Ir a contenido

ESCÁNDALO SEXUAL

Kevin Spacey le costó 40 millones de dólares a Netflix

El veto de la plataforma al actor por sus abusos sexuales provocó la suspensión de 'House of cards' y 'Gore'

Kevin Spacey, en la serie de Netflix House of cards.

Kevin Spacey, en la serie de Netflix House of cards.

El escándalo de los abusos sexuales de Kevin Spacey no solo le costó al actor su carrera profesional, sino que también supuso para Netflix pérdidas millonarias. Y es que el servicio de televisión por 'streaming' había invertido hasta 39 millones de dólares en dos ficciones protagonizadas por el actor, pero que no llegarán a emitirse por el veto que impuso la plataforma estadounidense cuando se confirmó que el artista es un depredador sexual.

A pesar de sus grandes beneficios, en el informe de resultados de Netfix del cuarto trimestre de 2017 presentado esta semana, aparece un apartado con casi 40 millones de dólares de pérdidas. Aunque la compañía no ha especificado la razón, fuentes cercanas han asegurado que se trata de los costes de la sexta temporada de 'House of Cards' y de la película 'Gore'.

Ambos proyectos fueron cancelados tras las denuncias del comportamiento de Spacey. Mientras que la cinta en la que Spacey daba vida al escritor Gore Vidal ha sido cancelada indefinidamente, Netflix ya ha reanudado el rodaje de la sexta temporada de 'House of Cards' sin su protagonista. Además, también tiene previsto realizar varios 'spin-off' ambientados en la Casa Blanca.

"Este tipo de amortizaciones son una constante del mundo de Ted Sarandos en términos de producción de contenido", ha afirmado David Wells, el responsable del área financiera de Netflix, haciendo referencia al director de contenidos. "Nunca habíamos tenido un escándalo de esta magnitud relacionado con el acoso sexual, lo que fue algo inusual", explica Wells.

"También es un buen indicador, cuando tienes muchos proyectos en camino, proyectos a gran escala", afirma Ted Sarandos. "Nos alejamos del riesgo de concentración de cualquier proyecto que tenga un impacto material", añade el director de contenidos de Netflix.