Ir a contenido

NUEVOS CAPíTULOS

Jesús Calleja vuelve a alzar el vuelo en Cuatro

La segunda temporada 'Volando voy' presenta como novedad la misión de llevar nuevas tecnologías a los lugares visitados

El aventurero leonés obtiene desde su helicóptero espectaculares imágenes de zonas como la bahía Fornells y el delta del Ebro

Inés Álvarez

El aventurero Jesús Calleja, con su helicóptero, en Volando voy (Cuatro).

El aventurero Jesús Calleja, con su helicóptero, en Volando voy (Cuatro). / MEDIASET

Con tecnologías de última generación y la misión de dejar una huella positiva a su paso. Así se presenta la segunda temporada del programa de Jesús Calleja ‘Volando voy’, espacio en el que, a bordo de su helicóptero Robinson 44, el aventurero leonés sobrevuela paisajes inalcanzables de España, captando espectaculares imágenes de la zona visitada, que luego mostrará, como el 'foraster' de TV-3,  a sus habitantes. En el primer capítulo de esta segunda entrega, que Cuatro estrena el miércoles, 11 (22.40), el intrépido artífice de ‘Planeta Calleja visita la bahía de Fornells (Menorca), Doñana (Huelva/Sevilla); el delta del Ebro (Tarragona), el bosque de Muniellos (Asturias), el desierto de Tabernas (Almería), la Ribeira Sacra (Orense/ Lugo) ), y la sierra de la Culebra (Zamora).

Vídeo promocional de la segunda temporada del programa de Jesús Calleja Volando voy (Cuatro). / CUATRO

Como en la primera temporada, el programa se caracteriza por servirse de las últimas tecnologías para hacerse con esas bellísimas imágenes que muestra y acceder a lugares de difícil acceso en los que no se suele grabar, aunque en estos nuevos siete capítulos se ha querido ir más allá. El Street View y las imágenes 3-D ya forman parte del pasado; para el presente, el equipo ha buscado tecnologías traídas del futuro. “Las que aún están llegando a nuestro país, como drones utilizados por los militares, que son los más evolucionados; impresoras 3D, y realidad virtual avanzada”, se enorgullece Calleja.

LA MISIÓN, UN PLUS

Pero, además, esta vez se le ha querido dar un plus a 'Volando voy': el de cumplir una misión que facilite y mejore la vida de las personas que habitan esos lugares. Para ello, ha puesto a su disposición los más modernos avances tecnológicos y científicos. Así, en Fornells, el programa intentará contribuir a preservar la langosta con unos colectores que arrojan al mar larvas; en Doñana, a conservar el caballo marismeño con un banco de semen, y en el delta del Ebro, a salvar su ecosistema del peligro de extinción.

MEDIASET

Imagen de Jesús Calleja en la bahía de Fornells (Menorca), en el programa de Cuatro 'Volando voy'.

Asimismo, en Muniellos, enseñará a los vecinos de la zona a convertirse en expertos en redes sociales para mostrar su riqueza al mundo; en Tabernas, les ayudará a sacar aún más provecho de sus 3.000 horas de sol anuales; en la Ribeira Sacra construirá un camino para facilitar el acceso a los trabajadores de las vides cultivadas en fuertes pendientes, y en Sierra de la Culebra grabará un vídeo de 360 grados para dar a conocer el lugar.

PRIMER ÉXITO

Los esfuerzos del programa ya han empezado a dar sus frutosEs el caso del delta del Ebro. “Hay una regresión clarísima del delta, un hundimento en la subsidencia y, con el cambio climático, está subiendo el mar”, relata Calleja, que advierte del peligro que corre de desaparicidón en tan solo 50 años. Ayudados por la tecnología más sofisticada, “ópticas muy especiales que son capaces de filmar sedimentos dentro del agua, de captar las partículas más pequeñas” y tras ponserse en contacto con científicos que trabajan en un programa para facilitar la reinserción de sedimentos, el pasado mes de junio, al mostrar las primeras imágenes del programa a los vecinos, ya pudieron anunciarles que el proyecto estaba funcionando.

Y es que ese es otro ingrediente del éxito de 'Volando voy': el de la 'premier'. La empatía que muestra el aventurero con los habitantes del lugar se hace evidente en el visionado de una selección de las imágenes grabadas, celebrado en algún lugar del pueblo, al que están todos invitados. “Es un homenaje. Nos dan tanto, que queríamos agradecérselo con una fiesta en la que se mostraran los momentos más emocionantes y divertidos”, explica Calleja. No obstante, niega cualquier parecido con 'El foraster' de TV-3: “Quizá lo que podamos tener en común es que nos volcamos con la gente de los pueblos. Y el humor,  que para mí es el desengrasante de la vida”, confiesa.

0 Comentarios
cargando