Ir a contenido

ENTREVISTA

Yolanda Ramos: "Cuando me llamaron de 'Tu cara me suena' me cagué encima"

La actriz y humorista catalana confiesa que Beatriz Luengo y Blas Cantó son quienes más le han "impresionado" del concurso de imitadores de Antena 3

JUAN CARLOS ROSADO / MADRID

La humorista Yolanda Ramos, que participa en el concurso de Antena 3 ’Tu cara me suena’.

La humorista Yolanda Ramos, que participa en el concurso de Antena 3 ’Tu cara me suena’. / ATRESMEDIA

La actriz y humorista catalana Yolanda Ramos ha entrado como un ciclón en 'Tu cara me suena', el concurso de imitadores famosos que emite Antena 3 los viernes a las 22.00 horas.

¿Cómo se produjo su entrada en 'Tu cara me suena'? Este era uno de los programas que me daba un poco de miedo que algún día me llamaran porque es difícil de hacer. Yo pensaba que habían llegado ya a la Sìlvia (Abril) y que, por el perfil, me iba a tocar a mi. Cuando me llamaron me cagué encima porque me da mucho respeto y sobre todo porque no canto. Ellos me dieron en el 'casting' mucha tranquilidad. Me puse enseguida a dar clases de canto y a prepararme.

¿Cuál es su punto fuerte? Ninguno. Supongo que imitar, pero tampoco imito bien. Lo que he hecho siempre es caricatura. Y aquí no puedes hacer caricatura de según qué cosas y cantantes. Es raro.

¿Tiene claro que con esos condicionantes no va a ganar? Ni me lo planteo: me da lo mismo ganar o no. No sé si es políticamente correcto decir esto, pero lo que sí quiero es ser muy digna. Es muy difícil que un perfil como el mío gane porque sería injusto. Esta edición es muy fuerte. La gente va a flipar con el nivel que hay.

¿Le da miedo el jurado? La verdad es que impone. Al principio hay mucho cachondeo, pero luego la cosa se pone seria.

"Yo prefiero imitar a los horterillas, a los que no cantan bien"

¿Qué compañero le ha sorprendido más? Beatriz Luengo y Blas Cantó me han impresionado.

¿Veremos alguna faceta nueva de Yolanda Ramos? No. Es un programa que se mueve en comedia. Quizás se me va a conocer más en el plano personal y se va a ver que me emociono a menudo, cosa que no sabía ni yo. También se descubrirá que canto. Muy mal, pero canto.

¿Quiere que le salga en el pulsador algún cantante en especial? Una siempre piensa en los clásicos que le gustan. Pero luego viene lo difícil, que es imitarlos. Por eso a la hora de la verdad casi prefiero los horterillas, los que no cantan bien.

¿Cómo lleva lo de cantar y bailar a la vez? Eso es terrible.

¿Y lo del idioma? No lo toco ya directamente. Pero no me importa cantar una canción en inglés, aunque no lo hablo. Es un reto.

¿Le atrae lo de imitar a hombres? Eso sí me gusta, lo de que me pongan bigote y  barba.

¿Le gustaría entonces imitar a José Luis Moreno? Pero si no canta… Ah, perdón, que sí que canta [ríe]. Gracias por recórdarmelo. Casi lo hago mejor que él.

"No sé por qué se le tiene tanto miedo a José Luis Moreno; así va el país"

¿Qué recuerdo le ha dejado su paso por 'Hable con ellas'? Nunca muerdas la mano de quien te da de comer. Me queda el recuerdo de una etapa buena, de buenos pagadores. Me respetaron mucho los problemas que tuve con José Luis Moreno. La prensa me pregunta con miedo por ese tema, pero es que en la televisión de los años 80 se hacían esas denuncias todos los días. La gente se iba de los platós porque no pagaba. No sé por qué se le tiene tanto miedo a José Luis Moreno. Así va el país.

