Ir a contenido

AUDIENCIAS

Jueves de humor e intriga

'Polònia', en Catalunya, y 'Estoy vivo', en el global de España, lideran la noche en televisión

María Dolores de Cospedal (Judit Martín) y Soraya Sáenz de Santamaría (Agnès Busquets), en el programa Polònia (TV-3).

María Dolores de Cospedal (Judit Martín) y Soraya Sáenz de Santamaría (Agnès Busquets), en el programa Polònia (TV-3).

El humor de 'Polònia' y la intriga policiaca de 'Estoy vivo' se mantienen, jueves tras jueves, como las ofertas más seguidas en la noche televisiva, un día en el que se también destaca el paulatino declive del otrora insumergible 'Gran hermano'.

Según los datos de audiencia de Kantar Media, la sátira política 'Polònia' se mantiene como la gran estrella de los jueves en Catalunya. En su edición del 23 de noviembre, el veterano 'show' de TV-3 congregó a una media de 654.000 espectadores, con un imponente 23,3% de cuota.

En el conjunto de España, también volvió a imponerse en el 'prime time' la serie de TVE-1 'Estoy vivo', producción de corte fantástico y policiaco que reunió a 2.023.000 personas (12,9%), aunque en Catalunya sigue pasando sin pena ni gloria: 151.000 seguidores (6,8%).

Aunque 'Estoy vivo' lideró la franja de más audiencia, el programa más visto del día volvió a ser otro de los grandes éxitos de la pequeña pantalla: 'El hormiguero'. El conocido magacín de Antena 3, que este pasado jueves tuvo como invitadas a Geraldine y Oona Chaplin, reunió a una media de 2.723.000 espectadores (14,9%), de las que 239.000 (8,5%) seguían el espacio desde Catalunya.

A destacar también la buena acogida que mantiene el espacio de Ana Pastor en La Sexta. Pese a haber bajado con respecto a su estreno del jueves, 16 de noviembre, el programa de corte documental '¿Dónde estabas entonces?' ha congregado a 1.478.000 telespectadores (9%), de los que 220.000 (9,3%) lo veían desde Catalunya.

El principal derrotado de la noche ha vuelto a ser 'Gran hermano Revolution'. La 18ª edición del veterano 'reality show' de Tele 5 cada vez deja más claro su declive, al cerrar este jueves con una audiencia récord, pero a la baja. El que fuera gran estrella de Mediaset firmó este jueves un mínimo histórico, un 12% de cuota, con una media de 1.252.000 incondicionales. En Catalunya aún le fue peor: 79.000 telespectadores con un triste 5,5%.

0 Comentarios
cargando