Ir a contenido

NUEVO FORMATO

TV-3 invita a 'El sopar' de Roger de Gràcia

El espacio muestra charlas de sobremesa entre cuatro personajes conocidos, con el presentador ejerciendo de anfitrión, en el que se tratan temas universales como tener hijos, el amor y el poder

Inés Álvarez

David Verdaguer, Miki Esparbé, Aina Clotet y Nausicaa Bonnin, con Roger de Gràcia, en el programa El sopar.

David Verdaguer, Miki Esparbé, Aina Clotet y Nausicaa Bonnin, con Roger de Gràcia, en el programa El sopar.

Cinco amigos conversan alrededor de una mesa después de cenar. Algo de los más cotidiano si no fuera porque el anfitrión es Roger de Gràcia; los invitados, personajes muy conocidos, y la charla tiene las cámaras de TV-3 como testigo. Y esas tertulias de sobremesa que versan sobre un tema universal, como pueden ser tener hijos, tener amor o tener éxito, son las que recoge el programa  'El sopar', que estrena TV-3 el jueves, 19, a las 22.35 horas. El espacio surge de otro anterior, 'No serà fàcil', también presentado por De Gràcia, que mostraba, en uno de sus capítulos, una conversación entre manteles que no tenía desperdicio.

En los 13 capítulos de que consta 'El sopar' se sucederán las 12 charlas (uno será de resumen) de las cuatro personas a las que recibe el anfitrión -es decir, De Gràcia-, en un piso del Eixample. Y entre estos ''amics, coneguts i saludats' - como, citando a Josep Pla, los definió Jaume Peral, director de TVC en la presentación que tuvo lugar el martes en una sala contigua al lugar donde se graba-, se encuentran Berto Romero, Ferran Adrià, Joel Joan, Òscar Camps, Toni Clapés, Lloll Bertran, Aïna Clotet y Rosa Maria Calaf, y así hasta sumar 48.

OLVIDAR LAS CÁMARAS

Asimismo, los temas sobre los que empiezan conversando y con los que acaban riendo, reflexionando o contando confidencias (a falta de grabar cuatro, aún no ha habido discusiones acaloradas, solo diferencias de opiniones) son, además de los citados: tener compromiso, tener sueño, tener pueblo, tener amigos, tener distancia, tener buenos hábitos, tener vocación, tener puente aéreo y tener poder. "A veces, el clima es tan agradable que  pierden las cámaras de vista y no se dan cuenta de que están explicando algo muy personal", detalló Núria Castejon, directora del programa. Y como ejemplo citó, porque lo había dicho él mismo en su programa de RAC1, a Toni Clapés, quien estaba preocupado por haber dicho que era "un zombi". 

"Es un programa extrañísimo", reconoce Roger de Gràcia. "No depende exclusivamente de un guion, sino de la química que haya entre los invitados", indicó, a la vez que resaltó la labor de 'casting' como "un trabajo de orfebrería". Por su parte, confesó, tuvo que hacer un "máster en psicología grupal muy intenso". Asimismo, aunque él se encarga de que los contertulios no se desvíen demasiado del tema propuesto, hay subtemas. "Al hablar de amor aparece el tema de la muerte y en el del poder, la polítcia", aseguró.

SENTIDO DEL HUMOR

De Gràcia, por su parte, remarcó algo que aparece en todos los programas: el sentido del humor. "Algo que permite que se rían de sí mismos. El humor lo hace todo más fácil". Asimismo, como en cualquier cena, también el alcohol ayuda a desinhibirse, aunque, atendiendo a la regulación que prohíbe exhibir su consumo en televisión, solo se sirven vinos de baja graduación. Para finalizar, como buen anfitirón, el presentador lanzó un deseo: "Espero que los telespectadores se sienta uno más de esos invitados". 

0 Comentarios
cargando