Ir a contenido

PACTO AUDIOVISUAL

'Los Defensores' de Marvel, en Netflix

La plataforma de pago estrena la ambiciosa serie sobre los superhéroes de la editorial

La producción de ocho capítulos une a 'Jessica Jones', 'Luke Cage', 'Iron Fist' y 'Daredevil'

Idoya Noain / Nueva York

Imagen promocional de la nueva serie Los Defensores, de la plataforma Netflix.

Imagen promocional de la nueva serie Los Defensores, de la plataforma Netflix.

Como en el sempiterno dilema del huevo o la gallina, es difícil discernir -o quizás imposible- si el hambre por las historias de superhéroes es insaciable, o si se consumen porque es lo que se ofrece. Y ante una incógnita eternamente debatible -y probablemente irresoluble-, mejor centrarse en los hechos: la plataforma estadounidense de televisión por internet Netflix estrena este viernes, 18 de agosto, ‘Los Defensores’, una producción de ocho capítulos en la que cuatro de los personajes de la editorial Marvelque recientemente han dado su salto de las páginas de los cómics a series propias en la plataforma de televisión por internet -'Jessica Jones', 'Iron Fist', 'Daredevil' y 'Luke Cage'- se unen para enfrentar a un enemigo común.

No es una reunión cualquiera, pero tampoco son comunes sus protagonistas. Lo saben quienes conocen los cómics originales o han visto ya las series individuales. En estas  se han encontrado con personajes como Jones, una mujer con fuerza extrema, pero enganchada a la botella de whisky y que arrastra el estrés postraumático de la violación y el abuso; o como Cage, cuya negra piel resistente a las balas e historia son, más que superpoder, un símbolo, por más que él busque llevar una vida tranquila.

Krysten Ritter, Danny Rand, Matt Murdock y Mike Coulter, los actores protagonistas de 'Los Defensores' / NETFLIX

“No llevamos traje, no nos definimos como superhéroes, nunca usamos esa palabra”, explicaba recientemente en un encuentro con un grupo de periodistas en Nueva York Mike Coulter, el fornido actor que da vida a Cage. “Si somos algo, es superhéroes mínimos -precisaba-. Queremos saber qué hacemos, por qué, a quién salvaremos, qué representa para nosotros. Estamos constantemente quitando capas para entender el propósito de quiénes somos”.

Una aventura más tradicional

Marvel y Netflix buscan sin duda explotar el éxito que han tenido las cuatro series individualmente, que mantienen sus propias vidas independientes, con nuevas temporadas en cartera. Pero también buscan un producto de más fácil consumo, menos metido en los recorridos psicológicos de los personajes y, además, accesible para quienes no están familiarizados con los antecedentes.

En vez de centrarse en las evoluciones de esos héroes algo atípicos en el universo de poderes sobrenaturales, lo que presentan en ‘Los Defensores’ es una aventura más tradicional. La salpican las particularidades de sus cuatro protagonistas, pero la guía ante todo su extraña alianza, marcada por reticencias iniciales, para enfrentarse a Alexandra, la villana que encarna Sigourney Weaver, empeñada en destruir Nueva York. Krysten Ritter, que interpreta a Jones, aseguraba -también en un encuentro con la prensa en Nueva York- que “hay que dar mucho crédito a los guionistas. Han hecho que los personajes tengan sentido en esta historia”.

Sigourney Waver encarna a la 'mala' de 'Los Defensores / NETFLIX

Lo que se diluye también en ‘Los Defensores’ es parte del impacto social y las conversaciones que las series individuales han provocado en temas como mujer, adicción y trauma, raza o fe. Ritter, no obstante, defiende que la base del mensaje se mantiene. “Mi personaje, por ejemplo, es el mismo, sigue diciendo y haciendo lo que quiere, y está de igual a igual con los chicos”.

También Colter reconoce que “solo se puede tocar un poco” de lo que ha hecho socialmente relevante a su personaje, Cage. Pero él encuentra un mensaje no despreciable en 'Los Defensores'. “La lucha de uno se convierte en la de todos. Se encuentra un camino a un objetivo común. Y hay una unificación de poderes para el bien de una sociedad, que en este caso es Nueva York, que representa a una sociedad global, donde cabe todo el mundo, donde el lenguaje no es el inglés sino el de la interacción humana. Se defiende a todo el que quiere estar aquí”.

0 Comentarios
cargando