Ir a contenido

de la tele a la literatura

Pablo Rivero: "En los años 90, el sexo no era tan tabú como ahora"

El actor que da vida a Toni Alcántara en 'Cuéntame cómo pasó' debuta como escritor con un 'thriller' psicológico sobre un parricidio

Marisa de Dios

Pablo Rivero con su libro, No volveré a tener miedo. 

Pablo Rivero con su libro, No volveré a tener miedo. 

Pablo Riveroel Toni Alcántara de ‘Cuéntame cómo pasó’, ha debutado como escritor con ‘No volveré a tener miedo’ (editado por Suma de Letras), una intriga psicológica ambientado en los años 90 y protagonizado por una familia que poco tiene que ver con la de la longeva serie de TVE-1. La novela, que va ya por su tercera edición, comienza con un suceso devastador: el asesinato de un clan a manos de uno de sus miembros. El libro repasa sus últimos siete días de vida, escarbando en el origen de sus conflictos, hasta desvelar la identidad del parricida.

¿Qué se van a encontrar los lectores en esta novela? A partir de un falso hecho real, es una radiografía de los comportamientos, de las carencias y de las taras que tiene una familia en la que sucede un asesinato así. Es un 'thriller' psicológico con mucho misterio y que retrata una época en la vida de los españoles, los años 90, en los que, por desgracia, hubo muchos crímenes que nos marcaron a los que nos criamos en ese momento.

¡Qué poco tiene que ver esta familia, en la que cada uno va a la suya, con los Alcántara de ‘Cuéntame’, que siempre han sido una piña! No tienen nada que ver, aquí hablo de una familia desestructurada. El libro, a partir de un hecho clave, que es cuando el padre se va de casa, muestra cómo la gente reacciona de una manera muy loca cuando está al límite. También habla del determinismo y de que cómo, por mucho que no queramos, nos parecemos a nuestros padres.

¿Por qué escogió un tema tan turbio como un asesinato para su primera obra? A mí me gusta mucho el 'thriller', el terror, con personajes ambiguos e historias sin moralina. Por ejemplo, soy muy fan de Hitchock y de ‘Psicosis’ que, más allá de la escena de la ducha, se trata de saber la mentalidad de lo que hay detrás. Al final, el libro resume un poco mis gustos.

El miedo aparece constantemente en este relato, y no solo en el título. ¿Esos temores que explica son también los suyos? Para mí era muy importante no solo crear una novela negra con una trama sorprendente, sino tener unos personajes que calaran. Por eso he buceado e investigado sobre los miedos aunque, por supuesto, mi vida no se parece en nada a lo que explico en el libro. La madre tiene miedo a ser abandonada, algo que a todos nos ha pasado en algún momento. Como es actriz, está el temor a que no te llamen, el mundo de los 'castings'… El terror de Mario, el hijo menor, relacionado con algo casi 'voyeur', yo lo he tenido mucho de pequeño. Y luego está Raúl, el hijo mayor, que tiene que aceptarse a sí mismo. Yo no he tenido ese miedo, pero sí, a lo mejor, el temor a no pertenecer a ningún lugar.

¿Cuál es su mayor miedo? Tiene que ver con las enfermedades, con desaparecer pronto, con tener que decir adiós a gente de mi alrededor...

El sexo también está muy presente, pero tratado desde un punto de vista un tanto turbio. Yo creo que, en los años 90, el sexo no era tan tabú como ahora. Cuando tienes que escribir, lo erótico juega un papel fundamental en la relación de pareja. Lo que he intentado es no provocar por provocar, porque en el libro nada es gratuito. El sexo tiene una función dramática dentro de la historia. 

El planteamiento recuerda al de 'A sangre fría' de Truman Capote, aunque en su caso el crimen que narra no sea real. Sí, es un homenaje en el punto de partida, aunque luego me distancio bastante porque la estructura no tiene nada que ver, ni la trama. Fue una historia que me cautivó, como ‘El adversario’ de Emmanuel Carrère. ¡Para mí ya era un éxito lograr en el lector un 2% de la fascinación que me produjo ‘A sangre fría’! El hecho de conseguir que lo que escribo parezca un hecho real, que mucha gente lo busque en Google, plantea una expectación, una curiosidad, un morbo y algo de 'voyeur' para meterte de lleno en la historia de los personajes.

En el libro hay constantes referencias a programas de televisión de la época: 'Twin Peaks''¿Quién sabe dónde?', 'La máquina de la verdad', 'Lo que necesitas es amor', 'El programa de Ana', el 'Telecupón'... Parte de la cultura representativa de esos años que yo recordaba me ha venido muy bien para explicar cosas de los personajes. Se trata de una familia que no habla entre sí, en la que todos tienen una doble vida y no se conocen realmente, pero que se sientan delante del televisor a ver los programas de telerrealidad, en los que todo el mundo contaba su vida. Los personajes siguen, por ejemplo, '¿Quién sabe dónde?' sin saber que, en siete días, ellos van a ser los protagonistas del programa. 

¿A usted le marcaron esos programas? Eran impactantes porque era el momento en el que empezaba ese tipo de televisión. Sobre todo, lo que a mí me impactaba, que es lo que he intentado transmitir en el libro, es ese clima de constantes desapariciones, asesinatos… La sensación de que puede ocurrir algo en cualquier momento.

        

¿Este libro era un proyecto que tenía en mente desde hacía mucho tiempo? ¡Muchísimo! La primera idea del crimen la tuve en 1998 o 1999. El primer borrador lo acabé en el 2008 y, luego, lo fui desarrollando en los parones de 'Cuéntame', hasta que, en el 2015, ya presenté el manuscrito a la editorial y empezamos a trabajar más profesionalmente.

De hecho, este libro fue la causa de que dejara la serie hace dos temporadas para luego volver. También tenía un proyecto teatral. En 'Cuéntame' me gusta estar al cien por cien, así que lo planteé como un paréntesis. Pero no llegué a estar ni una temporada fuera.

Durante su ausencia en 'Cuéntame' se produjo la polémica por los 'papeles de Panamá', e incluso se habló de que la serie no continuaría o que la venderían a Antena 3. ¿Cómo vivió esos momentos de incertidumbre? Hablé con Joaquín Oristrell, que es el jefe del departamento de guionistas, porque yo iba a volver un poco más tarde, pero pensé: '¿Y si esta temporada es la última?'. Así que me incorporé antes de tiempo porque me dieron más ganas de volver a disfrutar de trabajar en la serie.

¿Piensa seguir escribiendo? Sí, tengo un par de ideas. Me estoy debatiendo con cuál empezar.

Usted  ha estudiado periodismo y comunicación audiovisual. ¿Se planteas llevar al cine 'No volveré a tener miedo'? ¡Me encantaría! Me han dicho que es un libro muy cinematográfico, así que sería fantástico hacer una película o una miniserie de siete episodios con cada uno de los capítulos del libro.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.