Ir a contenido

EL SÉPTIMO ARTE Y MEDIO

¿Qué diría Borges de 'Altered Carbon'?

La Sagrada Família de Netflix confirma que presupuesto y resultados no van de la mano

Carles Cols

Una imagen de la serie Altered Carbon.

Una imagen de la serie Altered Carbon. / NETFLIX

Con tanta persistencia se anunció el estreno de Altered Carbon que no está de más decir que esta es, hasta nueva orden, la Sagrada Família de Netflix, no porque su arquitectura narrativa haya estado en manos de un genio como Antoni Gaudí, sino por lo excesivo, en el presupuesto y en las formas, y también en la ambición. Vista ya, ahí va un reflexión, como es obligado, sin revelar nada a los aún no iniciados.

Los 10 capítulos de Altered Carbon están basados en una de las primeras novelas de Richard Morgan, un autor londinense que pretende hacerse un hueco en el género ciberpunk. En esta ocasión, la distopía es el mundo del año 2384, en el que ese actual 1% de la población mundial que ya hoy acumula el 99% de las riquezas tiene acceso a la vida eterna. Les llaman Mats. Por Matusalem. Mala gente. El protagonista es Takeshi Kovacs, una suerte de Sam Spade reenfundado en un cuerpo que no es suyo, algo que será común, parece, en ese siglo XXIV. La trama es, como tan a menudo sucede en el ciberpunk desde el parto cinematográfico inicial de Blade Runner, cine negro policiaco salpimentado de tecnologías.

La vida eterna, pero solo al alcance del 1% de la población. Un punto de partida prometedor, trasunto de la actualidad

La autopsia de Altered Carbon se puede abordar desde muchos puntos de vista. Uno, interesante, es el que Juan Scaliter, en un artículo publicado en 'La Razón', ha realizado y en el que analiza qué pasos da la ciencia actualmente para descargar la información contenida en el cerebro humano en una base de datos y, así, alehop, dar un paso hacia la inmortalidad.

Otra autopsia, no obstante, es posible. Requiere previamente dar un paso extremadamente placentero, releer un memorable cuento de Jorge Luis Borges, El inmortal, donde el escritor argentino relata la trayectora vital de Marco Flaminio Rufo, nacido en tiempos de Diocleciano, y tocado con el don de la vida eterna tras beber del río que purifica de la muerte a los hombres. Es un cuento extraordinario, sobre todo por lo subversivo de su planteamiento. La eternidad termina por ser para el protagonista como una insoportable condena, así que anda en busca del río que devuelve la muerte a los inmortales. Decía Christopher Hitchens, quien relató en forma de libro su propa muerte, devorado por un cáncer, que lo peor de dejar este mundo no es que se te acaba la fiesta, sino que la fiesta continúa sin ti. Pues bien, Borges le dio un giro más a la cuestión. Merece la pena releer 'El inmortal', pero, ya que la cosa va de series, y en este caso de la presupuestariamente mayúscula Altered Carbon, destacar un breve fragmento de aquel relato corto, perfecto para ponerle una nota a esta serie.

Sugería Borges que lo imposible en caso de vivir eternamente sería no escribir 'La Odisea'. Esa es la cuestión

Marco Flaminio Rufo conoce a otros inmortales, entre ellos Homero, al que habría que admirar desde luego por las peripecias que imaginó para Ulises, pero Borges se pregunta si, dado que la vida es eterna, “lo imposible es no componer, siquiera una vez, la Odisea”. Borges es así. Es, en cierto modo, una readaptación de la tesis central de La Biblioteca de Babel, donde existen todos los libros posibles basados en las permutaciones de letras y signos de puntuación.

Pues esa es la cuestión. A Altered Carbon, medios no le han faltado. Desde el primer minuto resulta evidente. Si no es la serie más cara de la breve historia de Netflix, por ahí andará. Una Sagrada Família. Lo imposible, pues, parece que sea componer un guion que no esté a la altura de las circunstancias y, sin embargo, así es, parece hacerse contagiado del virus del cine palomitero y termina por echar mano de los recursos narrativos de la biblioteca de los lugares comunes, del volumen de los malos estereotipados.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.