El PP claudica y acepta que el presidente de RTVE se elija por mayoría reforzada

Los populares apoyan el texto presentado por el PSOE, que supone volver al modelo instaurado por Zapatero

Por primera vez en esta legislatura una proposición de ley sale con el apoyo de todos los grupos parlamentarios

Imagen del Pirulí de RTVE en la calle O’Donnell de Madrid.

Imagen del Pirulí de RTVE en la calle O’Donnell de Madrid. / REUTERS / PAUL HANNA

3
Se lee en minutos
PILAR SANTOS / MADRID

Ante el riesgo de quedarse solo y ver cómo la oposición consigue cambiar el modelo de RTVE, el PP decidió este martes claudicar y apoyar la propuesta del PSOE para que el presidente de la corporación deba ser elegido con mayoría reforzada (233 diputados del Congreso) y no con mayoría absoluta (176). Esto supondrá volver al modelo instaurado por José Luis Rodríguez Zapatero que Mariano Rajoy se cargó al llegar a la Moncloa. El líder del PP cambió hace seis años la ley para que, si no había consenso entre los grupos, el Ejecutivo pudiera colocar al frente de RTVE a quien considerara oportuno solo contando con la mayoría absoluta de la Cámara. Y así lo hizo Rajoy, que en la anterior legislatura tenía 186 escaños. Esta es la primera vez que una proposición de ley sale con el respaldo de todos los grupos parlamentarios del Congreso.

Desde el PSOE, que presentó la iniciativa, hasta el PNV, pasando por Podemos Ciudadanos, defendieron la necesidad de volver al sistema implantado por Zapatero por diferentes razones y algunos con matices. El parlamentario socialista que defendió la proposición, José Miguel Camacho, se quejó del "desplome de audiencias y de credibilidad" de RTVE, a la que ve como "un apéndice publicitario del Gobierno". 

Guillermo Díaz, diputado del partido naranja, consideró que este asunto "es un ejemplo de las cosas buenas que conllevan la desaparición de las mayorías absolutas". "Los españoles no merecen una TVE que compare un día de sol radiante con el congreso del partido en el Gobierno", denunció en referencia a la entradilla que un presentador dio el fin de semana en el que el PP reelegía a Rajoy como líder de los conservadores.

Por Podemos habló Noelia Vera, que acusó al PP de haber ejecutado "purgas " en RTVE en los últimos años y haber puesto al mando "a colegas que venían de destrozar audiencias en otros medios públicos". "Vamos a apoyar la propuesta del PSOE porque no queremos bloquear nada, aunque creemos que se queda coja y que hay que ir un poquito más allá: tiene que haber mecanismo de desbloqueo y el presidente tiene que presentarse por concurso público", reclamó Vera.

Joan Capdevila, de ERC, defendió su voto a favor "al amparo del principio del mal menor", con la esperanza de que cuando se tramite haya "un verdadero ánimo de pluralidad". Y Joseba Andoni Agirretxea, del PNV, pidió ir más allá de la propuesta socialista y reducir el número de consejeros, aunque también respaldó la iniciativa "por la dictadura de control" instaurada en los últimos años.

LA MARCHA ATRÁS DEL PP

Noticias relacionadas

El diputado popular Ramón Moreno justificó el cambio modelo de Rajoy, en 2012, porque había una "necesidad urgente" de poner a un presidente ya que habían caducado los mandatos de varios consejeros y era imposbile consensuar un nombre con la oposición. Ahora calificó de "deseable y positivo" volver a la mayoría por dos tercios aunque advirtió de que, si se "convierte en un arma arrojadiza de desgaste del Gobierno", todos los grupos habrán "perdido el tiempo miserablemente".

LOS DETALLES DE LA PROPOSICIÓN

En el texto registrado por los socialistas, se reafirma que los 12 miembros del Consejo deben ser elegidos por las Cortes Generales (ocho por el Congreso y cuatro por el Senado) "entre personas de reconocida cualificación y experiencia profesional". Además, señala que dos de los seleccionados por la Cámara Baja deberán ser propuestos por los dos sindicatos más representativos a nivel estatal con implantación en la corporación. "Los candidatos propuestos deberán comparecer previamente en audiencia pública en el Congreso y el Senado, en la forma que reglamentariamente se determine, con el fin de que ambas Cámaras puedan informarse de su idoneidad para el cargo", ratifica el texto propuesta por el PSOE. En cuanto a la elección del presidente de RTVE, los socialistas precisan que será una designación del Congreso y que será uno de los "12 consejeros electos" y el candidato necesitará el apoyo de dos tercios de la Cámara.