Ir a contenido

VELADA DESASTROSA

Avelino, el soltero machista que salió trasquilado de 'First Dates'

"Si me estás preguntando si soy feminazi tenemos un problema", le abroncó Irene, en uno de los múltiples desencuentros de la velada

El Periódico

Irene y Avelino, protagonistas de una de las citas más desastrosas de First Dates.

Irene y Avelino, protagonistas de una de las citas más desastrosas de First Dates. / CUATRO

El restaurante de Cuatro acogió este martes una de las citas más desastrosas de la temporada. Y eso que en los 572 programas del espacio que presenta Carlos Sobera ha habido para dar y vender. En esta ocasión los zascas entre el soltero Avelino -un vigués de 35 años- y la soltera Irene -bilbaína de 30- fueron "un muro imposible de saltar". Él, conocido ya en las redes como hijo de Mr. Bean, se presentó como ingeniero de telecos, católico y muy dado a las frases lapidarias, machistas en su mayoría. Ella, en cambio, se definió como apóstata, "inquieta cultural y socialmente" y "feminista hasta la médula y apóstata".

La cita empezaba mal. Pero continuó aún peor.

Para romper el hielo hablaron de sus estudios. Primer asalto. Cuando ella explicó que en "ingeniería hay pocas chicas" él le explicó que era "una cuestión de naturaleza" [sic].

Irene, molesta le dijo sus declaraciones sobre sexo y género eran "muy desafortunadas" y le recomendó "un curso". Así que Avelino quiso reconducir la situación metiendo aún más la pata: "Si eres feminista ya lo dejamos. ¿Eres feminista?". Segundo zasca: "Si me estás preguntando si soy feminazi tenemos un problema. Te estás metiendo en un fregao tú solo que no sabes ni cómo salir", le advirtió Irene.

"Guerra de sexos"

Avelino quiso aleccionar a la chica, y se hundió definitivamente: "El feminismo fue creado a propósito, una obra de ingeniería social para crear guerra entre sexos. Hay casos que odian a los hombres por el simple hecho de ser hombres". 

Por culpa del debate religioso ("Yo soy católico", dijo él / "Yo soy apóstata", ella) llegó el último desencuentro. "Esto es un coñazo", acabó bufando él. Irene explotó: "Cada vez que dices 'coñazo' me pita la cabeza".

Debate en las redes

El desencuentro televisado tuvo su repercusión en Twitter, donde Avelino se llevó no pocas collejas: 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.