Ir a contenido

ENTREVISTA

Úrsula Corberó: "Soy tan cañera como Tokio"

La actriz catalana se muestra entusiasmada con su papel de sexi atracadora en la serie 'La casa de papel', en Antena 3, y con la película que rodará con Julio Medem

Inés Álvarez

Úrsula Corberó dice que le gusta el look de Tokio, que en cierta modo ha adoptado.

Úrsula Corberó dice que le gusta el look de Tokio, que en cierta modo ha adoptado. / JEOSM / ROBERTO GARVER

Sus inicios fueron en TV-3, con 'Mirall trencat' (tenía 10 años) y 'Ventdelplà', pero Úrsula Corberó (Barcelona, 1989) vio cómo su carrera daba un giro con su papel en 'Física o Química' (Antena 3). Luego vinieron 'Isabel' (TVE-1), 'Anclados' (T-5) y 'La embajada' (A-3). Ahora es Tokio, una sexi atracadora, en 'La casa de papel' (A-3 TV) y le espera una película con Julio Medem. Como Violeta Parra en su canción, dice que le da «gracias a la vida», que le ha dado tanto. 

¿Qué hace a esta serie diferente? Que el suyo es un género, el de la acción, que nada tiene que ver con lo que estamos acostumbrados a ver, pero también su factura. Porque cada capítulo es como una película. Se nota que la construcción de los personajes se ha hecho como cuando ruedas una peli de las de antes, de las de los años 90, en las que te pegas un mes ensayando.

¿Han ensayado mucho? Muchísímo. Y ha habido una conversación previa para sacar matices bonitos. Y eso se nota mucho.

El rodaje habrá sido duro. Sí, y muy intenso, porque esta serie requiere mucho esfuerzo físico. La acción es adrenalina pura y dura.Y, tras el rodaje, cuando llegaba a casa, no podía bajar de ahí. Si te pegas el día pegando tiros,  a ver cómo te duermes luego.  Es que en esta serie hay mucho 'rock and roll'. Es un frenesí todo.

Los ocho protagonistas, los atracadores, no son unos angelitos. ¿Les llegaremos a querer? Ahí entra el debate. ¿Cómo sabemos quién es malo y quién bueno? Dentro de la banda de los atracadores hay mucho superviviente, que no es el más bondadoso, pero es que tampoco le quedaba otra opción. Y luego está hasta qué punto los rehenes son buenos. Cuando tienes tanta gente encerrada en un sitio, no todos pueden serlo.

"La acción en 'La casa...' es adrenalina pura. Cuando llegabas a casa de rodar, no bajabas de ahí»

¿Que su personaje sea la narradora le da más protagonismo? Tokio es el hilo conductor. Todo se cuenta a través de su historia principal. Ella hace todos las voz en off y es la narradora de la historia. Pero todos los personajes tienen peso y cada uno protagoniza un capítulo.

Y tienen nombre de ciudad. Como en 'Reservoir dogs', que eran colores, sí. De hecho, cuando me pasaron la separata pensé que el nombre me gustaba muchísimo . Porque los nombres dicen mucho; marcan de alguna manera nuestra personalidad. Yo me llamo Úrsula y es un nombre que quieras que no... Es que de la serie me mola todo.

¿Todo menos el peinado? Sí que me gustó. Lo que pasa es que llevaba ocho meses sin trabajar y entonces pensé: «Me tiro a la piscina y me tiño de rubia». Y va y me sale la serie y tengo que ser morena. Con lo que cada semana escupía el rubio y tenía que ir tiñéndome todo el rato. Pensé que molaría que me dejara rubia con una raíz oscura, que quedaría completamente rocanrolesca. Pero no lo vieron mucho,  y cuando me hicieron este look ,tuve que reconocer que era el acertado. Tokio es una tía muy cañera, que no deja de ser una superviviente y una mujer de armas tomar, nunca mejor dicho, y para mí era importante que se viera esa dureza.

ATRESMEDIA

Chino Darín y Úrsula Corberó, en una escena de la serie 'La embajada', de Antena 3.

¿Y con eso ya se sentía Tokio? La gente me dice que me veo diferente, que hasta visto distinto. Y es que por primera vez en  mi vida me he tragado al personaje. Nunca antes le había dado ocho vueltas.