¿Quién le protege? No sé. Lo de Moreno lo sabía todo el mundo y nadie se atrevía a decirlo en público. ¿Pero por qué? El que no debería atrever a ir a la televisión es él porque le debe a muchas personas. Vivimos en un país donde hay mucha gente que tenemos ganas de justicia y de apoyar las buenas causas. Yo saqué el tema de Moreno no por lo que me debía a mi, que era insignificante, sino por lo que debe a todo el mundo. Y que me denuncie… No me denunció nunca porque es verdad. La gente tiene hambre de justicia. A mi se me empezó a respetar como cómica cuando le dije aquello a Moreno.

¿Qué le pareció que Moreno volviera al programa como invitado después de aquella bronca? Como les había salido bien una vez, lo volvieron a llamar porque saben hacer televisión. Eso es lo que vi.

¿Y la bronca de Moreno con Sandra BarnedaPues más de lo mismo. Es que me da mucha risa todo esto. Es lo que hay. ¡Viva la justicia! El se atreve a ir… porque yo no iría ni loca. Pero es que están acostumbrados a que nadie les diga nada. Y como este hay muchos, empezando por los políticos. Como nadie se lo afea, pierden el pudor ante la injusticia. Y en este país hay ahora mucha hambre de justicia. Si tú vuelves a un sitio en el que te han dicho que te has portado mal…

¿Está viviendo uno de los mejores momentos de su carrera artística? Sí. Mi niña tenía cinco meses y yo llevaba dos años en paro con cero de dinero. Cogí a mi hija y me fui al teatro a Barcelona. A partir de ahí, surgió algo en mi interior que me decía que yo valía como actriz. Me pasó igual para encontrar novio. Me convencí de que lo podía tener y lo conseguí.

"Cuando nació mi hija, no teníamos dinero ni para comprar el biberón"

¿Hasta dónde llegaron sus estrecheces económicas? Cuando nació mi hija no teníamos dinero para comprar el biberón que no produce gases porque era más caro. Tenía que apañarme con el normal a costa de que mi niña tuviera gases. Eso le está pasando a mucha gente de este país. La gente me dice que me va muy bien, pero… Lo peor es que me puede volver a pasar. Ese miedo lo tenemos todos los españoles. Es terrible porque nos tiene acojonados. Estoy traumatizada por no saber qué va a ser de mi el año que viene. Yo puedo ahorrar, pero el que no puede… Ese miedo entristece y hace débil a un país. Mi padre me decía que no podía ser actriz porque es muy inestable. Ahora le digo: “Ves como te decía que no, que a la larga seríamos todos inestables”.

"Se me empezó a respetar como cómica cuando le dije aquello a Moreno"

¿En qué medida ha contribuido 'Hable con ellas' a relanzar su carrera? Bastante. Que te vean en la tele influye. 'Hable con ellas' le gustaba a los periodistas porque era una cosa políticamente incorrecta. Nos equivocábamos mucho y estaba vivo. A la gente le encanta eso de la improvisación. En 'Homo zapping' había guion, pero luego añadíamos muchas cosas.

¿Por qué cree que no hay ya programas satíricos y esperpénticos como 'Homo zapping'? Porque la realidad supera la ficción. Ya no hace gracia eso. Hemos visto a la infanta en un banquillo. A partir de ahí, no hay nada intocable para que se pueda hacer crítica. Es tan serio todo que ya no hace ni gracia. ¿Cómo voy a hacer yo algo que ha sido superado por la realidad? Se puede hacer crítica, pero no a través de la imitación. En Catalunya todavía se está haciendo con programas como Polonia y Crackovia, pero es difícil hacerlo para toda España.

¿Le gustaría trabajar en una serie? Sí, en una telecomedia. También me gustaría hacer un papel dramático, pero en cine. En serie no.

¿Televisión o teatro? Los dos. La tele da dinero y fama y el teatro da vidilla. Lo de la fama me encanta.