Ir a contenido

el autobús del respeto

'El intermedio': una ruta de 1.300 kilómetros a favor de la comunidad transexual

Gonzo ha recorrido Madrid, Valencia, Barcelona y Zaragoza en respuesta a la caravana transfóbica de Hazte Oír

Marisa de Dios

El autobús de la libertad de El intermedio. 

El autobús de la libertad de El intermedio.  / GLOBOMEDIA

"En 'El intermedio' llevamos más de una década combinando actualidad y humor. Pero a veces la actualidad nos lleva a ir un paso más allá. Hay casos en que no podemos limitarnos a contar las noticias, sino que también tenemos que tomar partido. Nos posicionamos contra la injusticia, el totalitarismo y el abuso contra el débil".

Así abrió este lunes el Gran Wyoming su programa de La Sexta mientras que, junto a Dani Mateo, cortaba una simbólica cinta multicolor para dar por inaugurada 'la semana trans' de 'El intermedio', en la que el 'show' de Globomedia se proponía contratacar a la caravana transfóbica de Hazte Oír.

¿Su método? Otro autobús, bautizado en este caso como "del respeto" y "de la libertad", con un lema que ha tirado, como no podía ser de otra forma, del sarcasmo que caracteriza a Wyoming y los suyos. "Esto es un pene. Esto es una vulva", se podía leer en el vehículo, junto a unos dibujos de los aparatos reproductores femenino y masculino. "¿Y esto qué es?", rezaba sobre la foto de Wyoming. "La identidad de género no se elige. Que no la elijan otros por ti", finalizaba el eslogan.

Carmen Aguilera, directora de 'El intermedio', confiesa que nada más saber de la campaña de Hazte Oír supieron que tenían que contestar. "Es un tema que nos concierne mucho porque están estigmatizando a personas a las que nos sentimos muy cercanas", explica, ya que hace dos años ya habían abordado el caso de menores transexuales. Tampoco es la primera vez que 'El intermedio' promueve una iniciativa de este tipo. Ya lo hicieron en el 2011 con la 'caravana de palomos' organizada para contrarrestar unas declaraciones del alcalde de Badajoz en contra del colectivo gay. 

ESCALA EN CUATRO CIUDADES

MadridValenciaBarcelona y Zaragoza han sido las ciudades que han recibido durante esta semana al autobús de 'El intermedio'. En total, más de 1.300 kilómetros recorridos por uno de sus reporteros, Gonzo, que, siete días después de lanzarse a la carretera, considera que el programa ha alcanzado su objetivo.

"Nuestra intención era dar a conocer historias que ayudaran a entender el día a día de las personas transexuales, sus dificultades, así como mostrar la diferencia entre lo que era vivir la transexualidad en una época como los años 80 o 90, donde el rechazo era prácticamente total por parte de la sociedad, a cómo se vive ahora, donde el apoyo es mucho mayor. Y lo hemos hecho", explica.

El reportero nos ha mostrado casos como el de Martina Gual, una joven de 25 años que, desde Valencia, denunciaba que "con todo lo que se ha avanzado en normativa social, a día de hoy un transexual tenga que desnudarse para poder renovarse el DNI". O el de Rüdiger, en Zaragoza, un chaval de 10 años que recordaba junto a su madre que cuando le ponían ropa de niña "sentía ansiedad" y se la intentaba arrancar. "Todos sabíamos que el colectivo 'trans' está ahí, pero ponerles nombres y apellidos humaniza el tema", considera Aguilera.

RECIBIDO POR LOS ALCALDES

"La acogida en las diferentes ciudades ha sido estupenda. Nos enviaban mensajes de Bilbao, Sevilla o Canarias para ver cuándo nos pasábamos por allí", afirma Gonzo, que también fue recibido por los alcaldes de Valencia, Joan Ribó; Barcelona, Ada Colau, y Zaragoza, Pedro Santisteve.

Tanto el reportero como la directora coinciden en que a Hazte Oír "les ha salido el tiro por la culata" ya que, como ironizó Wyoming en el programa: "Arsuaga [el presidente de Hazte Oír] ha hecho más por la visibilidad de los 'trans' en una semana que 'Priscilla, reina del desierto'". "La gente ha entendido muy bien cuál de los dos mensajes era el más defendible", agrega Aguilera. Dos mensajes que quedaron contrapuestos cuando ambos vehículos coincidieron el pasado 3 de marzo en la madrileña plaza de la Cibeles.

Ante algunas críticas recibidas amonestándoles por haber hecho una campaña de publicidad gratuita a una organización ultracatólica como Hazte Oír, Gonzo alude a la razón de ser del periodismo. "¿Hay gente que puede decir lo que le dé la gana y hay que callar para no darles bola? Entonces el periodismo no existiría". Aguilera va más allá: "Han perdido el apoyo de mucha gente cercana a ellos. Y puede dejar de ser considerada una entidad de interés público, y quedarse sin las exenciones fiscales que eso conlleva".

Este jueves, 'El intermedio' puso punto final a su 'semana trans', aunque con la promesa de que volverían a salir a la carretera "si fuera necesario". Gonzo ha hecho estos días muchos kilómetros, pero en la defensa del colectivo LGTBI todavía queda camino por recorrer.

0 Comentarios
cargando