Ir a contenido

FICCIÓN EN INTERNET

Brays Efe: "De 'Paquita Salas' he aprendido que el éxito no está afuera, sino dentro de uno mismo"

El actor que protagoniza la 'webserie' de Flooxer intervino, el sábado, en la última jornada de Serielizados Fest

Olga Lerín

El actor Brays Efe, protagonista de la ’webserie’ ’Paquita Salas’, el sábado en Barcelona.

El actor Brays Efe, protagonista de la ’webserie’ ’Paquita Salas’, el sábado en Barcelona. / ALBERT BERTRAN

El actor Brays Efe (Las Palmas, 1988), protagonista de la 'webserie' 'Paquita Salas' (Flooxer), ha participado en la última jornada del Serielizados Fest, junto a los creadores de uno de los éxitos de la pasada temporada, Javier Calvo y Javier AmbrossiSigue asombrado de la repercusión de la que todavía disfruta la 'pequeña' ficción de la plataforma de Atresmedia. En cinco episodios de apenas 25 minutos, realizados "entre amigos" y con pocos recursos, el personaje al que Efe da vida -una representante de actores peculiar- se ha metido al público en el bolsillo.    

Solo se han emitido cinco capítulos de 'Paquita Salas', pero una actriz de Hollywood ya se ha puesto en contacto con ustedes para hacer un 'remake' en EEUU. ¿Quién le gustaría que diera vida a su personaje? ¡Buf! Me acabo de enterar... Es complicado, porque mucha gente lo podría hacer, pero me cuesta imaginar a alguien. Creo que tendría que ser Jonah Hill, porque a lo mejor yo me quiero parecer a él [ríe]. Y si fuera una mujer de 50 años, lo harían increíble Lily Tomlin o Jane Fonda, que ahora están juntas en una serie.

¿En algún momento se imaginó que su trabajo en la serie llegaría hasta aquí? Jamás; nunca pensé en el éxito que ha tenido ni que la serie iba a estar nominada en unos premios [ha logrado tres Premios Feroz, otorgados por la crítica]. Cuando leí los guiones me encantaron y pensé que habría gente que se reiría con ellos, pero nunca que iba a haber esa reacción.

¿El formato de 'webserie' es uno de los caminos a seguir por la ficción televisiva? Lo próximo que tiene que pasar es que pierda el prefijo de 'web', porque las series ya se ven en internet, incluso las que se hacen para televisión. Nadie llama 'webserie' a 'Orange is the new black' o 'House of cards' y se hacen para una plataforma digital. No sé si la 'webserie' es el camino, pero las plataformas digitales son ya el presente y no el futuro. Toda la gente que conozco tiene HBO, Netflix o Movistar, y no enciende la tele para ver qué están poniendo cuando llega la hora de cenar. Se pone lo que le apetece ver. Parte del éxito de 'Paquita Salas' es que la puedes ver como, cuando y donde quieras. 

ALBERT BERTRAN

Brays Efe, junto a los creadores de 'Paquita Salas', Javier Ambrossi y Javier Calvo.

¿Para cuándo la segunda temporada? Siempre digo lo mismo: es un tema complicado, porque yo no tengo potestad para explicarlo, pero las personas implicadas en la serie estamos muy contentos y muy agradecidos, y todos queremos hacerla. Y si queremos hacerla, se va a hacer. Cuándo, cómo y dónde se tiene que ver y se está hablando.

¿Cómo le gustaría que siguiese su personaje? Ha gustado tanto, que todo el mundo opina, y siento que se tiende a pensar en cosas muy grandes, como cambiarlo mucho. Pero debería seguir la línea de la primera temporada. Todavía nos queda mucho por conocer del personaje. Yo haría una historia sencilla.

¿Físicamente tienen a alguien real en quien inspirarse para esos nuevos episodios? No, pero siempre decimos que en 'The good wife' la protagonista cada temporada tiene un cabello distinto. Y una de las opciones es un pelo cortito, muy rojo, pero todavía no está cerrado. Hacemos la broma de que la inspiración podría ser Pilar Rahola [ríe].

¿Usted ya tiene representante? ¿Le exige que sea un actor 360º, como pide Paquita a sus clientes? Sí tengo, pero no, es solo una exigencia de Paquita, que no es tan importante en realidad. Es genial que un actor sepa hacerlo todo, pero no es una exigencia de los representantes.

¿Y es tan petarda como Paquita? No, es difícil ser más petarda que Paquita. Tiene muchas historias de muchos representantes unidos. No hay ninguno tan extremo como ella.

Dicen que sufrió un poquito en esa transformación física que realizó... Sufrir es exagerado, aunque la transformación era exigente. Nunca me afeito y eso de hacerlo todos los días… Hubo una parte de dolor, porque la piel se resiente, y el último día lloraba porque me dolía... Y la depilación también fue un trance curioso. Pero lo hice encantado, porque le iba a aportar mucho al personaje. Es cierto que esos días no era yo: me despertaba por la mañana y si no me había desmaquillado bien e iba peinado como Paquita, con el ojo medio mapache, pálido y afeitado, me preguntaba: "Y esta persona, ¿quién es?"

"El primer día que me vi como Paquita dije: "¡Guau! ¡Qué trabajazo! Tengo que hacerlo muy bien para estar a la altura de eso"

Se llevó un 'shock' el primer día que se vio en el espejo caracterizado. Sí. Fue una sensación fuerte. Dije: "¡Guau! ¡Qué trabajazo! Es un 'look' superpotente y tengo que hacerlo muy bien para estar a la altura de eso".

