Ir a contenido

INFORME AUDIOVISUAL

En Catalunya la tienen más grande, la tele

Un estudio de GFK y Samsung analiza el mercado del televisor en España, en el que aún 'resisten' cuatro millones de aparatos de tubo

Manuel de Luna

Espectacular imagen del televisor de plasma de 102 pulgadas que Samsung presentó en Las Vegas en el 2006.

Espectacular imagen del televisor de plasma de 102 pulgadas que Samsung presentó en Las Vegas en el 2006. / ETHAN MILLER

A los catalanes les gusta mirar la tele en pantallas de gran calidad y que sean grandes. Este es uno de los datos más destacados que aparece en un estudio sobre el mercado de los televisores en España, realizado por Samsung (uno de los gigantes mundiales del sector) y la agencia GFK. En el informe se precisa que uno de cada tres hogares catalanes tiene un televisor que le ha costado al consumidor más de 800 euros, cuando el desembolso medio en España por una tele es de poco más de 400 euros, y que  uno de cada dos televisores de más de 600 euros que hay en España, está en un hogar de la provincia de Barcelona.

En el estudio también se señala que uno de cada tres televisores de 46 pulgadas -o más grandes- que existen en España está en hogares catalanes, un dato este muy importante para los fabricantes del sector, ya que "el tamaño del televisor va muy unido a su valor", afirma Nacho Monge, Marketing Manager del área audiovisual de Samsung España.

"Catalunya es una comunidad importantísima en el mercado de los televisores -asegura Monge-. Es la tercera de España donde más televisores se venden, en torno al 15% de las ventas del total del mercado. Por delante están Andalucía, que es la comunidad más grande y, claro, con mayor numero de consumidores, y Madrid, pero muy cerca de Catalunya", explica.

Según explica Monge, desde el 2013, en España se venden una media de unos 3,3 millones de televisores al año. "Para este 2017 calculamos que el sector facturará alrededor 1.300 millones de euros. Una cifra que está estancada, ya que es bastante parecida a la del año anterior -reconoce-. Lo que sí ha cambiado algo es que ahora se vende un televisor que, de media, es un poco más caro que en el 2016. Este año estará de media en unos 400 euros por televisor. Son alrededor de 3 o 4 euros más por aparato. Parece una nimiedad, pero subir esto es muy difícil".

EN FASE DE REPOSICIÓN

"España es un mercado que actualmente está en la fase que se denomina de reposición, es decir, bastante estabilizado", apunta el directivo de Samsung, quien explica que a partir de esta realidad se planteó realizar un estudio profundo sobre el mercado español. "Los fabricantes de televisores somos buenos en decir lo que se ha vendido, somos así así en decir lo que se va a vender, pero nunca hacemos estudios de lo que tiene el consumidor en su casa", reconoce Monge.

"Al comprobar que el mercado español está bastante estancado en esta cifra de 3,3 millones de televisores, decidimos hacer un estudio con GFK" explica el directivo. Y la primera pregunta al consumidor de este cada cuánto tiempo cambia el televisor, "teniendo en cuenta que todos los fabricantes sacamos televisores nuevos todos los años", señala Monge. A nivel europeo, el cambio de televisor está entre cinco y siete años. "Cinco cuando había dinero y siete cuando no ha habido tanto -explica-. Pero en España es algo diferente: desde el inicio de la crisis, el consumidor medio cambia de televisor, o piensa cambiar, cada diez años".

CHRISTIAN CHARISIUS

Televisor de ultra alta definición de Samsung, expuesto en la feria internacional de Berlín.

Además de la crisis económica, que retrae el consumo, el estudio descubre otras razones para alargar la longevidad del televisor. "La principal razón que dan es que su televisor ya es lo suficientemente bueno, o que ya le da lo que necesita -dice Monge-. Es decir, por qué comprar uno nuevo, si no me ofrece algo diferente”.

Otro de los datos que recoge el informe es el número de televisores que hay en cada hogar, "y la respuesta también varían según el ámbito -adelanta-. La media es de 1,85 televisores por hogar en España, es decir, casi dos, una cifra que es bastante inferior a la media europea. En Alemania están en casi tres teles por hogar, en Inglaterra están en 2,3 teles... Curiosamente -apunta-, en Francia están un poquito por debajo de España, en 1,6 televisores por hogar.

En España actualmente hay unos 38 millones de televisores. Pero lo que resulta realmente sorprendente es que dentro de esta importante cifra aún 'resisten' en activo más de cuatro millones de televisores de tecnología de tubo. Teles de pantalla plana (LCD, plasma...), hay en los hogares unos 27 millones de aparatos, mientras que televisores 'smart' (es decir, conectados a internet), existen unos siete millones de teles.

"Visto como fabricantes optimistas, estos datos significan que tenemos 31 millones de razones y oportunidades para apostar por el mercado español para que dé el salto al televisor 'smart', una tecnología que, además, es conocida y comprendida por el grueso de los consumidores, y aceptada, ya que nos dicen que es lo que más valoran en el televisor: aparatos de los que todo el mundo destaca por poder ver lo que quieres, cuando quieres y como quieres", finaliza Monge. 

El salto a la ultra alta definición

Apenas ya se ha asentado la alta definición (HD), el sector audiovisual, y el mercado del televisor con él, se ha lanzado de lleno a la ultra alta definición (UHD), o 4K, una tecnología que

Televisor QLED.

cuadruplica la definición de imagen de la HD, y permite pantallas de gran tamaño sin pérdida de calidad. Y Samsung ha hecho una apuesta por televisores que puedan reproducir UHD con la máxima fidelidad, a partir de la tecnología de pantalla QLED, un sistema mejorado de pantalla LED que es rival directoi de los televisores de la competencia, que han optado por la tecnología OLED. En principio, el nivel de brillo, el volumen del color y los ángulos de visión son las ventajas del QLED, pero OLED destaca por la pureza de sus negros y ser teles mucho más 'delgadas'. Pero quizá el detalle más importante es que son televisores de alta gama, es decir, los más grandes superan los 5.000 euros.            

Temas: Samsung

0 Comentarios
cargando