Ir a contenido

reaparición en 'late motiv'

El significado del nuevo bigote de Buenafuente

El 'showman' asegura que no se lo quitará hasta que no vea hablar a Rajoy y a Puigdemont

El Periódico / Barcelona

Buenafuente, con bigote, en Late motiv. 

Buenafuente, con bigote, en Late motiv.  / MOVISTAR+

Después de dos semanas de bajaAndreu Buenafuente volvió anoche al programa del canal #0 de Movistar+ 'Late motiv' luciendo un nuevo 'look': un bigote que, confesó, se dejaba a modo de promesa, ya que no se lo quitará "hasta que no vea hablar a Rajoy y a Puigdemont".

"Vale, tú dirás: Andreu, te va a quedar el bigote como una morsa o como un vikingo", bromeó acerca del tiempo que puede tardar en producirse un encuentro entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat.  "Bueno, pues cuando pongáis la tele y vayáis viendo el desarrollo del bigote, significará todo lo que se está enquistando... mi pelo", agregó.  

El 'showman' también aprovechó su monólogo de la noche para sacar punta de la actualidad catalana utilizando incluso la enfermedad que le ha mantenido dos semanas alejado del plató de 'Late motiv', en el que le han sustituido David Broncano, Berto Romero, Raúl Cimas y Javier Coronas.

"Aznarosis"

"Sé que parezco el de 'Breaking bad' pero soy Andreu, soy el de siempre. Aunque si alguien quiere metanfetamina que me lo pida. Pensaréis: a ester 'hipster' qué le ha pasado? ¿Qué ha tenido, Aznarosis?", comenzó Buenafuente, para luego anunciar que había tenido "prostatitis". "Es como una patada en los huevos, pero que nadie te ha dado. Se me han inflamado partes bajas del cuerpo, muy de acuerdo con los tiempos actuales", explicó. "He estado dos semanas sin comer, tumbado y enseñando el culo. ¡Vamos, como en un Erasmus!", ironizó.

Buenafuente culpó a las pastillas que ha tenido que tomar estos últimos días, la fiebre y al "estado de locura" provocado por su enfermedad de haber visto sorprendentes imágenes en la tele: "Un barco con una lona gigante con un Piolín en el que dentro había policías; vi a Rajoy hablando de proporcionalidad; miles de banderas españolas en Barcelona; a Vargas Llosa criticando el nacionalismo, y a líderes independentistas diciendo que el número de votos daba igual". "¡Hasta vi a imputados de la Gürtel defendiendo la legalidad!", bromeó.

0 Comentarios
cargando