¿Por qué no quiso utilizar peluca? Le hubiera dado algo como de mentira. Hubiera quedado como una 'drag'. Y estoy muy orgulloso de cómo se ve el pelo en la serie, porque le da mucha verdad al personaje. Por ejemplo, en una escena con viento se me ve la raíz. Tienes que ayudar al espectador a que se crea que es una mujer de 50 años. Y una peluca hubiera ido a la contra.

¿Pretendían parecerse a alguien en concreto? Del 'look' sí que se buscaron parecidos, como el pelo de Terelu [Campos]. Fuimos al peluquero con una foto de ella para que hiciera las mechas lo más parecido posible. Pero a nivel de personalidad, tuve la suerte de que es un guion que está fenomenalmente escrito, con un personaje muy bien dibujado en el papel, y no tuve que llenarlo con nada más que con hacer que lo que estaba escrito fuera verdad. Obviamente, hay inspiraciones de actores y actrices que me gustan, como la cómica Joan Rivers. Y sí que hay gestos inevitables de mi madre y de mi abuelo. Algo involuntario, como un gesto que hago con la lengua cuando hablo por teléfono. Pero es una cosa muy genérica.

ATRESMEDIA

Brays Efe, junto a Belén Cuesta, en la 'webserie' 'Paquita Salas'.

¿Qué le debe 'Paquita Salas' a 'Gran hermano'? Habíamos quedado en casa de uno de los 'Javis' para comer un cocido. Es un programa que nos reúne en el salón de casa con los amigos. Lo íbamos a ver para inspirarnos. Nos gusta mucho el mundo del 'reality', porque ahí ves una cosa que le falta a las series, que es la verdad. Ves a gente de verdad, a alguien que llora o se enfada y dices: "¿Por qué no se enfadan así en las series?". Y lo envidio, porque la ficción a veces se va muy hacia la mentira, demasiado.

Pero en esos programas también hay mucho guion, ¿no cree? Hay guion, pero no significa que las emociones sean mentira. Cuando alguien llora, lo hace de verdad y no como se hace en las series. Esa forma de realidad me inspira.

¿Qué ha aprendido de Paquita? Lo que ha aprendido ella: que el éxito no es lo que tú piensas, sino que está en otro sitio; no donde dicen los demás, afuera, sino dentro de uno mismo.

¿Tiene miedo a que le caigan papeles del tipo de Paquita? Si me ofrecieran solo señoras, me pondría en una situación muy difícil. Creo que no va a pasar. Espero hacerla mucho tiempo, eso sí. Dudo de que me encasillen y ya me ocuparé yo de que no sea así. Sí que he notado que me han llamado para hacer más cosas gracias a ella.

Y también para que Paquita se vaya de bolos... Sí, pero nunca en una ficción, sino en programas, entrevistas, para que haga de presentadora de concursos, galas... Y siempre hemos dicho que no, porque es malo para el personaje. Tiene su ficción y vive allí con un guion. No puedes entrevistar a Paquita. Sería como desubicarla. Si lo piensas un segundo, ves que no tiene sentido.

"Puede sonar raro, pero siento que el 'bullying' me ha hecho la persona que soy. Es lo que hay"

¿Cómo una persona maleducada, grosera y poco agraciada puede gustar tanto a la gente? Es un personaje muy complejo y contradictorio, como todas las personas, y muy complicado. Y me gusta que la gente le haya cogido tanto cariño. Los 'Javis' tienen una capacidad muy grande para hacer personajes con un gran corazón. Y Paquita tiene una cosa que gusta mucho: se atreve, dice lo que piensa… Hay veces que desearías ser Paquita Salas y te callas por educación o por no montar un escándalo, pero Paquita lo haría. Y es liberador verlo en un personaje.

Sin caracterización, ¿la gente le reconoce? Algunos sí, porque han visto la serie, y te dicen cosas bonitas. Notas que es cariño de verdad. Pero me ha pasado una cosa muy curiosa y es que, a veces, me han reconocido solo por la voz. En un paso de peatones estaba hablando por teléfono y una persona se giró y me dijo: "¿Eres…?" Y otra tuiteó que había oído por la calle hablar a Paquita Salas. Me encantó.

¿De dónde le viene el oficio? Yo no me planteaba ser actor. Estudié Comunicación Audiovisual y siempre me ha gustado mucho el cine y escribir, pero nunca me había planteado actuar. Es una oportunidad que surgió en un momento. Y soy un persona muy abierta a probar cosas... Pero he descubierto que me gusta mucho y aprendo un montón. Y, encima, me ha venido Paquita...

Usted ha sido víctima de acoso. Sí, en el colegio y el instituto. Soy una persona muy divertida en la vida y me gusta mucho reírme de mí mismo. Y me tomo con ligereza lo importante. El humor es eso: ser capaz de reírte de todo, hasta de lo peor. Haber sufrido 'bullying' ha hecho que desarrolle la personalidad y un modo de enfrentarme al punto de vista sobre mí mismo, que el humor también es eso.

¿Le duele todavía hablar de ello? No. Puede sonar raro, pero siento que me ha hecho la persona que soy hoy. Es lo que hay. Como consecuencia de ello, soy así; ahora mismo soy una persona feliz. Me gusta mi vida y las cosas que hago, con mis problemillas, como todo el mundo, pero me gusto. Todo lo que me ha pasado me ha llevado hasta aquí.

¿Qué le diría a alguien que está pasando por esa situación? Que, aunque a veces es difícill verlo, no se rinda. Al final, todo sale bien, de verdad, y que no pierda la esperanza, que luche, que pida ayuda y hable con la gente. Que se sale adelante y que la vida es maravillosa. Es importante que se hable de ello, para que la gente sepa que esto ocurre y que se acaba también.