Y antes de tragársela, ¿qué tenía en común con ella? Tengo defectos, como todo el mundo, pero me considero una persona fuerte. Soy valiente en el sentido de la vida. Evidentemente, me he encontrado baches, porque la vida no es fácil, pero tengo alma de Tokio.Y soy cañera, aunque esto me sale más con la gente que me quiere. Pero tengo un humor ácido e incluso mis amigas son heavies. 

¿Y qué no le gusta de ella? Es muy visceral. Para lo bueno y lo malo. No sé si no me gusta, pero las consecuencias pueden ser malas.

Usted es una mujer de armas tomar, pero estas no se le dan bien. Sí [ríe]. Querían que supiéramos cómo se maneja un arma y fuimos a hacer pruebas de tiro. El actor puede trabajar un personaje, pero si tienes la posibilidad de experimentar, mucho mejor. El día que fui tenía bastante miedo. Me dan mucho respeto las armas, porque pueden hacer mucho daño.  Además, he descubierto que tienen retroceso, y se te van para arriba. Alba Flores, como es una tiarrona, tiene más control, pero yo, como soy pequeñita... Me daba mucha impresión. Dos horas después, aún me temblaban las piernas.

Pero algo sí que aprendería... Sí, porque luego me dieron armas chiquititas y ahí ya le pillé el gusto. Lo que me daba mucho miedo es sentir, porque es inevitable, que tienes un poder que va más allá del ser humano. Notas que hay como un emborrachamiento de poder, que te hace que tengas miedo de ti mismo. Aunque luego no empieces a disparar como un loco...

"Me dan miedo las armas. Y sentir que te dan un poder que va más allá del ser humano»

El ritmo frenético del primer capítulo no se podía mantener...No. Hay capítulos que son más de acción, otros más dramáticos y otros más cómicos. La comedia negra funciona muy bien en esta serie. Fue una de las cosas que más me sorprendió y gustó. Porque se agradece mucho, tras sentir emociones muy fuertes, que el cuerpo se pueda relajar. Es humor puro y duro.

Los actores han vivido 'tres grandes hermanos': el encierro de preparación de los personaje, en la realidad, y los de la Casa de Toledo y la Casa de la Moneda, en la ficción. ¿No han llegado a odiarse? Ha pasado algo muy increíble que no había experimentado antes: una conexión mágica y una fluidez entre nosotros que es lo que me tiene más enamorada del proyecto.

A ver si van a formar una banda. Saben disparar y se entienden... Sí [ríe]. Es que hemos congeniado mucho. Y Miguel Herrán es digno de admirar. En los Goya dijo que Dani Guzmán le había dado una vida. Pero él tiene el don de la interpretación. Ha nacido actor con mayúscula. A mí me lo pone muy fácil. Y mira que es un chico de 20 años. Un 'baby'. Se nota que interpretar es su vida y eso me emociona.

¿Más conexión que con los compañeros de 'Física o Química'? Y no me refiero al famoso temita de las orgías. Da igual. Haya pasado lo que haya pasado siempre digo que 'FoQ' supuso un giro de mi vida.Yo era muy pequeñita. Me fui a vivir a Madrid, a casa de mi tía, con 17 años. Éramos muy niños y lo vivíamos de una manera muy inocente y pura. Ahora lo vivo desde otro sitio. No quiero decir la madurez, porque sonaría pedante, pero sí desde una cosa más terrenal. Cuando tienes 17 años las cosas son más volátiles, aunque haya mucha intensidad.

"Amo Barcelona, Catalunya, y me gustaría trabajar ahí. Y en catalán, porque que es mi lengua materna»

Sus orígenes están en TV-3. ¿Le apetece trabajar en esa cadena, en series como 'Nit i dia' o 'Merlí'? Tengo pendiente ver 'Cites'. Amo a Barcelona, a Catalunya, y me encantaría trabajar ahí. Y en catalán, porque es mi lengua materna. 

Ahora el AVE funciona muy bien en ambas direcciones...Y suerte que me ha tocado la época del AVE. Antes era más complicado con el puente aéreo. Ahora, vas a Atocha y te plantas en dos horas y media en Barcelona. Eso es un lujo. 

