Ir a contenido

EN LA SEXTA

Évole cede la palabra a los jóvenes

'Salvados' reflexiona sobre la adolescencia con estudiantes, profesores y padres

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Jordi Évole, junto a padres y profesores, en el programa de La Sexta Salvados.

Jordi Évole, junto a padres y profesores, en el programa de La Sexta Salvados. / ATRESMEDIA

“Un adolescente es un explorador reprimido: quiere descubrir el mundo pero tiene detrás a adultos acojonados”. Son palabras de Jaume Funes, psicólogo y educador que el domingo, 20, interviene en 'Salvados' (La Sexta, 21.30). El programa se propone hacer una reflexión sobre el mundo de la adolescencia.

Tras el viaje al Congo para denunciar los efectos devastadores de la extracción de coltán, Jordi Ëvole visita el instituto Numància, en Santa Coloma de Gramenet, para comprobar cómo se ve el mundo desde los ojos de nuestros hijos y si somos muy exigentes con ellos tanto desde la educación como en su propio entorno familiar.

Así, 'Salvados' asiste a una sesión de tutoría de un grupo de 4º de ESO, en la que chicos y chicas de 15 años debaten entre ellos sobre la educación que reciben, la presión que ejercen sobre ellos sus padres y profesores, su relación con los adultos y sus expectativas de futuro.

EL FUTURO

A preguntas de su tutor, los jóvenes opinan sobre la carga de deberes que soportan, los horarios que deben seguir para cumplir con las actividades extraescolares, cómo se imaginan a sí mismos a los 40 años y cómo han vivido la crisis económica. “Si veo que está todo el mundo parado y no hay trabajo, ¿cuál es mi motivación?”, se pregunta Nerea, una de las muchachas.

En el mismo instituto, Évole dialoga con Gabriel y Sergi, dos profesores del centro, y Àngels, Carmen y Rocío, madres de alumnos de 4º de ESO. En la charla se abordan temas como la sobreprotección de los hijos, si los padres de hoy tienen demasiada información, si intentamos que nuestros hijos consigan lo que nosotros no hemos podido lograr o si se ha perdido el respeto por los maestros. Según Rocío, se ha llegado "a un nivel de presión" que está siendo "perjudicial" para padres e hijos.

0 Comentarios
cargando