Ir a contenido

Tenue reflejo del atentado de Hipercor

Ferran Monegal

El atentado del Hipercor de Barcelona, en Cuéntame... (TVE-1).

Han recreado en Cuéntame... (TVE-1) el terrible atentado en el Hipercor de Barcelona (1987). O sea, que en este último capítulo de la temporada 19 han regresado al espíritu que tenía esta serie cuando se comenzó a emitir, y que poco a poco ha ido perdiendo: que a través de la familia Alcántara se reflejasen los grandes sucesos que conmovieron al país, por cruentos que fueran. El diseño del guion de este capítulo ha colocado al jovencísimo Oriol, hijo de Irene, y a Marco, el actual novio de su madre, precisamente dentro de Hipercor. Estaban haciendo unas compras. Y aunque salvan la vida, la explosión les golpea de lleno. Desde un punto de vista escénico, es decir, vista la  recreación televisiva de tan dramático atentado, se advierte escasez de medios. La dimensión que tuvo el atentado de 1987 fue tremenda. Los que tenemos años todavía lo recordamos con horror. La versión que hemos visto en la serie ha tenido la virtud de no escarbar en el morbo, ni en la truculencia. Eso hay que agradecerlo. Pero la reconstrucción del momento parecía realizada escatimando presupuesto. Y esta serie, a pesar de la opacidad que reina en TVE sobre las facturas que se pagan –en gran medida con dinero público– a las productoras, parece que goza de un altísimo presupuesto. El impacto visual que debería haber tenido el mayor acto criminal de la historia de ETA, hemos visto que se ha diluido a base de primeros planos, de enfoques cortos, lo cual ha minimizado la dimensión del atentado. Visto ahora en Cuéntame..., parecía una explosión de reducido volumen y de relativas consecuencias.  Una cosa es la recreación sobria, austera, sin efectismos tremendistas o amarillistas, y otra menguar lo que fue una enorme conmoción.
Más fidelidad encontramos en cuando Toni Alcántara, que trabaja como presentador del Telediario de TVE, entra en directo en el especial informativo que enseguida se emitió sobre el atentado de Barcelona. Su alocución es absolutamente fiel a la que se produjo en de 1987, cuando el periodista Luis de Benito, entonces director y presentador de la segunda edición del Telediario, interrumpió la programación habitual para ponerse al frente de la información sobre el atentado. Contrasta esta admirable rapidez de 1987 con el desprecio y el horror al directo que tienen los actuales jefes de TVE-1,
 

0 Comentarios
cargando