Ir a contenido

durante una semana

La cafetería de 'Twin Peaks' abre en Barcelona

Movistar+ monta el icónico RR Diner de la serie de David Lynch en plena plaza de Catalunya

Marisa de Dios

La reproducción del RR Diner de Twin Peaks en la tienda Movistar de Barcelona. 

La reproducción del RR Diner de Twin Peaks en la tienda Movistar de Barcelona.  / JOAN CORTADELLAS

Muchos clientes que entraban este lunes por la mañana en el Mobile World Centre de Barcelona, la tienda de Movistar de la plaza de Catalunya con el Portal de l'Àngel, sentían una melodía familiar nada más pisar el local. La inquietante sintonía de 'Twin Peaks', con la que el compositor Angelo Badalamenti conseguía erizar la piel de los telespectadores con solo escuchar las primeras notas, sonaba insistentemente en el establecimiento. Un extraño cartel, teniendo en cuenta que estamos en un local de telefonía y telecomunicaciones, daba la bienvenida a los visitantes: "Welcome to Twin Peaks. Population: 51.201".

Los fans de la mítica ficción creada por David Lynch empezaban entonces a atar cabos. Y más cuando miraban al frente y se topaban con una minirreproducción del RR Diner, la cafetería donde se reunían los personajes de 'Twin Peaks' para compartir impresiones. "¡Qué bien huele!", exclamaban unos curiosos que se habían sentido atraídos por el aroma de las famosas tartas de cereza que degustaban en cada capítulo los habitantes del boscoso pueblo en el que apareció el cadáver de la muerta más famosa de la televisiónLaura Palmer (Sheryl Lee).

TARTA DE CEREZA Y DONUTS

Durante esta semana, la céntrica tienda barcelonesa de Movistar acoge, hasta el sábado (de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas), una recreación del local en el que el meticuloso agente Cooper al que daba vida Kyle MacLachlan reponía fuerzas durante la enrevesada investigación del asesinato de la reina del baile del instituto. En él, los visitantes pueden probar gratuitamente un pedazo de tarta de cereza, donuts de azúcar o chocolate y una taza de café. Solo hay un requisito para poder hincar el diente: hacerse una foto y subirla a las redes sociales (Twitter o Instagram) con uno de los disfraces de 'Twin Peaks' que adornan el establecimiento para celebrar el regreso, 26 años después, de la serie que revolucionó la ficción televisiva en los años 90.

Rubén y Eric se fotografían con el peluquín y la gabardina del agente Cooper

JOAN CORTADELLAS

Rubén y Eric se fotografían con el peluquín y la gabardina del agente Cooper.

Es lo que han hecho Rubén, Eric y Raúl, tres amigos de 22, 23 y 18 años que, aprovechando un descanso entre clase y clase, se han ataviado con la peluca y la gabardina del agente Cooper, mientras hablan a la grabadora a la que el oficial del FBI le hacía todas sus confesiones. Ninguno de los tres ha visto 'Twin Peaks', aunque tienen previsto echarle un vistazo pronto: "Además, hemos hablado de la serie en clase de guion, porque somos estudiantes en una escuela de audiovisuales", comenta Eric mientras espera a que le sirvan un café. "Es que es una de las grandes series de referencia", añade Rubén, que ya tiene entre manos un donut.

EL UNIFORME DE SHELLY Y NORMA

Al otro lado de la barra, la solícita Xènia les atiende con un uniforme que recuerda al que lucían la sufrida Shelly (Mädchen Amick) y Norma (Peggy Lipton), la dueña del RR Diner original. "Tengo 18 años y tampoco he visto 'Twin Peaks', pero mis padres me han puesto al día", afirma la camarera, que tiene ya una nueva clienta, Noah, una israelí de 25 años de visita en Barcelona a la que le ha "impactado el tráiler de la serie" y que también ha optado por fotografiarse con la gabardina del agente Cooper. Y eso que al lado tenía un elegante vestido de fiesta blanco y con escote palabra de honor de Laura Palmer, junto a una peluca rubia y una tiara que completan el 'pack' de la fallecida.

El otro vestuario disponible en el local de Movistar es el de la extravagante mujer del leño interpretada por Catherine E. Coulson, con chaqueta de lana, peluca castaña con flequillo, gafas y, cómo no, el tronco que siempre portaba en la serie y que le daba enigmáticos mensajes. En otro rincón, los visitantes pueden adentrarse en la icónica habitación roja que cobijaba los delirantes sueños del agente Cooper, con personajes de lo más variopinto que le iban proporcionando pistas para su investigación. Un sofá negro y una cortina roja envuelven este escenario.

Las autores de las fotos más divertidas y originales con los disfraces de 'Twin Peaks' pueden llevarse un libro de la serie o entradas para una de las actividades del Sonar360º. Los demás, habrán podido volver 26 años atrás para convertirse por unos minutos en personajes de una de las ficciones televisivas que han dejado más huella y que acaba de regresar con una tercera temporada.

0 Comentarios
cargando