Ir a contenido

EXPOSICIÓN EFIMERA

'Stranger Things' se manifiesta en Barcelona

La plataforma Netflix abre una sala con escenarios de la exitosa serie para que los fans interactúen

Manuel de Luna

Una émula de Eleven traspasa la brecha del mundo al revés, en la exposición de Stranger Things de Barcelona.

Una émula de Eleven traspasa la brecha del mundo al revés, en la exposición de Stranger Things de Barcelona. / XAVIER GONZÁLEZ

Con ingenio, ganas y una buena historia se pueden lograr maravillas. Como, por ejemplo, hacer que un pequeño pueblo de EEUU de los años 80 se manifieste por arte de birlibirloque en la Barcelona del 2018. Y esto es lo que ha conseguido Netflix: ha reproducido en una pequeña sala de la capital catalana algunos de los escenarios más icónicos de Stranger Thingsuna de sus series más exitosas de la historia de esta plataforma de tele estadounidense.

Son cinco sets diferentes los que acoge una pequeña sala, situada justo al lado del Tribunal Suiperior de Justícia (en la calle Bonaventura Muñoz, 6); pero con el suficiente material interactivo como para hacer las delicias de los fans de esta original producción de corte fantástico.

Paseo por el pop up de Stranger Things.  / XAVIER GONZÁLEZ

Para empezar, los visitantes pueden curiosear por la habitación de Barbara Barb Holland (primera víctima del mundo al revés), e incluso firmar en su libro de condolencias.

En el segundo set , una pared cubierta de bombillas de colores permite comunicarse con el otro mundo, tal como lo hacía el desaparecido William Will Byers con su desesperada madre, Joyce.

La tercera parada ofrece la fascinante posibilidad de emular a Eleven y pasar de un mundo al otro a través de la apertura que descubre la misteriosa niña.

La cuarta propuesta es visitar el interior de la casa de los Byers a través de un juego de realidad virtual (con su correspondientes gafas, auriculares y mandos). La propuesta consigue transmitir una desasosegante sensación de inseguridad con un final que..., que lógicamente no hay que destripar.

Por último, el recorrido por el símil de la localidad de Hawkins presenta una imagen final para tentar los más frikis: pueden fotografiarse sobre las bicis de los protagonistas (con gorras y pelucas incluidas) y ante un inmenso póster de la serie.

Este tipo de pop up (tiendas efimeras e interactivas), aplicadas al mundo de las series y gratuitos, es una nueva fórmula para acercarse (y fidelizar) con el consumidor final. Y se están demostrando como un gran acierto. Al menos, con Stranger Things: ya ha habido dos experiencias previas en Madrid (noviembre) y en Valencia (diciembre), y ambas se han saldado con un éxito que ha sorprendido a la misma organización.

Sin apenas promoción previa (todo se ha movido a través de redes sociales), las dos exposiciones han tenido entre 800 y 1.000 personas diarias, con colas en la calle.

Eso sí, hay que estar muy atentos, porque este tipo de pop ups son un visto y no visto. En Barcelona se abrió este viernes, y se cerrará el domingo, 21 de enero, a las 21.00 horas. El horario para poder pasearse por Hawkins es, tanto el sábado como el domingo, de 11.00 a 21.00. Luego, 'Strangers Things' desaparecerá, claro.

0 Comentarios
cargando