Me refiero a que cada vez más actores madrileños quieren trabajar aquí. Usted, el idioma lo tiene.Me encantaría hacerlo. Aunque lo que yo quiero es trabajar [ríe]. Quiero proyectos que me motiven y me den la oportunidad de conocer a gente talentosa que me aporte en mi vida. Si tuviera que pedir un deseo para el resto de mi vida, sería ese.

No se quejará. El 2015 fue un gran año para usted: dos películas, una serie en Roma y otra aquí, 'Anclados'. Aunque esta no acabó de cuajar. ¿Qué pudo pasar? Eso de la tele es un misterio. Al menos yo no lo sé, porque teníamos buenas audiencias. La serie funcionaba bien, pero hay cosas que a los trabajadores se nos escapa.

Igual pasó con 'La embajada', serie de una buena factura y reparto. De ahí los miedos en los estrenos, porque, a veces, haces proyectos que crees increíbles y no cuajan. La clave del éxito nadie la tiene. Aunque eso también es bonito. Porque soy adicta a las emociones fuertes, como Tokio. Si me dijeran lo que pasará en la vida, sería muy aburrido.

Al menos, de la serie se llevó a Chino Darín, su actual pareja. Sí. Es divino.

INSTAGRAM ÜRSULA CORBERÓ

La actriz Úrsula Corberó en una imagen que revolucionó las redes.

Antes de conocerlo, ¿ya admiraba a su padre, Ricardo Darín? ¡Quién no admira a Ricardo Darín! Y si conociesen a Flor, su mujer y madre de Chino, también... Y a su hermana. Admiro mucho a esa familia. Es muy especial y llena de luz.

Y cómo lo luce en Instagram. Hay algo químico, que si no te atrae esa persona, no te atrae y punto. Pero yo me habría enamorado de él aunque fuera feo. Porque es muy inteligente y tiene un sentido del humor apabullante. Un caballero. He tenido mucha suerte en la vida.

"Intento ser cautelosa en las redes, pero si me da un ataque de amor, lo tengo que soltar»

¿No teme exponerse tanto? Durante un tiempo fui muy celosa de mi vida privada y no me sirvió de nada [ríe]. Intento ser cautelosa, pero cuando tengo un ataque de amor, como soy bastante visceral, lo tengo que soltar. Es que nunca sabes cuáles son los límites; no sabes qué haces bien o mal, porque a nadie le educan para ser un personaje público. A no ser que seas de la realeza. Pero intento ser feliz y hacer las cosas que me salen del corazón y del instinto. Eso sin hacer daño a nadie, evidentemente. 

¿Esa visceralidad le llevó al lío de  las orgías de 'FoQ' en las redes? Yo a este asunto no quiero darle muchas vueltas, porque suceden cosas mucho más importantes que no son trending topic. Pero yo soy así  y prefiero cagarla... Aunque no sé que hay de malo en ello. No sé qué se pensaba la gente que hacíamos ahí con 17 años. Lo que sí me impactó muchísimo es que todos los comentarios negativos que recibía por las redes venían de la mujer. 

¿Eso le molestó? Me puso triste, porque a mí el sexo me parece maravilloso y no sé por qué tengo que avergonzarme o arrepentirme de haber hecho algo  que es bonito [ríe]. Además, lo conté desde el amor más absoluto y esa inocencia que vivimos en 'FoQ'. No debería ser nada trascendental.

En el blog que tenía también compartía recetas. ¿Es cocinitas? Ese blog lo dejé porque a mí me gusta involucrarme al 100% y no tenía energía para todo. Pero sí, me gusta cocinar. Y comer más todavía. Creo que cocino para comer. 

¿Se ve en 'Masterchef celebrity'? ¡Uf! Yo tengo mis recetas que funcionan y disfruto haciéndolas, pero no sé yo... Aunque vengo de una familia muy humilde, pero mi abuela me decía: «Si tienes 10, 8 gástatelos en comida. Es la mejor inversión». 

Tras la serie, le espera un proyecto de película con Julio Medem.Estoy muy emocionada. Además, Julio es increíble. Y fue él quien me llamó para ofrecerme el papel. Me dio el guion y le dije: «¡Sí,  por favor!». En el 2017 mi carrera ha dado un giro. Está siendo un año completito. Mis amigos actores pasan por momento difíciles y lo único que puedo hacer es dar gracias a la vida por darme la oportunidad de vivir todo lo que estoy viviendo y por poder hacer personajes tan increíbles.

0 Comentarios
cargando