Ir a contenido

Tú y yo somos tres

La Creu de la Sardà se la dan a Soraya

Ferran Monegal

Soraya (Agnès Busquets) con la Creu de Sant Jordi, en Polònia (TV-3). / TVC

Parece que no había bastante con los insultos que ha recibido Rosa Maria Sardà desde el sector indepe de las redes sociales. Por sus recientes declaraciones en Al rojo vivo (La Sexta), en las que expresó su postura crítica con el procés y con el simulacro del 1-O, un grupo de hiperventilados le dedicaron una colección de souvenirs llenos de cariño.

El portal e-Notícies se tomó la molestia de extractarlos"Enferma, alcohólica, barbitúrica, patética, bien pagá, botiflera, senil, renegada, quédate en España, momia, anciana, borracha...". ¡Ah! Este es el talante de los que dicen aspirar a una nueva Catalunya, más solidaria, más democrática y más libre. Paradójico. Y triste. Muy triste.

Por lo visto esta ventolera contra Rosa María Sardà en TV-3, en Polònia, han decidido mantenerla. ¡Que no decaiga el estigma contra los que no comulgan! Los polacos han escenificado el momento en que algunos funcionarios de la Generalitat le dan regalos a Soraya Sáenz de Santamaría para que se marche de una vez de Catalunya. Y el obsequio estrella ha sido entregarle la Creu de Sant Jordi, concretamente la que devolvió Rosa Maria el pasado mes de julio. Soraya, sorprendida de que le diesen una Creu que llevaba grabado el nombre de Rosa Maria, no entendía nada en absoluto. Pero se lo explicaron enseguida. Le dijeron: "Es que Rosa Maria Sardà es el anagrama de Soraya Sáenz de Santamaría". O sea, según Polònia, la vicepresidenta Soraya y la infiel Rosa Maria son lo mismo.

¡Ah! Este sketch habrá complacido al sector de las redes que lanzaron los insultos. Lamento profundamente que los polacos ya no hagan humorismo. Ahora se están transformando en instrumento al servicio de la misa oficial. Este sketch ha sido una forma de seguir llamando mala catalana Rosa Maria, porque se ha apartado de la doctrina. Y por eso la han asimilado a la Soraya del 155. Eso tiene un nombre: apartheid. Y eso alimenta lo que una cadena pública no debería alimentar nunca: la fractura de un país. Odio incluido.

LAS 'GIPSY CAMPOS'

Aunque la palabra gipsy se asimila al mundo gitano, y ellas no pertenecen a él, la tournée de las Campos por Nueva York (Tele 5) parecía un capítulo de los Gipsy Kings. Dentro de lo garbancero, salvemos a María Teresa. Las hijas, sobre todo Terelu, solo tenían sentido comiendo hot-dogs a dos carrillos.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.