Ir a contenido

DERECHOS AUDIOVISUALES

La Champions será toda de pago a partir del 2018

Antena 3 y TV-3 se quedan sin la Liga de Campeones, que solo se podrá ver en una plataforma codificada

Cámara de televisión tomando un primer plano de la copa de la Liga de Campeones.   

Cámara de televisión tomando un primer plano de la copa de la Liga de Campeones.    / JAVIER SORIANO

El gran 'pelotazo' de audiencia que significa para las cadenas en abierto el partido semanal de la Liga de Campeones se ha acabado. A partir de la temporada 2018-19, la Liga de Campeones solo se podrá ver a través de las televisiones de pago. Es decir, la edición del torneo que empieza tras el verano será el último que se podrá ver en abierto a través de Antena 3 (en el conjunto de España) y TV-3 (en Catalunya).

La desaparición del partido en abierto semanal de la Champions es un 'palo' especialmente duro para la televisión autonómica catalana, que tenía en esta competición (en general) y en los partidos del Barça (en particular), su principal 'músculo' para levantar las audiencias.    

Fuentes cercanas a las negociaciones que las diferentes empresas audiovisuales están manteniendo con el propietario de los derechos audiovisuales de la Champions (la UEFA) confirman que el contrato para las tres próximas ediciones (2018-19, 2019-20 y 2020-21) se ha concedido a una plataforma de pago, aunque no han podido confirmar cuál. Pero los números son pocos en España: los propietarios de canales de pago son Mediapro (Bein) y Movistar+. Las plataformas Vodafone y Orange, por su parte, ya anunciaron que no estaban dispuestos a pujar por unos derechos que consideran desorbitados.

Mediapro, que es la que ha estado emitiendo estas últimas temporadas de la Champions en codificado, vuelve a ser ahora el principal favorito, y varias fuentes ya dan por hecho de que ha sido la que al final se ha llevado los preciados derechos audioviauales. Per un portavoz de la empresa catalana ha señalado a este diario  que "aún no se ha cerrado nada", y que aún no han recibido ninguna confirmación oficial. Por su parte, desde la plataforma de Telefónica tampoco han hecho ningún tipo de comentario. De hecho, los representantes de la UEFA han estado recibiendo ofertas de todos los interesados en los derechos de la Liga de Campeones hasta el pasado miércoles, 21 de junio.

Todo hace pensar que esta discreción la ha impuesto la misma UEFA para darle tiempo a informar a todos los que han pujado por los derechos el resultado final, y en el que ya nadie duda que el organismo deportivo ha impuesto por fin su gran objetivo: toda la Champions ha de ser de pago, con partidos martes y miércoles en dos franjas (19.00 y 21.00 horas).      

DERECHOS MUY CAROS

El indudable interés que despierta la Champions, y que va en aumento edición tras edición, ha hecho que la UEFA también haya ido subiendo el precio de los derechos de manera casi exponencial. Así, para esta nuevo ciclo de tres temporadas, el organismo europeo del fútbol haya pedido a las televisiones españolas más de 600 millones de euros (200 millones por temporada), un 30% más que el ciclo anterior de tres temporadas (que adquirieron Mediapro, en codificado y TV-3 y A-3, en abierto). Ante estas cifras, ya hubo algunas plataformas que optaron por renunciar a la puja, como fue el caso de Vodafone y Orange, al considerar que era imposible rentabilizar una inversión tan grande.

Las mismas fuentes cercanas a las negociaciones entre las teles y la UEFA, y que apuntan a Mediapro como la adjudicataria final, también adelantan que la empresa que dirige Jaume Roures puede haber desembolsado más de mil millones de euros por el trienio. Esta cifra sería por los derechos en exclusiva de la Champions, más los de la Europa League, competición que también ha estado ofreciendo estos tres últimos años la empresa catalana. 

Efectivamente, la cifra puede parecer desmesurada, pero está en la línea de lo que la UEFA ha conseguido de otros países europeos donde la Champions es algo más que un torneo de fútbol. Así, en Francia, el canal SFR ha pagado unos 350 millones por temporada. Eso sí, incluye además de la Champions, la Europa League. Pero no deja de ser un precio más que respetable, si se tiene en cuenta que es casi el doble del anterior contrato. Pero muy similar a lo que se adelanta que se ha pagado en España.

En Italia, Sky ha desembolsado unos 290 millones de euros por temporada. Pero donde la UEFA ha hecho el gran negocio ha sido en el mercado británico (BT ha pagado unos 455 millones de euros) y el alemán (¡600 millones de euros ha pagado Sky Deutschland!). En resumen, y con respecto al anterior contrado de derechos audiovisuales, la UEFA ha incrementado el precio una media del 30%.

Está claro que quien más sale ganando es la UEFA, pero en sus pingües beneficios también ha compensado a los equipos participantes: a partir del próximo contrato pasarán a repartirse la nada despreciable cifra de 3.000 millones de euros.