Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Pongamos que la violada fuera su hija

Ferran Monegal

Cristina Pardo entrevistó al abogado Agustín Martínez (Liarla Pardo, La Sexta).

En vista de que el abogado defensor de cuatro de los integrantes de la manada, el letrado Agustín Martínez, iba repitiendo, inmmutable, que lo único que hubo en Pamplona fueron «relaciones sexuales consentidas entre seis adultos», y que lo máximo que se le puede reprochar a la manada es  «un comportamiento poco caballeroso porque se fueron sin despedirse», en vista de este sorprendente argumentario, a Cristina Pardo (Liarla Pardo, La Sexta) se le comenzaron a hinchar las narices y le preguntó al abogado: «¿Usted tiene hijas? ¿Pensaría lo mismo si fuera su hija la que estaba en ese portal de Pamplona?». ¡Ahh!  El público que había en el plató rompió en un sonoro aplauso.

Hombre, yo creo que Cristina Pardo comienza a encontrar el tono que de ella esperábamos. Este nuevo programa que ha estrenado, y del que lleva ya tres ediciones, no consigue por ahora índices de audiencia notables. Quizá porque tratándose de una emisión en franja dominical de tarde, pensaron que había que hacer algo entretenido y espumoso. No es este el registro al que Cristina nos tiene acostumbrados. Su éxito continuado, creciente, como reportera volante en Al rojo vivo y en los servicios informativos de La Sexta no vino de la espuma ni del entretenimiento, sino de su disfrutable mordiente cubriendo la actualidad. Un mordiente simpático, sin perder la sonrisa, pero con un admirable ingenio en el arte de la ironía. Y con un versátil reparto de descargas de profundidad. Esa ha sido la clave de su trayectoria. En Liarla Pardo debería  seguir sobre la actualidad, con el nervio y la intención que ella ha demostrado conocer a fondo,  y que son el santo y seña de la cadena en la que trabaja. Para lo otro, con Toñi Moreno en T-5 ya tenemos bastante.

IÑAKI GABILONDO, EXTRAMUROS DE ‘FAQS’ .– Aplaudo la estrategia de Iñaki Gabilondo al atender la petición de entrevista en Preguntes freqüents (TV-3). Ha aceptado la invitación del programa, pero no ha pisado el plató. Los ha citado extramuros del templo, en terreno de la SER. ¡Ah! Es una medida cautelar muy sabia. A finales de mayo del 2016, una periodista de A-3 TV, María Miño, las pasó canutas cuando penetró en el recinto amurallado de la Iglesia de El Palmar. No tomó las precauciones necesarias. Sufrió bastante. Es lo que tiene que un ateo pise tierra sagrada: el riesgo que se corre es grande.

0 Comentarios
cargando