Ir a contenido

ENTREVISTA

Raül Tortosa: "Una serie diaria es para el actor como la mili"

El intérprete de Terrassa es un nuevo fichaje de 'El secreto de Puente Viejo' y asegura que, cuando sales de estas producciones, "estás preparado para lo que sea"

Juan Carlos Rosado / Madrid

Raül Tortosa es Aquilino en la serie de Antena 3 El secreto de Puente Viejo.

Raül Tortosa es Aquilino en la serie de Antena 3 El secreto de Puente Viejo. / ATRESMEDIA

Raül Tortosa es uno de los rostros nuevos que ha irrumpido en ‘El secreto de Puente Viejo’, la veterana serie vespertina de Antena 3. El actor, nacido en Terrassa, interpreta a Aquilino Benegas, un importante hombre de negocios atractivo, sociable y cordial.

¿Cómo llegó a esta serie de Antena 3? Gracias al 'casting'. Creo que tuvo bastante que ver el hecho de haber salido en 'Acacias, 38' (TVE) el año pasado. Hice el personaje del duque Hermelando de Somoza durante tres meses. Una vez que te conocen y ven cómo trabajas, es más fácil que te salgan otros proyectos. El perfil que buscaban era de un hombre galán de 35 o 40 años, y creo que lo doy.

¿Cómo es su personaje de Aquilino en esta ficción? ¿Cambiaría algo? No, nada. Es un personaje complicado. Un hombre de negocios que entra en contacto con Hernando para comercializar sus productos. Quiere ganar dinero y tiene una moral un poco relajada. Se fija en la hija, Beatriz, y como todo lo que quiere lo tiene que conseguir se complican las cosas.  

Parece que las series diarias se han convertido en un buen escaparate para los actores menos conocidos, ¿no? Esto es como la mili. Ya lo pude comprobar un poco en 'Acacias', pero aquí el rodaje está siendo mucho más intenso y la trama es mucho más complicada. Es el mismo ritmo, pero a mi me está afectando más que en la serie de TVE. Yo había estado en otras diarias, como 'El cor de la ciutat' (del 2007 al 2009) de TV-3, donde grabábamos de ocho a tres. Aquí, en cambio, es de siete y media de la mañana a siete de la tarde. Los capítulos son de 50 minutos en vez de media hora. Es como la mili porque el texto es complicado al ser parrafones de castellano antiguo. Y tampoco tienes muchos ensayos. Solo tuve uno dos días antes de empezar. Es muy duro. Al salir de este tipo de series, creo que estás preparado para lo que sea.

"Me gustaría hacer series semanales porque en las diarias el ritmo es brutal"

¿Cómo se siente en ese entorno de época? Parece una tontería, pero el vestuario te ayuda mucho. Te lo pones y te metes en faena. Te crea el 50% del personaje. En cambio, el lenguaje lo complica todo.

¿Qué opina de ese 'look'? Me veo más clásico y más mayor.

¿Es difícil entrar nuevo en una serie donde hay tantos veteranos?  No mucho.

¿Le hicieron novatadas? (Ríe) Estuvieron a punto, pero no les dejaron. En una escena que estábamos a punto de cenar, la idea era darme unas gambas peladas. Pero no se lo permitieron y me hicieron otra cosa. Me recibieron muy bien. He tenido mucha suerte con los compañeros que he tenido hasta ahora en mis trabajos. Que el protagonista de una serie como Angel te diga “vamos a pasar texto” (dar la réplica en los ensayos), aunque no sea su escena, y te lo pase, es brutal.

¿Vive en Madrid? No, en Barcelona. Tenía que haberme hecho accionista de Renfe porque me estoy gastando una cantidad de pasta increíble. Es que vivo a tres calles del mar y me cuesta mucho venirme a vivir a Madrid. Si yo tuviera secuencias cada día, a lo mejor me lo plantearía. Aquí hay mucha más producción de ficción que en Barcelona, donde hay mucha publicidad, que es un campo que por ahora no quiero tocar. He tenido la suerte de estar en 'La Riera', 'El cor de la ciutat' (como Nico) y 'El crac', pero en Madrid hay más salidas.

"Me cogieron de extra en 'Juego de tronos', pero al final hice de capitán"

¿Hacia dónde le gustaría encaminar su carrera? Me encantaría hacer series semanales de 'prime time' porque hay mucho más trabajo de preparación de personajes y lo puedes disfrutar más. Aquí el ritmo es brutal y no te da tiempo a hacer florituras. Tienes hasta 11 secuencias en un día, que es exagerado. No puedes implicarte mucho porque al final del día estarías para el arrastre. También me gustaría hacer más cine. Y poder irme al extranjero. Sobre todo a Gran Bretaña porque me gustan mucho las producciones inglesas. Tuve la suerte de participar en un capítulo de 'Juego de tronos'.

¿Cómo fue eso? Hay veces que el destino manda y pasan las cosas porque tienen que pasar. Cuando rodaron por primera vez en España, estuvieron grabando en Girona bastante. Le dije a mi representante que tenía que ir allí, pero me contestó que iba a ser una pérdida de tiempo. No le hice caso y me fui a hacer las colas de extras porque soy muy 'fan' de los libros de 'Juego de tronos'. Me cogieron para hacer de habitante de Desembarco del Rey. Entonces me llamó la representante y me dijo que al final iba a hacer de capitán del ejército de la casa Tyrell. Se ve que no les acaba de cuadrar el que tenían, han revisado las fotos y te quieren a ti. Estuve cinco días rodando y fue espectacular. Había 300 personas detrás de las cámaras para una secuencia de dos minutos y medio. Conocí a cinco protagonistas y hablé con todos ellos.

"En Madrid hay mucha más ficción que en Barcelona, donde hay mucha publicidad"

¿Qué es lo que más le ha gustado de lo que ha hecho en Catalunya? En 'El cor de la ciutat' hice un personaje que aguantó dos años y medio, pese a ser secundario. Estuvo muy bien. Luego trabajé en 'Salvador (Puig Antich)', con Manuel Huerga, haciendo del hermano del protagonista, Quim. En 'La Riera' estuve siete u ocho capítulos y luego en 'El crac'.

¿Y su faceta musical? Tenemos un grupo de pop rock que se llama Una Hora Más. Sacamos un disco en el 2012, 'Tiempo de locos'. Estábamos a punto de sacar el segundo, pero la cosa se ha encallado. Empezamos a tener una edad y algunos tienen hijos.

Es usted muy completo, porque en su currículo figura que es veterinario… Estudié Veterinaria e hice el máster en Neurociencia. Empecé a trabajar en investigación en Inglaterra con el tema de las 'vacas locas'. Hacía exámenes neurológicos a cabras, vacas y ovejas. Luego me vine a Barcelona a hacer la tesis con un modelo de ratón transgénico.

¿Y cómo ha acabado de actor con esa trayectoria tan brillante? Desde siempre me había gustado mucho el cine, pero nunca me había planteado que fuera posible vivir de esto. En casa me lo decían. Cuando estaba acabando la carrera pensé que me había equivocado e hice en verano un curso de interpretación. Yo soy bastante tímido y por eso lo hice. A las dos semanas se produjo el clic y tuve claro que me había equivocado. Aunque siempre lo voy a tener ahí… En esta procesión de actor hay mucho paro.

¿Le gustaría hacer de veterinario en una serie? (Ríe). Podría hacer de veterinario en 'Centro médico'. 

Temas: Series

0 Comentarios
cargando