Ir a contenido

Tú y yo somos tres

Queman la foto de Puigdemont en TV-3

Ferran Monegal

Toni Soler incineró a Puigdemont en Està passant (TV-3). / TVC

En 'Està passant' (TV-3), el admirado Toni Soler ha quemado la foto de Carles Puigdemont. ¡Ahh! Dicho así podría considerarse algo increíble. En realidad, fue un rapto de alegría que le sobrevino a Toni mientras estaba comentando la reciente sentencia del Tribunal de Estrasburgo dictaminando que no es delito quemar la foto del Rey. Y en su excitación, Soler ha simulado un descuido -risas- y la foto de Puigdemont ha comenzado a arder por culpa de unas brasas que tenía encima de la mesa.

O sea que ha sido una quema accidental, pero en realidad todo formaba parte de un bucle de ironía y de humor. Hombre, el tema es jugoso. Aunque todo era una broma, a mí me parece que con la incineración de la foto de Puigdemont en plan accidente, este programa, que se puso en marcha meses atrás, rápidamente, para jugar el papel de trinchera del procés, se está replanteando sus humorísticos disparos y comienza a repartir sus perdigonadas mucho más equitativamente.

Por ejemplo, cuando también le pegaron un meneo de antología a Eduard Pujol, esa apasionante criatura que antes era periodista y que ahora se ha transmutado en gran 'fidel servant' del 'pinyol' de Waterloo. Su ultima alocución, como portavoz del 'aplec' del miércoles en Bruselas, ha sido en efecto de un surrealismo prodigioso. Y en 'Està passant' resaltaban, con enorme pitorreo, ese lío que se hizo, tan estrambótico, hablando de que habrá Govern (autonómico) y de que habrá República (en Waterloo). ¡Ahh! Ante este fenomenal 'trenclaclosques', en 'Està passant' se tiraban de risa por el suelo.

¡Ahh! Nunca he dudado de la inteligencia ni del olfato de Toni Soler. Me da la sensación, por lo que veo y expongo, que en vista de la estrafalaria situación entre el mundo gaseoso de Bruselas, la amalgama pintoresca de JxCat, el desnortado PDeCat, y la cabreada ERC, a la vista de tanta extravagancia y nebulosa, les decía, creo que en TV-3 también ha comenzado una especie de disensión en sus estrellitas de trinchera.

Para muestra un botón: justo antes de la humorística quema de la foto de Puigdemont, y del pitorreo sobre el portavoz del pinyol de Waterloo, en 'Tot es mou' Pilar Rahola predicaba, airada y apocalíptica: "Si se obliga a Puigdemont a devolver el acta de diputado ¡será una ignomínia!". ¡Ahh! Estaba tan disgustada y encendida, que hasta parecía que sacaba fuego por la boca.

0 Comentarios
cargando