Ir a contenido

ENTREVISTA del TeleTodo

Chenoa: "Es un lujazo poder repetir como jurado en 'Tu cara me suena'"

La cantante mallorquina habla de su trabajo en el concurso de Antena 3, en 'Zapeando' (La Sexta), su contrato en exclusiva con Atresmedia , del libro que acaba de publicar ('Defectos perfectos' y de su gira musical

Inés Álvarez

La cantante Chenoa, en el plató de ’Tu cara me suena’ (Antena 3).

La cantante Chenoa, en el plató de ’Tu cara me suena’ (Antena 3). / JOSE IRUN

Es más que una 'extriunfita' y que la célebre protagonista de una cobra aún por demostrar. Porque Chenoa (Mar de Plata, Argentina, 1975), además de contar con una carrera musical labrada a pulso, toca muchos palos: es jurado de Tu cara me suena (A-3 TV), colabora en Zapeando (La Sexta) y acaba de firmar un contrato con Atresmedia y publicar un libro, Defectos perfectos, en el que exorciza sus demonios (alguno con ricitos dorados). Está en racha.

¿Contenta con repetir la experiencia como jurado? Sí. Es un lujazo. Esta es una silla que pienso cuidar muchísimo, porque le he puesto mucha ilusión y ganas. Y sigo mirando hacia los lados para aprender. Porque sigo siendo la nueva y siempre lo seré. La veteranía que tengo alrededor es maravillosa y eso se contagia. Me da mucha seguridad, porque estás con gente que tiene claro el concepto, que tiene un perfil... A mí me costó entrar, porque no sabía por dónde explotar lo que faltaba, pero, como ha cuajado, hay que mantenerlo.

¿Mantendrá también su estilo a la hora de juzgar? Lo que pasa es que también me doy cuenta de los timings, porque este es un trabajo coral y hay mucha gente que quiere hablar. Y como no soy nada de gritar, entonces lo que intento es, en el pequeño hueco que tengo para dar la ayuda –no me gusta aconsejar, sino ayudar–, ser más escueta, más concisa, para que les entre el mensaje…

¿Hay alguien en especial a quien le gustaría ver como concursante? Ahora se están animando muchos cantantes. Al principio se echaban para atrás, porque da vértigo. Yo hice de Diana Ross con Carlos Latre y no lo he pasado tan mal en mi vida. ¡Estaba temblando! Porque yo no sé imitar. A mí ver aquí a Diana Navarro me ha impactado muchísimo, porque tiene un estilo supermarcado y salir de ahí... ¡imagínese! Con eso ya me doy por satisfecha.

"He llorado de alegría al cerrar el contrato con Atresmedia, y he brindado como si fuera Nochevieja"

¿Cuáles son sus favoritos? Me están cumpliendo todos los roles muy bien. Yo a La Terremoto me la como con patatas y le daría un 12 todos los días. Es que a mí la gente que me hace reír me produce mucha admiración. Miquel Fernández es sorprendente, y también Diana Navarro, porque no te la esperas. Y cuidado con Lucía Jiménez.

¿Tu cara... le ha servido a usted para mostrar su cara gamberra? Ahora se me conoce más de otra manera. Porque los músicos no tenemos muchos lugares donde explayarnos que no sea cantando o diciendo: «Sí», «No» o «No te contesto». Es complicado mostrar si eres divertido o no en una entrevista de tres minutos donde vas a hablar de tu disco. Aquí estoy más jurado, pero también más simpática, porque estoy en una tesitura más divertida. Y no me cuesta.

Zapeando contribuye a ello... Zapeando... ¡tela! Estoy aprendiendo como una loca. Porque es otro mecanismo y me estoy moviendo en muchas aguas. El primer día casi me agarró ciática, porque es una coral que lleva 900 programas y yo, como siempre, entro nueva. Pero bien, y cada vez mejor. Y Frank Blanco, con el que ya trabajé en la radio, es para mí un jefe al que quiero y me ayuda mucho.

Acaba de firmar un contrato en exclusiva con Atresmedia. ¿Feliz? He brindado con toda la familia como si fuese Nochevieja. Me siento muy abrumada... He llorado de alegría. Me gusta mucho trabajar, soy independiente –trabajo con mi familia– y a mí facilito no me lo han puesto. Pero cuando te hacen estos regalos, también hay que darle mucha importancia.

Lo habitual es que fichen a presentadores o actores, no a una cantante... Eso me han contado...

Se emociona... Es que soy una intensa. Ocultarlo me va fatal. O decir: [habla con voz de pija] «¡Ay, estoy supercontenta!». Esa posición no me gusta. Si lo sientes de verdad y estás muy agradecida de que cuenten contigo y apuesten por ti... Estoy feliz.

¿Esa exclusividad le impedirá estar en la nueva edición de OTNo es tanto una cuestión de blindaje como de proyectos. Manejo una gira de teatro; estoy en Zapeando (La Sexta) como colaboradora, estoy en Tu cara me suena y he sacado un libro [Defectos perfectos]. Con lo que no tengo tiempo para muchas más cosas. Solo para hacerme un masaje y seguir. 

Chenoa posa con la portada de su libro 'Defectos perfectos'. / DIEGO PÉREZ CABEZA (EFE)

¿Ni siquiera como invitada? Es que es una cuestión de agenda. Además, que a la gente que empieza de cero le hagamos la sombra nosotros..., es como que no lo veo.

Hábleme de la gira de teatros. Vengo de mucho concierto al aire libre con Soy humana, que es mucha tralla, porque la gente quiere marcha. Los teatros se manejan con otro concepto: el público busca a una Chenoa más tranquila. Ese punto jazz, balada a medio tempo. Con lo que es un repertorio más relajado.

"Estoy aprendiendo 
como una loca en 'Zapeando'. Pero el primer día casi me cogió ciática"

¿Como imagen de Atresmedia, dará las campanadas? Ya las di en TV-3 con Àngel Llàcer y fue una experiencia muy buena. Como siempre, le dejé todo el peso a mi profe, pero yo estaba al lado encantada. Me parece divertido.

¿En A-3 o en La Sexta? Yo di seis años seguidos las campanadas en casinos y no me podía comer las uvas porque tenía que contar yo y,  luego, cantar un popurrí. Me gusta la idea en sí; no importa el lugar. Es una cuestión de espíritu.

¿Y qué le gustaría que le encargaran? Confío mucho en el criterio de quien sabe. Si me propone un proyecto, será porque me ve en él. Yo es que eso de lo que voy a hacer... Eso del presente y el futuro no lo tengo muy claro últimamente.