gorilas no ha encontrado muchos todavía. Con quien más ha disfrutado Frank ha sido con una tribu de pigmeos, al suroeste de Bangui, la capital, un poblado de criaturas humildes y simpáticas que le invitaron a comer. Frank, para entretenerles, se puso a imitar a los gorilas, y les preguntó si eran peligrosos. Los pigmeos le dijeron: «Cuando te vean, serán ellos los que se asusten». Interesante advertencia. Coincide con la teoría que sostiene mi canario flauta Papitu: asegura que Darwin se equivocó en su estudio sobre la evolución de las especies. No es el hombre el que desciende del mono. Es al revés. El mono es la consecuencia de una mutación, muy mejorada, del ser humano. Por eso los pigmeos le decían a Frank que es él quien asustaría a los gorilas.

Frank, entendido como bestia, no es dañino. Es didáctico y respeta el hábitat selvático. Es verdad que hizo payasadas ante una manada de elefantes, pero era una concesión inofensiva al show televisivo. Los paquidermos no le hicieron ningún caso. Siguieron tranquilamente con su vida.

CARNE HUMANA .– Esta semana, la República Centroaficana también ha sido noticia en el programa Viva la vida (T-5). Apareció Jaime Peñafiel y, recordando sus grandes reportajes sobre las monarquías del mundo, contó que en 1976 estuvo en Bangui cuando Bokassa se autoproclamó emperador. Dijo que el banquete fue estupendo. Y que comió un plato tradicional con una carne riquísima. Añadió: «Luego supimos que las neveras del palacio de Bokassa estaban llenas de cadáveres de escolares, a los que había mandado asesinar poco antes del banquete. Lo puede corroborar el exjefe de la Casa del Rey, Alberto Aza, que estaba conmigo». O sea, que Peñafiel, y el diplomático que luego fue alto representante de la monarquía española, fueron caníbales. No solo ellos. En aquella época altos mandatarios europeos, como Giscard d’Estaing, le hacían la pelota al criminal Bokassa porque Centroáfrica posee enormes cantidades de oro, diamantes, uranio y petróleo.

¡Ahh! Acierta Papitu: la fase evolucionada y mejorada del hombre es el gorila. Dicho al revés:  el ser humano no es más que el ancestro rupestre y caníbal del mico.

Temas: Cuatro

0 Comentarios
cargando