Ir a contenido

INFORME ANUAL

La ultra alta definición se impone en la tele

La venta de televisiores con tecnología 4K superará este año a los de alta definición

En el 2020, el 25% de los hogares tendrá un televisor con calidad de imagen UHD

Manuel de Luna

Presentación de un televisor de ultra alta definición (UHD), o 4K, en la International Consumer Electronics Show, en Las Vegas (EEUU).

Presentación de un televisor de ultra alta definición (UHD), o 4K, en la International Consumer Electronics Show, en Las Vegas (EEUU). / JULIE JACOBSON

A finales de este año 2018, la venta de televisores de ultra alta definición (UHD) superará en ventas a la de televisiones de alta definición (HD) y definición convencional (SD). Y si se mantiene esta dinámica, en el 2020 el 25% de los hogares con tele contará con una pantalla UHD. Y es que la espectacular calidad de imagen de esta nueva tecnología, también conocida como 4K, unida a los cada vez más ajustados precios de los receptores de gran pantalla hace que sea el producto más valorado por los consumidores, según un estudio que ha hecho público la empresa europea de satélites SES/Astra.

“En apenas tres años de existencia, la tecnología 4K está teniendo un crecimiento en el mercado mucho más explosivo que en la que en su momento tuvo la HD”, afirma Luis Sahún, presidente de SES España, quien considera que este espectacular crecimiento, que llega a triplicar cada año la implantación de la alta definición tiene dos motivos: “La tecnología audiovisual mejora a gran velocidad y el precio de las grandes pantallas cada vez es más asequible. Ahora, un gran televisor de 75 pulgadas (casi 180 centímetros de ancho) puede costar uso 2.000 euros, pero en un año igual se encuentran ofertas por la mitad”, ejemplifica.

Para Sahún, lo que deja claro este estudio, realizado por la empresa Kantar TNS entre 1.000 personas y 150 bares con servicio de tele de pago, es que el consumidor “ha descubierto el 4K y ahora prefiere ver las cosas con más calidad de imagen y en grandes pantallas”.

Este lógico interés por ver mejor la tele es tal que, según demuestra el estudio de Kantar, una buena parte estaría dispuesta a pagar para poder disfrutarlo: hasta un 35% de los usuarios que no tienen televisión de pago contratarían contenidos en 4K. Más concretamente, entre el 30% y el 60% de los encuestados pagarían una cantidad adicional de 3 a 9 euros mensuales para disfrutar de contenidos UHD.

Más definición en los bares 

Y en los bares, también un 30% asegura que contrataría servicios UHD por 15 euros adicionales (y el 15% llegaría a abonar 45 euros más) para tener la posibilidad de ofrecer fútbol (el producto estrella en estos establecimientos) en ultra alta definición.

Y esta opción no es una quimera: en países como Francia, Alemania o Gran Bretaña ya existen plataformas de tele vía satélite que, con un pago mínimo de mantenimiento tecnológico, ofrecen toda la oferta de la TDT en abierto en calidad UHD.

“Por eso pedimos que haya en España un adaptación de la actual regulación para poder desarrollar este tipo de emisiones, que el estudio demuestra que tendrían una gran aceptación”, apunta el presidente de SES, quien también es  consciente de la dificultades que tiene el satélite en España, un país en la que los grandes operadores apuestan por la TDT (Mediaset, Atresmedia quieren seguir manteniendo el control de su negocio) y, ahora el cable (Movistar, que, curiosamente, no ofrece HD).

Según el informe de SES, actualmente existen en el mundo un centenar de canales en UHD vía satélite, de los cuales una treintena están en Europa. De hecho, hoy por hoy, la única forma de disfrutar de la auténtica UHD es a través del satélite, ya que la TDT no tiene suficiente ancho de banda como para poder soportar la emisión de varios canales en esta tecnología. Ni siquiera ofertas en 4K a través de fibra óptica.

“Actualmente, la plataforma Netflix ofrece algunas producciones en ‘streaming’ en UHD, pero con limitaciones -explica Sahún-. Primero, tienen una emisión de 12,5 megabits por segundo, si es fibra óptica y no se conecta mucha gente al mismo tiempo, mientras que a través del satélite se emite a 25/30 megas por segundo para cada canal, sin ningún tipo de degradación para los receptores, sean cuantos sean”. Pero, también reconoce que esta calidad tiene como cortapisa una menor capacidad de interactividad que otras tecnologías.

0 Comentarios
cargando