Ir a contenido

ENTREVISTA

"'La Marató' se ha hecho muy grande y hemos ido aprendiendo con ella"

Ramon Pellicer y Helena Garcia Melero explican cómo afrontan el reto de presentar, en TV-3, 15 horas de directo

Olga Lerín

Ramon Pellicer y Helena Garcia Melero, presentadores de La Marató del 2016. 

Ramon Pellicer y Helena Garcia Melero, presentadores de La Marató del 2016.  / ALBERT BERTRAN

Tras 24 ediciones ininterrumpidas de 'La Marató', la nómina de rostros famosos de TVC que todavía no han tomado las riendas de esa gran cita televisiva va decreciendo. Una cifra como la de este año merecía también una persona señalada. Y ese es Ramon Pellicer. El editor y presentador del 'TN cap de setmana' atesora en su cuenta personal siete ediciones. Junto a él estará Helena Garcia Melero ('Divendres'), que se hizo cargo de la entrega del 2005.

Con ese número de apariciones en 'La Marató', usted tenía que estar sí o sí en las bodas de plata. Ramon Pellicer: Tanto podría estar yo como decir: "Este no, que ya las ha hecho casi todas". Es una fecha chula para recordar y creo que a todo el mundo le hace ilusión poder participar en un momento tan significativo.

¿Ha fallado en alguna ocasión? R.: Durante los años que estuve en TVE [cuatro] no colaboré en todas. Pero el resto, siempre lo he hecho de una manera u otra, haciendo acrobacias aéreas con una avioneta, en un partido de fútbol… 

¿Y qué da más vértigo: las piruetas en el aire o aguantar ante las cámaras 15 horas? R.: Mucho más la avioneta. No sé si lo repetiría.
Helena G. Melero: Yo le reservo a Ramon todas las actividades de riesgo de 'La Marató' [bromea].

ELISENDA PONS

Ramon Pellicer y Joan Manuel Serrat, en 'La Marató' del 2004. 

Para usted, Helena, ¿qué representa esta edición? H.: Una ilusión grande y una sorpresa, porque no me lo imaginaba cuando me lo comentaron. Es más que un espacio de tele, es el programa emblemático de la casa, un proyecto en el que participa toda Catalunya. Yo me pongo al servicio de 'La Marató' con muchas ganas y también con un punto de canguelo, porque son muchas horas.

En su caso es, además, una cifra especial por doble motivo. H.: Sí. Hace 25 años que entré en TVC y poco me podía imaginar entonces que 25 años después seguiría aquí. Cuando empecé tenía 23 años y era una aventura. Al volver de vacaciones, después de los JJOO, se empezaba a hablar de que se estaba preparando un programa muy especial y largo, en plan 'telemaratón', pero no sabíamos qué quería decir eso. En aquel espacio canté 'Yellow submarine' con Julieta Serrano, Jaume Figueras... Entonces duraba seis horas y ahora ya son 15. 'La Marató' se ha hecho muy grande y todos hemos ido aprendiendo con ella. He participado en todas. 

Helena Garcia Melero

PERIODISTA

"Al día siguiente de mi primera 'Marató', me hicieron una entrevista y no pude parar de llorar"

Ustedes no habían trabajado antes juntos. H.: Cierto. Y me apoyaré mucho en Ramon y en su experiencia. Me da mucha tranquilidad. Recuerdo perfectamente la primera 'Marató' que hizo él en solitario, en el 2004, sobre el cáncer. Me lo miraba pensando: "¡Cómo está aguantando esto!”.

Ahora tiene la oportunidad de pedirle algún consejo. H.: Se los pedí cuando entré en TV-3, porque yo iba a hacer el 'TN migdia' y él estuvo allí durante todo el relevo. Yo aterrizaba en esta casa, que me venía muy grande, y me ayudó mucho. En 'La Marató' que hice no estuve pendiente del minuto a minuto, porque ese día no es que todo pase rápido, es que desaparece. Cuando acabé, me quedó una sensación de haberme vaciado toda y tuve un bajón emocional. Yo soy de vivir el momento a tope y corro el riesgo de explotar. Al día siguiente me estaban haciendo una entrevista en 'TVist' y no pude parar de llorar. Tuvieron que cortar... R.: Es la tensión de las horas acumuladas: has de tener muy claro qué explicas, es material muy sensible y no puedes cometer errores. H.: Mi preocupación, que es una obsesión que tengo en mi trabajo diario, es encontrar el tono. 'La Marató' tiene un tono y, a la vez, muchos, con momentos de mucha seriedad y otros de mucha diversión. En poco tiempo pasas de una emoción a otra. Aquí es donde Ramon me ayudará. R.: Y ella lo hará con el registro, porque Helena sabe encontrar el adecuado. El mío, al ser de informativos, está muy marcado y me tengo que liberar un poco, porque me mantiene encorsetado.

