Ir a contenido

tú y yo somos tres

La guerrita de los alfileres

Ferran Monegal

Eduardo, en Maestros de la costura (TVE-1).

Si con Masterchef tenían buena audiencia, ahora han probado con el Master de las modistillas. Pues también la han tenido. TVE-1 consiguió con Maestros de la costura capitanear las audiencias del día. Un puñado de aprendices y aprendizas pelean por erigirse en ganadores del arte de la costura. Si los aspirantes a cocineros tenían fogones, despensa y langostinos, a estos de ahora les han puesto costureros, botones e hilos. Como es un programa de tele, también les han puesto alfileres, muchos alfileres, para incentivar las guerritas, cosa que siempre dan mucho juego televisivo. La más sonora, la del jefe del jurado, el maestro Lorenzo Caprile, con uno de los aspirantes, Eduardo, joven alicantino residente en Barcelona. Transformó una humilde sudadera: le hizo un agujero en el frontis, en forma de pantalla de tele, que hacía la función de aparador de tetas. Caprile le decía: «A mí no me impresionas con las tetas fuera. Eso lo llevo viendo yo desde Pierre Cardin del año 62». Y Eduardo, enseñando otra camiseta en donde aparece él dibujado casi desnudo, decía: «Goya pintó La maja desnuda y está en un museo. Lo que hago yo también es arte». O sea, se iban lanzando alfileres entre ellos, pero inofensivos. En casa nos gustó mucho una joven granadina, Mahi, pintoresca y colorista, que por ahora se gana la vida echando gasolina en la gasolinera de su familia. Aspira a dejar la manguera enseguida. Dijo: «Cuando paso por delante del bar, se quedan todos bizcos». Este programa tiene un plus de actualidad muy oportuno. Hace menos de año y medio, cuando la guerrita en el PSOE, Susana Díaz clamaba desde Sevilla: «¡Hay que coser el partido!». Y no hace un mes todavía Roger Torrent advirtió al tomar posesión del Parlament: «Vull cosir la societat catalana». ¡Ah! Yo creo que TVE ha estrenado este concurso en busca de artistas que sepan coser el país. El secreto es no dar puntada sin hilo.

EPÍSTOLA DESDE ESTREMERA .- No ha tenido recorrido en los Telenotícies (TV-3) la entrevista epistolar de Ana Rosa (T-5) a Oriol Junqueras. No ha debido gustar su aviso de que lo que se necesita es un president efectivo, o sea, no en una nube. Tampoco han tenido los Telenotícies ningún interés por el hermoso chalet de Waterloo. Es extraño. Daba para un Sense ficció sugestivo: La arquitectura del exilio.

Temas: Concursos TV TVE