¿El hecho de ser dos en la presentación facilita las cosas? R.: Sí, es una ventaja… 'La Marató' del 2004 era analógica, no digital, y estaba muy currada. No había prompter y te tenías que aprender las cosas, asimilarlas como una esponja y compartimentarlas. Durante 15 horas tenía la capacidad de concentración por bloques, de manera que una vez eliminabas uno, te olvidabas. Lanzabas materialmente las fichas y hacías un reset para entrar en el siguiente. H.: Yo me hice fichas a mano de todo, y no lo quiero volver a repetir. Me lo tomé como si fuera la selectividad y ahora que tenemos 'prompter' intentaré relajarme más.

A estas alturas, Ramon, sí que no va a necesitar consejos... R.: Nunca molestan, porque cada uno vive las experiencias según su manera de ser y siempre ayuda tener otros puntos de vista. No me caen los anillos por pedirlos. No sé si es porque me estoy haciendo mayor, pero me cuesta encarrilar bien las emociones: que en el minuto uno no estemos arriba de todo, sino que sea algo progresivo. 

TVC

Helena Garcia Melero, en una imagen de 'La Marató' del 2005.

A lo largo de todos estos años se han recaudado más de 151 millones de euros. ¿Es el mejor regalo para estas bodas de plata? R.: Sí, y dice mucho de la gente de este país y de su esfuerzo. Todo el mundo, por poco que pueda, quiere ser partícipe de una historia que le involucra y le importa. Y tenemos la suerte de decir que el dinero ha servido para algo. H.: A mí me emociona especialmente la llamada de esa persona que solo puede aportar 10 euros y que casi te pide disculpas.

La emisión en el horario de máxima audiencia coincide con un Barça-Espanyol de la Liga. R.: Sí, y nos hará la puñeta. Lo que pase en el terreno de juego para mí será el día que tendrá menor importancia. ¡La Marató¡ es un proyecto armónico que nace, evoluciona y se proyecta hacia el infinito. Me da rabia que el fútbol sea un ruido que pueda molestar.

Ramon Pellicer

Periodista

"Yo tengo un registro de informativos que está muy marcado y del que me tengo que liberar un poco"

¿Realmente un partido de 90 minutos puede perjudicarles? R.: TV-3 sufre directamente el tema del fútbol. Las plataformas digitales hasta hace poco pasaban inadvertidas, pero ha habido un boom de ofertas y ya son significativas. Cuando tienes las cifras de audiencia de un partido del Barça, ves que has perdido puntos y no has conseguido los niveles normales que harías en un día cualquiera. Si esto ya afecta a los 'TN', ¿cómo no va a afectar a 'La Marató', aunque sea todo un símbolo de TV-3?

A quienes opinan que 'La Marató' hace lo que correspondería a la Administración, ¿qué les dírían? R.: 'La Marató' es complementaria, no sustituye a nada. Y, sobre todo, es creadora de ejemplo. No tiene vocación de sustituir ni de ocupar ningún agujero por la dejadez de la Administración, sino que hace su curso. Y lo hace con un liderazgo brutal a nivel de todo el Estado. Otras teles han intentado realizar programas como este y en 25 años no han conseguido hacerle sombra. ¡Por algo será! H.: Los gobiernos tienen unos trabajos, y los proyectos solidarios de televisión, por su parte, tienen otra tarea y se pueden complementar en un momento dado. El proyecto de 'La Marató' es único y tiene un sentido por sí mismo.

Ramon, ¿podrá controlar esa caída de ojos que le caracteriza? R.: No, dejaremos que fluya. Si los ojos han de caer, los recogeremos del suelo. Si se tienen que mantener en su sitio, seguiremos el hilo.

0 Comentarios
cargando